Los 'vampiros' los buscan jóvenes

El Instituto de Hemodonación y Hemoterapia realiza campañas en los centros educativos para atraer donantes

07.03.2016 | 12:24
Una tinerfeña dona sangre.

Sangre joven. Es lo que busca el Instituto Canaria de Hemodonación y Hemoterapia. Pero no porque tengan una característica más saludable sino porque las cifras indican que son los donantes de sangre más potenciales. De ahí que durante los últimos años se celebre una campaña especialmente dirigida a este colectivo a través de sus centros de educación.

Las universidades canarias y los institutos de educación secundaria son el lugar elegido para esta captación, a sabiendas de que la solidaridad se impulsa, como casi todo desde la juventud. Es más, según indican los datos del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), en los últimos cuatro años la media de nuevos donantes en la provincia de Santa Cruz de Tenerife es de 6.321 donantes anuales, que se suman a la base de datos de donantes totales tinerfeños.

Este nivel de captación es importante no solo porque se garantiza la continuidad del abastecimiento de productos hemoderivados, que tan necesarios son para el servicio sanitario, sino que además cabe destacar que las estadísticas del Instituto revelan que es la franja de edad en la que menos donantes hay, solo por delante de los ciudadanos de entre 55 y 65 años.

Según los últimos datos disponibles, correspondientes a la memoria de actividad del ICHH del año 2013, apenas el 14% de las donaciones correspondían a jóvenes de entre 18 y 24 años con un total de 7.152, frente al 22,5% correspondiente a la siguiente franja de edad (de 46 a 55 años) de la que acudieron a realizar este acto altruista un total de 11.536 personas.

Aún le quedan aún más lejos el nivel de solidaridad de la población de entre 36 y 45 años, que acapara entonces el 32,54% de las donaciones con un total de 16.635, más del doble que las de la juventud. Las cifras son similares durante el pasado año 2015 con un leve incremento, al pasar de 7.152 a un total de 7.237.

El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia comenta que en los doce meses de 2015, los ciudadanos de entre 18 y 24 años aportaron un total de 8.781 donaciones, algo más que en el año anterior que ese mismo segmento de donantes, con 7105 personas donaron 8463 bolsas de sangre.

Conscientes de ello, el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia ha enfocado parte de su actividad diaria desde hace años en este segmento más joven, que se distribuye entre los 18 y los 24 años y que se incorpora en muchos casos como donante de primera vez en sus institutos o en la Universidad. Y aseguran que muchos de ellos continúan donando fuera de sus centros educativos, ya incorporados a la sociedad y a la donación habitual.

Secundaria. Para los institutos de educación secundaria, el Gobierno de Canarias desarrolla un proyecto denominado Enrhedemos. El objetivo de la campaña es que los jóvenes adquieren un papel protagonista en la fase previa a la colecta que se desarrollará en su centro educativo con posterioridad, jornada en que se realizará la visita de la unidad móvil del ICHH. Son jóvenes que forman a otros jóvenes, según resumen desde Sanidad.

El área didáctica del ICHH propone al centro educativo la posibilidad de celebrar en sus propias instalaciones, una charla formativa antes de la llegada del vehículo. Así a través de diferentes juegos y talleres, se resaltará la idea de que la importancia de la donación de sangre no solo recae en las personas que de modo desinteresado donan para el bien de otro, sino también en aquellas personas que contribuyen a que esa donación sea posible. Durante el año 2015, el área educativa del ICHH realizó esta actividad en 18 centros y, con un total de 21 acciones dobles .

Universidad . La educación superior, como otro de los ejes neurálgicos de la vida de los jóvenes canarios, es otro de los focos habituales de las campañas del centro de hemodonación. Desde el pasado lunes y hasta el próximo día 15 de marzo, la unidad móvil del ICHH recorrerá los diferentes campus de la Universidad de La Laguna con la intención de captar al mayor número posible de donantes. La iniciativa también se desarrolla en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El ICHH informa de que la media de donaciones efectivas, ya que no todos ni todas las personas pueden donar aunque se ofrezcan a ello es de unas 602 donaciones por curso escolar en la ULL.

Los problemas cuando escasea

La importancia de la donación de sangre cobra interés como casi todo, cuando hay problemas. Hace algunas semanas la falta de productos hemoderivados se hizo patente en el aplazamiento de la operaciones quirúrgicas tanto en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) en Tenerife, como en el Hospital Dr. Negrín en Gran Canaria. La respuesta fue un llamamiento viral en redes sociales para que la población acuda a donar, ante el estupor de la Administración sanitaria.

De hecho, desde Sanidad puntualizan varios puntos al respecto. Primero, aclaran que las cirugías aplazadas en ambos centros hospitalarios se realizaron en los días posteriores. Segundo, señalan que solo el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia tiene la autoridad de hacer este tipo de llamamiento. Y en tercer lugar, indican que la reducción de donaciones durante Navidad y Carnaval son habituales, por lo que animan a donar en cualquier momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine