Los robots que cuidan el planeta

La cuarta edición de la ´First Lego League´ reúne a 42 equipos de las Islas para fomentar el respeto por el medioambiente, la cooperación y la ciencia

21.02.2016 | 04:22
Los robots que cuidan el planeta
El torneo estaba compuesto de diversas pruebas que desplegó a los estudiantes de todo el Archipiélago por este enclave de Los Cristianos.

Miles de toneladas de residuos fueron recicladas ayer por la mañana en Arona. Sin embargo, no se organizó ningún gran acto en favor del medioambiente. La celebración del torneo First Lego League (FLL) Canarias, que en esta cuarta edición se centró en la investigación para la búsqueda de nuevas formas para gestionar los residuos, reunió, en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos, a cientos de niños de todo el Archipiélago, divididos en 42 equipos, para pasar una mañana marcada por la educación y la tecnología.

Los dos primeros premios de esta edición canaria recayeron en los equipos Nazaret Los Llanos, de La Palma, y Curiosity 1, del Instituto Cabrera Pinto de La Laguna, en Tenerife. Estos dos grupos obtuvieron las mejores valoraciones tanto en la categoría del juego de robot como en la exposición del trabajo científico y el de valores FLL. Estos campeones representarán a Canarias en la Gran Final FLL España que tendrá lugar en marzo en Gerona.

En esta edición, el reto denomina Trash Trek invitó a los menores, de entre 6 y 16 años, a realizar una búsqueda de nuevas formas para gestionar los residuos: Desde su recolección y clasificación hasta una reutilización inteligente de los mismos. De este modo, además de tener que diseñar y programar un robot con piezas de Lego para poder superar un circuito determinado, este año los alumnos participantes han tenido que elaborar un proyecto que ayer defendieron ante un exigente jurado conformado por investigadores de la Universidad de La Laguna y la Universidad Europea de Canarias.

Un grupo de 18 alumnos del Colegio Sagrada Familia de Los Llanos de La Palma acudieron ayer a Arona para defender su proyecto. Marta, Anabel y Silvia son algunos de los componentes de uno de los grupos conformado por estudiantes de 3.º y 4.º de ESO y que centraron su proyecto en la obtención y utilización del compost. "Es la parte del torneo que mejor nos ha salido", comentaban algunos de los integrantes del equipo durante un descanso en la mañana de ayer.

Llevan tres años participando en este torneo y explicaron que esta ha sido la edición en la que mejor les ha ido. "En el circuito con el robot, lo que peor se nos da es trabajar con la clasificadora de residuos y dar la vuelta completa porque nunca conseguimos la fricción necesaria para que las ruedas giren", explicaron los alumnos como si fueran auténticos ingenieros. A pesar de ello, reconocieron que no se dedicarían a esta profesión más allá de estos torneos.

Pedro Toledo es uno de los árbitros más veteranos de este torneo. Explicó que es muy raro que los estudiantes realicen el circuito completo en los dos minutos y medio de tiempo que tienen. "Hay pruebas que ni siquiera tratan de hacer como una en la que tendrían que colaborar los dos equipos que se enfrentan para tratar de pasar unas piezas de una parte de la mesa a la otra", explicó el árbitro. Precisó que los jóvenes tienen todos los detalles preparados y son pocas las veces que improvisan cuando comienza a correr el tiempo. Y es que los menores llevan entrenando desde el mes de septiembre del pasado año.

Uno de los aspectos más importantes que defiende la FLL es la cooperación entre los miembros de los equipos y la puesta en común de valores relacionados con el aprendizaje y la solidaridad. Esos aspectos se vieron reflejados en la presentación de los proyectos, donde también participaron los más pequeños, los estudiantes de Primaria. Con solo seis años, Bruno, miembro del equipo PuertiRecicla, de Güímar, explicó los motivos por los que es tan importante reciclar a través de una maqueta que mostraba una fábrica de papel donde se tratan libros.

Por su parte, Los cracks del reciclaje, también de un colegio de Güímar, centraron su trabajo en el plástico. Ante las preguntas realizadas por el jurado tras su exposición, aseguraron que "ya no tiramos la basura y tratamos de separarla y reciclarla siempre que podemos, y también intentamos que lo hagan nuestras familias".

Aldeas Infantiles también participó en la FLL con cinco grupos llegados desde La Laguna, El Tablero, Los Realejos y Gran Canaria. Llevan cuatro años participando en este torneo y ya han convertido el diseño y la programación de robots en una actividad que imparten durante tres horas semanales en sus centros. Cristo, de 9 años y miembro del equipo Cientidrilos, se encargó ayer de explicar la maqueta a la que habían dado forma. Centraron su propuesta en el reciclaje del aceite, con el que, explicaron, se puede hacer jabón. Además, crearon un camión con una polea y una rueda dentada.

Los proyectos de los participantes mayores, por su parte, no tenían nada que envidiar a los que se realizan en una universidad. Los miembros del equipo Curiosity 3, del Instituto Canarias Cabrera Pinto, centraron su proyecto en la creación de un contenedor que sea capaz de medir el volumen de los residuos que almacena. Los integrantes no solo se conformaron con elaborar esta atractiva propuesta sino que además crearon perfiles de su equipo en las redes sociales en los que se ha podido seguir el trabajo que han realizado en los últimos meses. Además, para documentarse realizaron entrevistas a expertos en la materia que incluso se encontraban, incluso, en el extranjero.

Más de 4.500 personas participaron de las actividades que se organizaron de forma paralela en esta final canaria que se celebró ayer en Arona. A lo largo de la mañana tuvieron lugar exhibiciones en las que los espectadores pudieron conocer las pruebas por las que tenían que pasar los robots de los jóvenes participantes. Además, la feria Diviértete y Experimenta, organizada por la Universidad de La Laguna, acercó a los más jóvenes y a sus familias variados experimentos y trucos para que el reciclaje se convierta en una práctica habitual en todos los hogares canarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine