Las opciones de los enfermeros crecen al renunciar la mitad de los opositores

14.873 aspirantes realizan una prueba que partía con 29.838 inscritos para cubrir 1.234 plazas

01.02.2016 | 14:21
Cientos de opositores esperan a la apertura de las puertas del Aulario de Guajara para comenzar su examen.

Más de la mitad de los enfermeros inscritos para el examen de la Oferta Pública de Empleo en Canarias no se presentó a la convocatoria ayer. De los 29.838 personas que se habían apuntado en el Archipiélago canario para acudir a los exámenes, solo comparecieron 14.873 para acceder a una de las 1.234 plazas ofertadas en la categoría de Enfermería del Servicio Canario de Salud (SCS). Es decir, que solo un 49,8% realizó el examen abriendo un poco más las posibilidades de ocupar una plaza por parte de aquellos que se examinaron. El motivo de tan alto porcentaje de incomparecencias, según justificó ayer el Gobierno de Canarias, fue la coincidencia con las pruebas que estaban convocadas ayer también en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

El cálculo inicial arrojaba una proporción de 24 enfermeros por cada una de las plazas vacantes a cubrir, pero las ausencias han reducido esta cifra a prácticamente la mitad, con 12 aspirantes por cada puesto, aumentando las posibilidades de los examinados.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, destacó el éxito de la convocatoria, "ya que se ha celebrado sin incidencias". Morera recalcó el hecho de que se haya presentado menos del 50% de los inscritos a la cita, con lo que "se elevan bastante las probabilidades que existían para quienes se presentaban para obtener una plaza", una cuestión que vinculó al hecho de que esta prueba haya coincidido con la de Andalucía.

El Gobierno de Canarias anuló a finales del pasado mes de octubre la fecha de la prueba fijada inicialmente para el día 28 de ese mes con la intención de evitar el efecto llamada al no coincidir con la convocatoria de otra comunidad autónoma y con el cálculo teórico de que esta circunstancia atraería a cerca de 17.000 aspirantes más. Las previsiones para la convocatoria del SCS, con el 80% de sus enfermeros en situación temporal, apuntaban a que unos 9.000 aspirantes solo de la comunidad andaluza se habían inscrito en la canaria. Pese a que esa cifra se redujo, hubo decenas de andaluces que prefirieron concurrir a los exámenes en las Islas porque el abanico de oportunidades se ampliaba, al acudir menos aspirantes que la convocatoria andaluza.

Con todo, en la autopista del norte de Tenerife se registraron colas con miles de vehículos queriendo acceder al Campus de Guajara, Anchieta o el central de la Universidad de La Laguna (ULL), siendo éstas las únicas incidencias registradas en la mañana. Se decidió abrir las puertas de las aulas una hora antes de celebrarse la prueba para que, conforme fueran llegando los aspirantes, entraran en las mismas (tras mostrar su DNI) para tomar asiento y así evitar la aglomeración de opositores en los campus a las 12:00 del mediodía, hora a la que comenzó un examen que se componía de 160 preguntas tipo test con un tiempo de tres horas o de cuatro para aquellas personas con discapacidad y otras incidencias justificadas como la lactancia, según indicaron fuentes de la Consejería.

La prueba de oposición también se desarrolló en otras Islas como en Gran Canaria, en el Campus de Tafira de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, mientras que en el resto de Islas se habilitaron aulas de institutos. En total fueron 425 las aulas que dieron cabida a los cerca de 19.000 aspirantes.

Mientras, unos 1.500 empleados públicos del Gobierno de Canarias y de otras administraciones públicas colaboraron en el control del proceso selectivo en el Tribunal Coordinador y los cinco Tribunales Auxiliares.

Leopoldo Cejas, secretario autonómico de acción sindical de Satse en Canarias, se mostró "satisfecho" de que por fin se celebraran unas oposiciones que acumulaban un retraso desde 2007. "Es cierto que las plazas que hoy se ofertan son las correspondientes a esa fecha, por lo que las que en realidad se necesitan cubrir en Canarias, son muchas más" y, añadió, que una vez que concluya esta OPE, "tal y como se lo hemos dicho a la Dirección General de Recursos Humanos del Ejecutivo regional, es necesario comenzar a trabajar en una próxima convocatoria y que no se alargue tanto en el tiempo". "Aunque se produjeron denuncias ante los juzgados, que pedían su impugnación, finalmente no se ha entendido así por parte de los tribunales porque consideraron que se lesionaba los derechos de miles de opositores, y estamos conformes con la resolución de dicho auto", destacó Cejas.

Por su parte, el director general de Recursos Humanos del Gobierno de Canarias, Carlos González Segura, que acudió al Campus de Guajara para comprobar cómo se desarrollaba el inicio del examen, explicó que este proceso "habría sido imposible realizarlo sin la colaboración de los cerca de 1.500 funcionarios que se han presentado voluntarios para ayudar en la organización de esta OPE". Destacó que como muchas de las personas que se presentan al examen trabajan en los centros hospitalarios públicos, ha sido preciso hacer sustituciones en los turnos y contratar personal para cubrir en dichos centros al personal que se examinaba ayer.

González Segura comentó que "una vez que termine el examen queda por delante una tarea enorme, pues habrá que atender a posibles recursos e impugnaciones, que será preciso resolver, y también habrá quienes pidan un examen extraordinario. Una vez corregidos los exámenes se publicarán las notas y luego se hará la baremación, con lo que el resultado se sabrá en unos tres meses", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine