La lista de espera para una prueba diagnóstica baja en 4.000 pacientes

La ecografía simple es la que más demora registra en el SCS con 18.699 usuarios pendientes

09.02.2016 | 02:00

La lista de espera para una prueba diagnóstica en el Servicio Canario de Salud (SCS) ha bajado en más de 4.000 personas entre julio y diciembre de 2015. Así se desprende de los datos publicados ayer por la Consejería de Sanidad. Los usuarios que aguardan por una prueba complementaria en las Islas han pasado de 36.716 a 32.530, lo que significa un descenso del 11,4%. El consejero regional de Sanidad, Jesús, Morera, admite que "las cifras no son buenas".

Estas pruebas complementarias suelen ser solicitadas por el médico para confirmar o descartar un diagnóstico clínico. Entre ellas, la ecografía simple sigue siendo la exploración que más demora registra en la sanidad pública canaria con 18.699 usuarios en lista, aunque ha bajado un 3,4% con respecto a junio de 2015. En general, la mayoría de las pruebas ha descendido (TAC, resonancia magnética, ecografía, mamografía, ecocardiograma y ergometría), salvo endoscopia.

Una de las bajadas más llamativas es la del TAC que ha pasado a más de la mitad en seis meses, en concreto, de 3.776 a 1.814. Esta exploración permite analizar las estructuras internas del organismo, por lo que facilita el diagnóstico de fracturas, hemorragias internas, tumores o infecciones.

Tras la ecografía simple, las pruebas que más demora soportan son las endoscopias (4.778), los ecocardiogramas (3.561), los TAC (1.814), las RNM (1.754), las mamografías (1.326) y las ergometrías (598).

El Hospital Universitario de Canarias de Tenerife continúa a la cabeza en cuanto a retraso para entrar en quirófano, con 9.583 personas en lista. Le sigue el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, con 5.829.

El Hospital Doctor Negrín tiene más dificultades para avanzar con el TAC (509 personas en espera), seguido de la ecografía simple (406), la RNM (282), la endoscopia (102), el ecocardiograma (60), la ergometría (34) y la mamografía (20). En el Hospital Insular las cifras son más elevadas, con 1.399 endoscopias pendientes (exploración de los conductos internos), 1.190 ecocardiogramas (examen del corazón), 309 ergometrías (prueba de esfuerzo), 203 ecografías, 63 TAC, 52 RNM (resonancia nuclear magnética) y 18 mamografías. Por su parte, los pacientes del Hospital Materno-Infantil tienen más problemas a la hora de acceder a las ecografías (509), los TAC (46) y las mamografías (30).

La Consejería de Sanidad incorporó por primera vez, en el corte de junio de 2015, los datos sobre pacientes pendientes de pruebas diagnósticas. Se cumple así con una antigua demanda de los sindicatos.

Los alergólogos, los más saturados

Alergología continúa siendo la especialidad que registra más demora en las consultas de los hospitales públicos canarios. A diciembre de 2015, 4.775 pacientes esperaban para ser atendidos por un alergólogo. Después de Alergología, las consultas más saturadas son las de Dermatología (3.460), Rehabilitación (3.096), Neurología (2.110), Digestivo (1.732), Pediatría (1.725), Cardiología (1.475) y Reumatología (1.243). Especialmente llamativo es el caso del Hospital de La Candelaria de Tenerife, con 2.361 personas esperando por la consulta del alergólogo, o los 1.014 pacientes que aguardan para ir a Rehabilitación en el Hospital Nuestra Señora de Guadalupe de La Gomera. En la isla de Gran Canaria, llama la atención los 1.385 menores que esperan por el pediatra del Hospital Materno - Infantil, una especialidad que también es reseñable en el Hospital Doctor Negrín, con 212 niños pendientes de cita, según los datos publicados ayer por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. En total, 22.604 canarios esperan por una consulta del especialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine