Universidad de La Laguna | Acto institucional por el 224 aniversario de su fundación

Martinón reivindica el papel del centro en el desarrollo social y económico isleño

El rector aboga por "ser útiles" a la sociedad y alude a la formación, la investigación y la empleabilidad como motores del futuro

11.03.2016 | 23:27
El rector Antonio Martinón.

El rector de la Universidad de La Laguna (ULL), Antonio Martinón, reivindicó ayer el papel del centro y de la educación superior en el desarrollo económico y social del Archipiélago y argumentó que el conjunto de las universidades tienen "un papel decisivo en este momento histórico". "El conocimiento universal que es impartido y cultivado en las universidades resulta en la actualidad más necesario que nunca porque los retos de hondo calado a los que se enfrenta la sociedad deben ser afrontados con las armas del estudio, la investigación, la razón y el pensamiento crítico que se cultiva en las universidades", sentenció.

Se refirió el rector lagunero a cuatro aspectos relevantes en ese sentido: la investigación y la formación como funciones propias de una institución de educación superior; la empleabilidad de los egresados; la realización de actividades culturales, artísticas, formativas o de otra índole que acerque el centro a la sociedad que le rodea y el impulso de la institución como centro de debate y de análisis de la situación política, económica y social que atraviesen las Islas.

Al respecto, recordó que el propio presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha expresado "en numerosas ocasiones" su planteamiento de que "la única vía para tener una economía capaz de generar empleo suficiente, especialmente para los más jóvenes y hacerlo sin dañar el medio ambiente pasa por más conocimiento, más investigación y más innovación". "No es concebible una región que progresa sin universidades públicas que también lo hagan", aseveró.

Por eso, hizo hincapié una iniciativa impulsada de la mano de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc) y presentada "con una cálida acogida" al Ejecutivo regional. Se refirió así al "ambicioso" Plan de Inserción Laboral de la Educación Superior de Canarias que a su juicio va a permitir "no solo atenuar el insoportable desperdicio de talento que supone el desempleo de los titulados superiores sino también contribuir a transformar el tejido productivo".

"Queremos ser útiles a la sociedad canaria" dijo Antonio Martinón al recordar que uno de los ejes de actuación del Rectorado es el fortalecimiento de los vínculos con el entorno. Pero insistió en que la aportación de la ULL no se agota en la docencia y la investigación: "En este espacio se han oído las voces de libertad y la democracia cuando afuera no era posible", dijo en medio de los aplausos.

Así, el rector reiteró el compromiso de la institución de "recuperar la centralidad de la Universidad en el marco de los grandes debates sociales y lo hemos empezado a hacer con la puesta en marcha de una serie de espacios de reflexión". Martinón pronunció estas palabras ante un Paraninfo repleto de autoridades y miembros de la comunidad universitaria en el acto que celebra el centro para conmemorar el 224 aniversario de la fundación de la Universidad. Aprovechó la efeméride para destacar que la institución "es antigua pero no vieja" puesto que argumentó que en la Universidad "hay ganas de escribir en los próximos años las mejores páginas de la propia historia".

A tenor de lo expresado por la consejera canaria de Educación y Universidades, Soledad Monzón, también el Gobierno cuenta con "garantizar el futuro" de la educación superior en las Islas. La responsable de la Administración educativa aludió a que "aunque los recursos son limitados, las universidades necesitan un modelo de financiación plurianual que les permita planificar su gestión más allá de un curso académico y en eso estamos trabajando".

Además, buenas noticias llegaron de la voz del alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, quien expresó por primera vez la intención del Consistorio de solventar el impago del IBI por parte de la ULL. "Manifiesto nuestra voluntad de que no se detraiga ni un solo céntimo para pagar tributos de espacios para la educación y la investigación", dijo el alcalde lagunero, lo que provocó un gesto de agradecimiento del rector y una ovación en el patio del Paraninfo.

El acto está organizado desde su puesta en marcha en 2008 de manera conjunta con la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna (Alumni-ULL), cuya presidenta Carmen Pitti se sumó a la reivindicación de la ULL como parte del motor del cambio social. La presidenta de Alumni aprovechó su intervención en el Paraninfo para hacer hincapié en su participación en el Consejo Social y de hecho se dirigió al nuevo presidente del órgano, Raimundo Baroja Rieu, para asegurarle que cuente "de manera incondicional" con Alumni para llevar a cabo sus objetivos y argumentó que tal y como establecen la propia normativa que regula al órgano "es un elemento de interrelación entre la sociedad y la universidad con el fin de asegurar una adecuada interconexión entre la actividad académica e investigadora y las necesidades intelectuales, culturales, sociales, científicas, económicas y laborales de Canarias".

A juicio de Carmen Pitti, la institución ha iniciado "un nuevo tiempo" puesto que tal y como recordó se han renovado sus órganos de gestión. Así, se refirió al cambio en el Rectorado, que ahora ocupa Antonio Martinón, y el resto del equipo de Gobierno de los que destacó "sus ilusiones y entusiasmo para trabajar por y para nuestra universidad".

La propia presidenta lleva apenas algo más de un año al frente de Alumni y reiteró que tanto la Asociación como la Universidad de La Laguna "están llamados a elevar el mayor nivel de la formación académica de los alumnos, de prestigiar el valor universitario dando el incondicional apoyo al intelecto, a la inquietud renovadora de nuestros estudiantes, de potenciar la valía siempre contrastada del profesorado y de todo el personal que integra este espacio abierto en la universilidad,...".

Al mismo tiempo, recordó que el compromiso de Alumni va más allá de los premios entregados ayer puesto que insistió en que su principal objetivo "el mecenazgo a proyectos y colectivos universitarios y sociales que tengan interés académico o comunitario".

Premios

En el desarrollo del acto se realizaron varios reconocimientos y distinciones, tanto por parte de la Universidad de La Laguna como los mencionados premios de Alumni-ULL. En ese sentido, se procedió a la entrega de los reconocimientos a la Excelencia Académica Universitaria, agasajando al alumnado acreedor de los Premios Extraordinarios de Doctorado en las diferentes ramas de conocimiento.

Además, el centro académico hizo entrega también de sus premios institucionales que cumplían la mayoría su quinta edición. Así, recogió el V Premio a las Mejores Prácticas en Administración y Servicios a la iniciativa Enseñar a gestionar la información: un proyecto transversal, presentado por el Servicio de Biblioteca de la ULL. Así mismo, el V Premio a la Innovación Educativa se otorgó a Mauricio Pérez y Carmen Río por su proyecto Creación de contenidos para dispositivos móviles: glosario inglés/español de términos de fotografía y se concedieron dos accésits: a Ricardo Álvarez por el proyecto Universitarios por un día: recursos de tutoría para la socialización académica y el desarrollo de competencias de adaptabilidad a la enseñanza universitaria, y nuevamente a Carmen Río, en esta ocasión por Aplicación de objetos de aprendizaje para la adquisición de léxico específico de inglés para la Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

Mientras, el V Premio a la Investigación reconoció la producción científica de los últimos años del catedrático del departamento de Física de la ULL Alfonso Muñoz González y el V Premio al Mecenazgo sirvió para agradecer a la Fundación DISA la colaboración con la institución en programas de empleabilidad de los egresados, tanto a través del programa de becas de inserción laboral DISA- Emplea como a través de la cátedra de empresa de jóvenes emprendedores.

Se estrenó además un nuevo galardón, el I Premio a la Internacionalización, que se entregó a la Fundación Carolina, entidad fundada en el año 2000 con el fin de fomentar las relaciones culturales y la cooperación en materia educativa y científica entre España y los países de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

Por último, Mamadou Saliou Diallo recogió el VII Premio a la Creatividad Social por el "novedoso y multidisciplinar" enfoque con el que la Asociación Diandé África aborda la integración sociocultural en la ciudad de Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine