Piden anular causa de la Camorra en España por haber sido juzgados en Italia

En España el clan realizó a finales de la década de los 90 importantes inversiones inmobiliarias, entre ellas la construcción de un complejo turístico en Adeje

26.01.2016 | 10:08

Los abogados defensores del juicio a veintiún acusados de la Camorra italiana que ha comenzado en la Audiencia Nacional han pedido la anulación del procedimiento al estimar que los hechos ya fueron enjuiciados en Italia y además han prescrito en España.

La Audiencia Nacional ha iniciado la vista con las cuestiones previas planteadas por las partes en un procedimiento en el que son juzgados veintiún supuestos miembros del clan de la Camorra "Nuvoletta".

El fiscal se ha opuesto a todo lo alegado por las defensas para tratar de anular la causa y el tribunal ha decidido celebrar el juicio y dejar la resolución de algunas de las cuestiones para el momento de dictarse la sentencia.

Cada acusado se enfrenta a diez años de cárcel por asociación ilícita y blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico mediante actividades inmobiliarias y de hostelería en Canarias, donde actuaban desde el final de la década de los 90.

Dos de los principales acusados, Giuseppe Polverino, "O Barone", y Raffaele Spasiano, han comparecido por videoconferencia al encontrarse cumpliendo en Italia penas de veinte y doce años de prisión, respectivamente.

El abogado de Polverino y Spasiano ha planteado además vulneración del derecho fundamental a un procedimiento con todas las garantías de defensa por el hecho de comparecer en la vista a través de videoconferencia desde Italia.

Las defensas han estimado además que el procedimiento es nulo ya que se basa en unas intervenciones telefónicas basadas en sospechas y conjeturas y no en indicios concretos.

Incluso el abogado de un acusado ha pedido deducir testimonio contra policías y fiscales por falso testimonio al relacionar a su patrocinado con prostitución de menores para justificar las escuchas.

Los letrados también han planteado la prescripción de los delitos al haber transcurrido más de diez años desde los hechos.

El fiscal se ha negado a todas estas cuestiones y ha aclarado que son juzgados por delitos cometidos en España y no por los vistos en Nápoles, en concreto su integración en el grupo liderado por el fallecido Giuseppe Felaco, conocido como Peppe Nazzaro, que según la Fiscalía llegó a controlar las inversiones de los clanes camorristas en las islas Canarias, en especial en Tenerife.

El presidente de la Sala, Félix Alfonso Guevara, ha dicho que el juicio debe celebrarse y que será en la sentencia en la que se resuelvan las cuestiones planteadas, aunque ha adelantado que unos mismos hechos pueden ser juzgados en dos países distintos y que, en este caso, hay que tener en cuenta las condenas cumplidas y compensar en su caso las penas que pudieran corresponder.

Los acusados están supuestamente relacionados con el fallecido Giuseppe Felaco, que llegó a formar parte del "grupo de fuego" del clan, es decir, al que se encargaban homicidios.

Entre los imputados destaca Giuseppe Polverino, "O Barone", considerado uno de los principales capos de la Camorra en España y extraditado a Italia después de haber sido arrestado en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 2012.

Recuerda la fiscalía que el clan "Nuvoletta" ha enviado desde hace años a España a varios de sus representantes para encargarse de sus intereses personales y económicos en territorio español.

Aliado con los subclanes "Nettuno" y "Polverino", el "Nuvoletta" se ha dedicado al tráfico de drogas, sobre todo de hachís desde Marruecos pasando por España para distribuirlo en Italia, así como a las estafas y extorsiones en el sector de la construcción y al control de operaciones hoteleras, además de ajustes de cuentas y disputas con clanes rivales.

En España el clan realizó a finales de la década de los 90 importantes inversiones inmobiliarias, entre ellas la construcción de un complejo turístico en Adeje (Tenerife), denominado Marina Palace, siempre según la Fiscalía.

Para uno de los acusados, Vicenzo Panico, además de las penas referidas, el fiscal solicita otro año y nueve meses de prisión por tenencia ilícita de armas.

La vista se reanudará mañana en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) con el inicio de los interrogatorios a los acusados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine