La mitad de vehículos de la provincia tiene multas de tráfico impagadas

Las infracciones totales que los canarios aún no han abonado superan las 400.000

03.02.2016 | 02:00

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife se acumularon 400.689 infracciones pendientes de cobro hasta noviembre de 2015, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Si ese dato se vincula con las últimas estadísticas del parque de vehículos de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, publicadas también por la DGT, donde secontabilizan 742.763 unidades, de media, la mitad de los automóviles tiene multas impagadas.
Si bien la cifra de conductores morosos al volante de las islas occidentales parece elevada, es sijn embargo una de las más bajas de todo el país. La mayor cantidad de infracciones que la DGT no ha logrado recaudar se localizan en Madrid (2.219.655), Sevilla (1.170.395) y Málaga (1.145.331). En tanto, cuando este dato se calcula proporcionalmente a la cantidad de vehículos de cada provincia, Madrid, Baleares y Melilla aparecen como las que tienen a la mayoría de sus conductores al día con la DGT.

Por contra, Cuenca encabeza el ranking nacional con tres infracciones por coche, seguida muy de cerca por Teruel, que suma 2,91 multas por vehículo, y Zamora, con 2,09. Estos cálculos no incluyen al País Vasco y Cataluña, ya que tienen las competencias en materia de tráfico transferidas.

Los datos sobre la recaudación de la DGT, difundidos por el blog El Boe nuestro de cada día a partir de la información suministrada por el Ministerio de Presidencia, demuestran que los conductores españoles denbían más de 20 millones en multas de tráfico solo el año pasado.
La morosidad ha tenido un impacto directo en los ingresos del Estado. De acuerdo con la información que facilitó la Dirección General de Tráfico a dos diputados nacional que hicieron sendas preguntas por escrito, y cuya respuesta se recogen en el boletín del Congreso, la recaudación global de la DGT ha pasado de 458 millones de euros, en 2011, a 389 millones, en 2013. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la evolución también ha sido negativa al pasar de 10, 8 millones, en 2011, a 8,6 millones, en 2014. En tanto, en el primer semestre del año pasado fue de apenas 1,7 millones contabilizando las multas por las denuncias de los radares fijos y móviles y las realizadas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y la Policía Municipal.

El Boletín Oficial del Estado publicó a mediados del mes pasado el balance de las cuentas de la DGT de 2014. Durante ese año, este organismo estatal ingresó 384 millones en multas. El presupuesto expone también que hay pendientes de cobro sanciones firmes que suman 471 millones de euros. La Agencia Tributaria descartó cobrar 51 millones de esa cantidad al considerar que las infracciones prescribieron por haber transcurrido más de cuatro años.

Hacienda será el encargado de cobrar el resto por la vía ejecutiva, ya que los contribuyentes no hicieron el pago correspondiente dentro del periodo voluntario.

Otro de los factores que perjudica a la DGT es la demora de las distintas administraciones provinciales a la hora de transferirle la recaudación de las multas de tráfico. Las de la provincia tinerfeña tardan de media 187 días. La más lenta es Melilla, que tarda 401 días, y la más rápida es Teruel con 102 días.

Exceso de velocidad

El exceso de velocidad es la principal causa de infracciones. Más de la mitad de los conductores multados en España pisaron demasiado el acelerador y fueron pillados por los radares. El año pasado, este tipo de comportamiento en las carreteras del conjunto del Estado supuso siete de cada diez denuncias. En total, se registraron 2,75 millones de sanciones.

El resto de los motivos más frecuentes que ha hecho que los conductores tuvieran que sacar la cartera durante 2015 fueron: circular sin usar el cinturón de seguridad (3,75%), la distracción al volante por utilizar teléfonos móviles u otros dispositivos (3,19%) y la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas (2,26%).

En tanto, la provincia tinerfeña es en la que más sanciones recurridas fueron estimadas. Fueron 881, lo que representa un 18% de recursos exitosos frente a la media nacional, que se sitúa en el 12%. Durante 2014, los conductores españoles se atrevieron a recurrir tan solo un 1% del total de sanciones de tráfico que fueron impuestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine