Canarias lidera un estudio mundial sobre los genes que anulan los fármacos para el asma

Un grupo de investigación del Hospital La Candelaria analiza 15.000 muestras de ADN de una docena de países

27.03.2016 | 01:00
A la derecha, la investigadora principal del proyecto, María del Mar del Pino, junto a una compañera del grupo.

Una investigadora canaria del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc) lidera un estudio internacional para averiguar los factores genéticos que inciden en el tratamiento del asma. "El objetivo es conocer qué cambios en el ADN hacen que los menores no respondan bien a los tratamientos de corticoides inhalados, que son los más comunes", explica la investigadora principal del grupo Farmacogenética de la Unidad de Investigación del Hunsc, María del Mar del Pino.

La bióloga manifiesta que el asma es la enfermedad crónica más común entre los menores pero que algunos no responden a los fármacos más utilizados. "Aunque estén medicados siguen teniendo que ir a Urgencias debido a las crisis asmáticas o incluso tienen que ser hospitalizados", señala.

El proyecto, en el que participan una docena de países, está dotado con casi un millón de euros por parte del Programa Europeo de Acción Conjunta Internacional. Cada grupo de investigación se encargará de una parte del estudio y la Unidad de Investigación del Hunsc será la que determine las variantes genéticas de 15.000 muestras que serán enviadas desde diferentes países.

Para realizar este análisis contará con la ayuda del súper ordenador Teide-HPC del Instituto de Energías Renovables (ITER). "En cada uno de los 15.000 individuos tendremos que mirar 38 millones de puntos de su genoma, son muchísimos datos", explica del Pino. Gracias a la colaboración con el ITER "seremos capaces de hacer los cálculos en unos días".

Además de analizar los genes de los pacientes, el grupo de investigación del hospital tinerfeño también estudiará muestras de saliva para determinar si la presencia de alguna bacteria en este fluido influye en la poca efectividad de los tratamientos contra esta enfermedad. Del Pino explica que no solo los factores genéticos inciden en el fallo que tienen estos medicamentos en ciertas personas. "La calidad del aire exhalado por los pacientes asmáticos o la composición bacteriana de su saliva también influyen", asegura.

El objetivo de esta investigación es conocer de antemano en qué menores no va a ser efectivo el tratamiento y poder recetarle otro tipo de fármacos, haciendo el diagnóstico mucho más personalizado. Esta mayor precisión, además de los beneficios que tendría para los pacientes, acarrearía también una reducción en el gasto sanitario, ya que se dejarían de emplear fármacos en los menores que son ineficaces para ellos y se reduciría el número de hospitalizaciones. "Además, los costes asociados de estas crisis asmáticas en menores son muy altos, ya que los padres tienen que dejar de acudir a su puesto de trabajo para estar con ellos", expone del Pino.

El proyecto tiene financiación para tres años, aunque Del Pino espera que la colaboración internacional se mantenga durante muchos años más.

Investigación

El grupo Farmacogenética de la Unidad de Investigación del Hunsc lo componen María del Mar del Pino, como investigadora principal a la que acompañan los científicos Almudena Corrales, Natalia Hernández y Antonio Espuela. El equipo, que lleva trabajando desde el pasado mes de enero, realiza además otras investigaciones como la que está centrada en la incidencia que tiene el color de piel en el riesgo de padecer un melanoma.

Del Pino se encontraba trabajando en la Universidad de California, en San Francisco, cuando surgió la idea de poner en marcha este proyecto de investigación. Esta científica estudió Biología en la Universidad de La Laguna y asegura, a pesar de que en la Universidad de California le ofrecieron un buen acuerdo para quedarse trabajando allí, decidió volver a Canarias al pensar en el dinero público que se había invertido en su formación. Ella espera poder devolver parte de lo que se había empleado en su educación con proyectos como este.

Aunque reconoce que en Canarias existen muchos menos recursos destinados a la investigación, asegura que la presión para los científicos es mucho menor. "En EEUU hay mucha presión para publicar artículos, aquí podemos pensarnos las cosas mucho mejor, lo que no tenemos en medios lo suplimos con ingenio", mantiene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine