Hernández pide un nuevo plan de salud mental con iguales recursos por islas

La vicepresidenta afirma que hay una segunda dificultad en la atención sociosanitaria para salud mental: la barrera del estigma y el prejuicio

26.01.2016 | 14:52
Imagen de archivo de la vicepresidenta del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández

La vicepresidenta del Gobierno regional, Patricia Hernández, ha afirmado que Canarias necesita un nuevo plan de atención a la salud mental, pues el actual está agotado, y señaló que trabajará con organizaciones del sector y cabildos para que el catálogo de recursos por islas sea igualitario.

Patricia Hernández, que también es la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, realizó esta consideración en comisión parlamentaria en la que abordó los objetivos y planes para las personas que sufren trastornos mentales, en la todos los grupos estuvieron de acuerdo en la necesidad de actualizar este plan.

Hernández precisó que este asunto debe abordarse de forma integral y coordinada con la Consejería de Sanidad y subrayó que en este campo hay una doble dificultad, la derivada del trastorno mental en sí y otra "más silenciosa, cruel y sibilina" que es la barrera del estigma y el prejuicio.

La vicepresidenta destacó la necesidad de ir más allá de la atención sociosanitaria para fomentar la inclusión, la supresión de las barreras y los fuertes prejuicios y señaló que con este objetivo y para definir la cartera de servicios por islas se ha creado una mesa técnica con representantes del sector y de los cabildos.

Con este propósito el Gobierno regional quiere aumentar el número de plazas residenciales y centros de día a través de convenios con las corporaciones insulares, y para ello se consignó un aumento en siete millones de euros, recordó la vicepresidenta autonómica.

También desea el Ejecutivo autonómico fomentar la atención a domicilio, los centros ocupacionales y un proyecto de establecer viviendas supervisadas para fomentar la vida autosuficiente por parte de personas afectadas por este tipo de trastornos.

Asimismo se trabaja con la Inspección laboral y la Seguridad Social para verificar que las empresas públicas cumplen con la obligación de reservar al menos el 2 por ciento de su plantilla a personas afectadas por discapacidad.

En lo referente al área sanitaria, Patricia Hernández destacó que están pendiente de su aprobación definitiva y publicación la actualización de los planes de salud y la estrategia de salud mental de Canarias.

Entre otros aspectos se prevé crear un hospital de día de adultos para personas con trastorno mental grave y psicóticos, problemas de la personalidad y de la conducta alimentaria, así como potenciar los consejos insulares de rehabilitación.

También para el próximo año se ha previsto crear unidades infanto-juveniles específicas y elaborar un plan de prevención de conductas suicidas, además de ampliar el registro de casos psiquiátricos de Canarias.

Josefa Luzardo, diputada regional del grupo Popular, consideró se vulneran los derechos de las personas afectadas por trastornos mentales y reclamó a la consejera que facilite un censo de pacientes diagnosticados por edad, sexo e isla porque "ahora mismo no existen datos precisos".

El diputado de Nueva Canarias Luis Campos advirtió de que la crisis es un caldo de cultivo para la aparición de trastornos en salud mental y conlleva un nivel de deterioro profundo en personas que llevan años sin acceder a un puesto de trabajo con bajada de la autoestima, depresión y trastornos.

Por ello es necesario un plan de choque en esta materia, estrictamente ligado a las consecuencias de trastornos derivados de la situación socioeconómica, dijo Luis Campos, quien además consideró "absolutamente imprescindible" establecer un plan específico de salud mental en las islas.

Natividad Arnaiz, parlamentaria del grupo Podemos, señaló que le gusta escuchar a la vicepresidenta porque a veces parece "que está en la oposición en vez de en el Gobierno" y sostuvo que falla el apoyo psicoterapéutico en detrimento de un tratamiento basado en la medicación del que sólo se benefician las farmacéuticas.

Canarias se sitúa a la cabeza en el consumo de este tipo de medicamentos, alertó Arnaiz, que pidió invertir ese tremendo gasto para llegar a terapias más eficaces y menos agresivas para el enfermo, y en su opinión, en las islas hay unas 190.000 personas afectadas por trastornos mentales y que no reciben la atención necesaria.

Patricia Hernández señaló en respuesta a la parlamentaria de Podemos que "yo no estoy aquí para decir lo bien que están las cosas, sino para mejorar lo que está mal".

Por Coalición Canaria la diputada Guadalupe González Taño pidió intensificar la colaboración entre las consejerías implicadas y puntualizó que en ocasiones la primera puerta para una persona con un problema de salud mental no es la sanitaria, sino los servicios sociales de ayuntamientos o cabildos.

Además González Taño advirtió de que históricamente en Canaria ha habido una enorme desigualdad entre las islas capitalinas y el resto, pues en estas últimas hasta hace prácticamente unos años no existía recurso alguno de atención a personas con trastorno mental y actualmente siguen siendo muy insuficientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine