Las asociaciones de la Memoria Histórica exigen una ley que agilice las exhumaciones

Darias trasladará la petición a la Junta de Portavoces del Parlamento

22.01.2016 | 01:55
En primera fila: Mercedes Pérez Schwartz, María del Pino Sosa, Carolina Darias, Balbina Sosa y Aralda Rodríguez, ayer en el Parlamento de Canarias.

Tres asociaciones canarias de recuperación de la Memoria Histórica acudieron ayer al Parlamento regional para reclamar una ley propia que agilice las búsquedas, exhumaciones e identificaciones de los desaparecidos en las Islas durante la Guerra Civil y los años posteriores de represión de la dictadura. Las organizaciones calculan en 3.600 los desaparecidos y aunque saben que la mayoría de los cuerpos de los represaliados acabaron en el mar, aseguran que no cejarán en su empeño hasta que aparezcan los restos del último de sus familiares. La presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, y el resto de los componentes de la Mesa de la Cámara regional se entrevistaron con las representantes de estas asociaciones y Darias les aseguró que trasladará su petición a la Junta de portavoces.

Las familias de los desaparecidos también se quejaron de la falta de subvenciones, eliminadas por el Gobierno central desde 2012, para encargar estudios y sufragar las exhumaciones, y señalaron que "el tiempo se acaba" porque "quienes hoy saben en qué lugares están enterrados los desaparecidos, es la segunda generación de quienes vivieron aquellos hechos y ya tienen una edad muy avanzada, porque están llegando a los 80 años".

Darias señaló que las representantes de los colectivos de recuperación de la Memoria Histórica que acudieron al Parlamento: Mercedes Pérez Schwartz (Tenerife) Aralda Rodríguez (La Palma); Balbina Sosa Cabrera (Arucas) y María del Pino Sosa (Gran Canaria) "son líderes que han hecho de su vida una batalla, una lucha por agitar conciencias" para "reparar e intentar hallar a tantos seres que han desaparecido en Canarias en las cunetas, descampados, pozos, montes o el fondo del mar". Estas asociaciones, continuó Darias, "han hecho un trabajo ímprobo de recopilación de testimonio oral de familiares de desaparecidos". Darias señaló que la Mesa del Parlamento se ha comprometido a trasladar en la próxima Junta de portavoces la petición de las asociaciones para que Canarias cuente con una ley propia de Memoria Histórica y se mostró convencida de que "en un corto espacio de tiempo habrá una reunión en la que se trate el asunto" y sumó a dicho encuentro a la Federación Canaria de Islas (Fecai), cuya presidencia durante los próximos seis meses recae ahora en Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria para que, destacó, "pueda haber una actuación conjunta de todas las administraciones públicas en Canarias para acompañar a las asociaciones en esa voz, recuerdo y agitación de conciencias, para ayudarlas en su labor de concienciación y sensibilización".

Darias añadió que "se ha hecho mucho, pero la tarea no ha concluido y hasta que no aparezcan todos los que están por ahí olvidados, queda mucho trabajo aún por hacer", concluyó la presidenta del Parlamento canario.

Mercedes Pérez Schwartz agradeció la atención prestada por los representantes del Parlamento a quienes dieron a conocer el trabajo que están desarrollando así como las "necesidades actuales y futuras", de las que dijo que comienzan a ser "acuciantes". Pérez Schwart recordó que ya se habían reunido con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, pero destacó la importancia de la cita de ayer en el Parlamento, porque es "donde se aprueban las leyes".

Las asociaciones demandan una ley propia de Memoria Histórica como las que tienen las comunidades de Andalucía o Navarra, una ley –dijo– "que no pierda de vista nuestro objetivo fundamental que no es sino la búsqueda, exhumación, identificación y la entrega a sus familiares de los desaparecidos durante el golpe de Estado de 1936 o la Guerra Civil".

Pérez Schwartz reconoció que los trabajos de exhumación e identificación "son muy costosos" y carecen de subvenciones o ayudas a excepción, dijo, de "momentos muy concretos en los que se ha aportado algo, pero que han sido insuficientes". En este sentido demandó que, al igual que ocurre en Andalucía o Navarra, las "administraciones públicas canarias se hagan cargo de las exhumaciones e identificaciones de los cuerpos" y admitió que para ello "no hacen falta partidas presupuestarias" para tales trabajos, ya que resulta muy difícil que se hagan cargo las asociaciones después de la desaparición de las subvenciones en 2012 por parte del Ministerio de la Presidencia.

La portavoz de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife recordó que, "en Canarias hay alrededor de 3.600 desaparecidos, aunque depende de los autores que han estudiado este asunto". No obstante recalcó la dificultad que entraña la geografía insular para la recuperación de los cuerpos pues fueron arrojados en pozos en Gran Canaria, los enterramientos en los montes de La Palma o los conos volcánicos de Tenerife, pero destacó que lo peor es saber que "el gran cementerio de los desaparecidos es el mar".
Pérez Schwartz indicó que "no se trata de reabrir la guerra de las dos Españas, porque desgraciadamente eso ya pasó, lo que queremos es dar digna sepultura a nuestros muertos, a quienes simplemente detuvieron y asesinaron por defender un Gobierno legítimo, que era el de la República".

Por su parte, Aralda Rodríguez insistió en que "sin dinero no se puede pagar a los arqueólogos ni a las personas encargadas de una excavación". No obstante, subrayó que la asociación de La Palma ha recibido una subvención del Cabildo de esa Isla para proseguir con los trabajos en Fuencaliente y hacer un monumento "donde aparecieron los que estaban allí enterrados". "Todos queremos recuperar a nuestros familiares, pero no tenemos medios para hacerlo", concluyó. Sobre subvenciones, Balbina Sosa explicó que se está abriendo otra vez el pozo del barranco de Tenoya gracias a una aportación de dinero del Cabildo de Gran Canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine