Brian cumple su sueño

Este joven con parálisis, que lleva más de un año en cama, se somete a una nueva operación para poder sentarse en su silla

17.03.2016 | 10:07
Brian cumple su sueño

Brian Servando consiguió ayer cumplir un sueño por el que lleva ba esperando desde hace más de año y medio. A las 8:00 de la mañana entró en quirófano para someterse a varias operaciones que le permitirán por fin sentarse en su silla de ruedas y retomar su vida normal. Este joven lagunero de 16 años que tiene parálisis cerebral lleva más de año y medio sin poder levantarse de la cama, esperando por una operación en las piernas que le posibilitará retomar sus clases con sus compañeros.

Ayer por fin se cumplió su sueño de pasar por el quirófano, pero su odisea no acaba aquí ya que a partir de ahora tendrá que llevar a una cabo un programa de rehabilitación intenso para intentar prolongar los efectos de esta operación.

Su madre, Adela Márquez, explica que durante la intervención, que duró algo más de seis horas, se le realizaron unos cortes en los tendones y los abductores que permitirán a Brian volver a sentarse y harán que remitan los intensos dolores que ha sufrido durante los últimos meses.

La odisea de Brian comenzó hace un año y medio cuando unos intensos dolores comenzaron a impedirle sentarse, le obligaron a estar en cama y tuvo que abandonar el instituto. Tras someterse a una intervención en octubre del año pasado, que no tuvo el resultado esperado, su madre demandó al equipo médico que le atiende que fuera sometido a una nueva operación.

"Hace unos meses los médicos nos dijeron que esta intervención solo sería un parche, porque la enfermedad de Brian hará que se le vuelvan a engarrotar los músculos con el tiempo", manifestó. Pero lejos de desanimarse, Márquez intentará por todos los medios que los efectos de la operación duren el mayor tiempo posible, para lo que necesita que el joven tengan un programa de rehabilitación intensivo. "Yo voy a luchar para que mi hijo esté fuera de la cama el máximo tiempo posible", señala.

Brian recibirá el alta mañana y terminará la recuperación en su casa. Deberá estar dos meses con las dos piernas escayoladas y después comenzará el proceso de rehabilitación. Los primeros días, su madre contará con la ayuda de una enfermera, costeada por la propia familia, que le hará la vuelta a casa mucho más sencilla.

Su madre, que tuvo que dejar su empleo para ocuparse de los cuidados de su hijo, asegura que no se plantea en estos momentos volver a trabajar, por lo que pide ayuda para poder costear la rehabilitación de Brian. "Un año de piscina cuesta alrededor de 3.000 euros y no podemos pagarlo sin ayuda", argumenta. Márquez apunta que la única rehabilitación que le ofrece el sistema público a su hijo son sesiones de una hora dos veces en semana, algo que para ella es claramente insuficiente.

Por este motivo y para poder sufragar todos los cuidados que puedan permitirle a Brian estar el máximo tiempo posible fuera de la cama, Márquez ha lanzado una petición con un número de cuenta a través de su Facebook donde se pueden ingresar donaciones.

Su madre asegura que Brian se encontraba muy nervioso los días previos a la operación y confiesa que ella misma tampoco durmió mucho las noches anteriores. Sin embargo, asegura que la familia está feliz de que por fin se haya llevado a cabo la intervención y apunta que todos van a luchar para que el joven pueda llevar una vida normalizada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine