Los protocolos dinamitan el 112

El director del Cecoes, Luis Santacreu, dimite tras 18 años en el cargo por desavenencias con el gerente de la empresa pública que controla este servicio en el Archipiélago

10.02.2016 | 17:10
El todavía director del 112, Luis Santacreu, que ha presentado su dimisión por discrepancias con el gerente de GSC.

La dimisión del que hasta ahora ha sido director del 112 en Canarias, Luis Santacreu, ha sacado a la luz las desavenencias que existen en la empresa pública Gestión Sanitaria de Canarias (GSC), que se encarga de gestionar los servicios de seguridad en el Archipiélago.

La dimisión de Santacreu se produjo la pasada semana después de haber estado 18 años en el cargo. Según confirmó el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Francisco Padrón, su renuncia se produjo como consecuencia de las discrepancias que mantenía Santacreu con el gerente de Gestión Sanitaria Canaria, Luis Rodríguez Neyra, en relación a los protocolos de actuación del servicio, es decir, a los procedimientos operativos que se deben llevar a cabo ante cualquier emergencia. El director de la sala operativa de las Las Palmas también ha presentado su renuncia por los mismos motivos.

La titularidad de la empresa que gestiona el servicio en el Archipiélago está coordinada por dos consejerías: la de Política Territorial y la de Sanidad. Según adelantó Efe, esta gestión compartida podría haber provocado ciertas diferencias de criterios entre los directivos de las distintas áreas. Sin embargo, fuentes del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) indicaron que el servicio es completamente autónomo y las dos consejerías no toman decisiones de manera directa en él.

Según se establece en el Decreto que regula la implantación del Servicio de Atención de Urgencias y Emergencias a través del Teléfono Único Europeo de Urgencias 112, el servicio debe ser prestado de forma exclusiva por la Comunidad Autónoma de Canarias a través de la empresa pública Gestión Sanitaria de Canarias. La gestión está a su vez regulada por un convenio que incluye el régimen de prestación del servicio y sus condiciones, el control que debe efectuar la comunidad autónoma y la prestación económica que el Ejecutivo regional debe realizar a esta empresa pública.

Aunque los problemas concretos que existen entre los dos directivos no han trascendido, fuentes del Cecoes aseguran que estos conflictos no están afectando a la calidad del servicio y que en ningún momento esas diferencias de criterio en relación a los protocolos de actuación han repercutido en la atención que prestan a los ciudadanos.

Por su parte, la Dirección de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias todavía confía en que este problema se pueda solucionar y que solo se haya tratado de un conflicto puntual. El director, Juan Francisco Padrón, ya mostró su apoyo a la gestión que durante tantos años ha realizado Luis Santacreu en este servicio, aunque sí admitió no compartir los argumentos expuestos por el director del 112 para renunciar a su cargo.

Por eso, para tratar de solucionar la situación, tendrá lugar una reunión esta semana en la que tomarán parte responsables de la Dirección de Seguridad y Emergencias y la empresa pública GSC para intentar resolver la situación antes de tomar la decisión de aceptar o no la dimisión de Santacreu.

Luis Santacreu ha trabajado en el Cecoes desde que se creó este servicio en el Archipiélago en el año 1998. Santacreu no ha querido hacer declaraciones después de tomar la decisión de dimitir hace unos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine