Canarias repartirá fruta a más de 44.000 escolares para luchar contra la obesidad

El programa se llevará a cabo en 169 colegios públicos del Archipiélago hasta final de curso

29.03.2016 | 10:24
Canarias repartirá fruta a más de 44.000 escolares para luchar contra la obesidad
Ricardo Redondas (i); José Díaz Flores; y Rafael Bailón, durante la presentación del programa

Un total de 44.314 menores de Canarias aprenderán durante este curso la importancia de comer frutas y verduras gracias a un plan puesto en marcha conjuntamente por las consejerías de Sanidad, Educación y Agricultura del Gobierno regional. Se repartirán 1,4 millones de raciones de estos productos entre los escolares de 169 centros educativos de todas las islas para fomentar el consumo de estos alimentos entre los más pequeños y reducir la alta tasa de obesidad infantil que tiene el Archipiélago.

Así lo expresó ayer el director general de Salud Pública, Ricardo Redondas, quien indicó que la obesidad ha adquirido en los últimos años unas dimensiones preocupantes en Canarias, que obligan a implicar a toda la sociedad contra este problema. Redondas expresó que tal y como ha sucedido con el tabaquismo, que ha visto reducida su incidencia debido a la concienciación de la sociedad, la obesidad es una enfermedad que debe atajarse implicando a todos los canarios.

Redondas señaló que "hoy en día en Canarias hay más población con sobrepeso y obesidad que en situación de normo peso". Además, este problema puede agravarse en el futuro porque, según Redondas, aproximadamente el 24% de los escolares tiene sobrepeso y casi el 20% está en situación de obesidad. "Si no intervenimos de forma radical como sociedad para abordar esta situación no vamos a ver una solución en los próximos años", afirmó.

El Plan de Frutas y Verduras que fue presentado ayer entregará a los escolares una porción de alguno de estos productos dos o tres veces a la semana a la hora del recreo. Entre los tipos de frutas que se distribuirán se encuentran plátanos, sandías, tomates, melones y albaricoques, entre otras de producción local.

Esta iniciativa lleva desarrollándose en Canarias desde 2009, pero a diferencia de años anteriores cuando el programa solo se aplicaba durante un mes, en esta edición se ha desarrollado una estrategia para distribuir estos productos hasta que acabe el curso.

El director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), José Díaz Flores, manifestó que con este programa se busca crear el hábito de consumir frutas y verduras entre los más pequeños. Para ello, además de entregar los alimentos para su consumo, la iniciativa se complementa con el desarrollo de varios talleres en los que se les enseñará a los menores la importancia de introducir estos alimentos en su dieta diaria. "A diferencia de otros años hemos elaborado unas medidas de acompañamiento de cara a fomentar los hábitos saludables que implica el consumo de frutas y verduras", apuntó Díaz Flores.

Con la realización de estos talleres, el alumnado irá incorporando conocimientos de las propiedades de cada fruta, su cultivo, producción y recolección, la importancia de consumo y su repercusión en la salud, con el fin de mejorar la predisposición a su consumo.
El director de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, Rafael Bailón, aseguró que también se dará una formación al profesorado para que fomenten el hábito entre los menores y además los padres también podrán participar a través de cursos online.

La iniciativa está promovida por la Unión Europea y este año la ha dotado al programa con una ayuda de 150 millones para todos los países de la comunidad. Canarias recibirá casi medio millón de euros de este fondo europeo para llevar a cabo el programa en los centros escolares del Archipiélago. "Las Islas al ser región ultraperiférica tenemos la ventaja de que Europa aporta el 90% del presupuesto de esta estrategia", aseguró Díaz Flores.

Entre los objetivos que pretende cumplir este programa está la promoción del consumo de los productos agrícolas locales, ya que todas las frutas y verduras que se distribuyan en los centros educativos de las Islas serán cultivados en el Archipiélago.

El plan va dirigido a centros públicos que imparten formación tanto en la etapa de Infantil como en Primaria y que pertenecen a la Red Canaria de Escuelas Promotoras de Salud. La elección de los colegios donde se llevará a cabo el programa se ha realizado teniendo en cuenta una serie de criterios. Entre ellas se encuentra el nivel socioeconómico de la mayoría de las familias del centro, "ya que con este programa se permite paliar estas carencias y ofrecer una ayuda complementaria en la alimentación de los pequeños". De los 44.314 menores que participarán en este programa, 7.580 son de Educación Infantil; 12.290, de primer y segundo ciclo de Primaria; y 6.593 de tercer ciclo.

El director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa resaltó la coordinación que había existido entre las tres consejerías del Gobierno de Canarias. "Esta iniciativa fomenta una buena alimentación y va a ayudar a estar más sanos no solo a los niños sino también a sus familias, ya que favorecerá que se entienda la importancia que tiene cuidar la alimentación", señaló. Por su parte, Ricardo Redondas valoró que este tipo de iniciativas en las que se implican varias instituciones "son las que necesitamos para atajar el problema de la obesidad desde su raíz".

El director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria aseguró que para el próximo curso, el Archipiélago quiere duplicar el número de alumnos y centros que se benefician de este programa. La financiación europea aumentaría hasta rozar el millón de euros, algo que permitirá que la iniciativa se desarrolle durante todo el curso escolar 2016/17.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine