ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros

Canarias aumenta los fondos para las PCI pero 13 autonomías superan su esfuerzo

Los isleños que reciben esta paga para las personas sin recursos suben un 43%; en Extremadura se multiplican por cinco

22.02.2016 | 14:26
Último consejo de Gobierno, celebrado el pasado miércoles.

El Gobierno de Canarias pasó de dedicar 17,6 millones de euros en 2010 a la Prestación Canaria de Inserción (PCI) con la que se atiende a las personas sin recursos, a destinar 26,5 millones en 2014. El incremento de las ayudas fue del 50,5%. De esta manera, el esfuerzo del Ejecutivo autonómico para ayudar a los hogares sin ingresos se multiplicó con el azote de la crisis, pero todas las comunidades incrementaron sus presupuestos y Canarias se situó en cuarta posición por la cola. Es decir, que 13 regiones pusieron sobre la mesa más fondos adicionales para ayudar a los ciudadanos que peor lo han pasado por la mala marcha de la economía en el Archipiélago durante ese cuatrienio. Así lo revela un informe de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), que advierte de las desigualdades entre autonomías al comparar sus programas de lucha contra la pobreza y defiende la necesidad de "un sistema más integrado y con mayor cobertura de la población" en riesgo de exclusión social. Esta entidad también propone que el Ejecutivo central contribuya a financiar las ayudas autonómicas como la PCI.

La Fundación de las Cajas de Ahorro, en un informe sobre el gasto público en España, publicado la semana pasada, compara el gasto en ayudas y los hogares sin recursos que se benefician de éstas, y así resulta que Canarias aumentó en algo más de la mitad los fondos con la crisis, pero hubo otras comunidades donde el incremento de los fondos destinados a programas de lucha contra la pobreza fue espectacular aunque, todo hay que decirlo, el punto de partida también era más débil en algunas de ellas que el de Canarias.

Extremadura pasó de 2,2 millones en 2010 a 17,5 millones en 2014, es decir un 695% más, y en Castilla y León se empezó con una cantidad similar a la del Archipiélago, 16,4 millones de euros y terminó el periodo con 55 millones, un 235% más.
En el extremo opuesto del ranking está Cataluña donde los fondos para las ayudas a los más necesitados solo crecieron un 1,4%, desde los 159,7 millones a 162 millones de euros cuatro años más tarde. La media de subida de los presupuestos para la PCI de todas las comunidades autónomas fue del 34%.

Con más dinero se ha podido atender a más personas sin recursos, pero Canarias siempre ha tenido problemas para atender a todos aquellos que tienen derecho a una ayuda y o bien se han aprobado créditos extraordinarios con cargo a los presupuestos autonómicos del siguiente ejercicio, como ocurrió el año pasado, o como sucedía en las legislaturas pasadas, en el primer o segundo trimestre de un año se agotaba todo el presupuesto por tener que abonar ayudas atrasadas.

En Canarias, los beneficiarios de las ayudas crecieron en un 43,3%. Eran 4.900 en 2010 y, cuatro años después sumaban 7.024. Es la décima comunidad que en el mismo periodo vio crecer más el número de personas sin recursos con ayudas de la administración. Extremadura y la Comunidad Valenciana fueron las autonomías que más ampliaron la cobertura. La primera en un 522% al pasar de 1.580 ayudas a 9.834, mientras que la segunda casi triplicó las ayudas concedidas para alcanzar los 15.127 cheques.

Funcas apunta en su análisis que "aunque hay excepciones importantes, en términos absolutos, las comunidades con menor nivel de renta ofrecen en general una cobertura considerablemente inferior a la de aquellas con mayores posibilidades presupuestarias". El informe observa que "la respuesta al aumento del desempleo y la pobreza no ha sido uniforme en las comunidades y así la cobertura y los niveles de gasto son muy dispares. De los algo más de mil millones de euros que se gastaron las comunidades en estos programas, cerca del 70% correspondió al País Vasco, Cataluña, Andalucía y Madrid, comunidades que suponen el 52% de la población española". Funcas destaca "la magnitud de la contribución al total del País Vasco, con cerca de un 38% al destinar 435 millones en 2014 en ayudas como la PCI, y Canarias 26,5 millones, un 2,27% del presupuesto total.

El estudio no recoge los datos de 2015 y tampoco los presupuestos autonómicos aprobados para 2016, sin embargo, Canarias ha duplicado la partida destinada a la PCI para llegar este año a 11.500 familias con necesidades, 3.800 más que las que contaban el año pasado con este ingreso social.

Las cuentas de 2015 recogieron una cantidad inicial de 28 millones de euros, que tuvieron que incrementarse en cuatro millones a mediados de año, mientras que en octubre se destinaron siete millones y medio más para cerrar el pasado ejercicio. Los fondos para la PCI en 2016 se elevan hasta los 45 millones de euros para que los hogares beneficiarios de estas ayudas puedan rondar los 11.500.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine