El HUC estrena técnica contra el cáncer de mama

Esta técnica que radia solo una parte de glándula se realiza de forma ambulatoria, y en sólo cuatro días, a mujeres en determinados estadios

11.01.2016 | 13:55

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha comenzado a aplicar una nueva técnica en el tratamiento contra el cáncer de mama y que consiste en radiar sólo una parte de la glándula por medio de braquiterapia, ha informado la Consejería de Sanidad del Gobierno canario.

Esta técnica se realiza de forma ambulatoria y en sólo cuatro días a mujeres en determinados estadios, indica la Consejería de Sanidad en un comunicado en el que añade que este tratamiento se ha realizado en cuatro ocasiones desde su puesta en marcha hace dos meses.

Esta modalidad somete a radioterapia solo una parte de la mama, en lugar de la totalidad de la glándula como es habitual tras la extirpación quirúrgica del tumor canceroso.

La "gran" ventaja de la irradiación parcial es que se puede comprimir el tratamiento en el tiempo, mientras la radiotarapia habitual de cáncer de mama supone entre tres y seis semanas de sesiones diarias de radiación, esta nueva técnica permite su administración en una semana, indica la Consejería de Sanidad.

En el HUC se aplica en cuatro días, a dos sesiones diarias, para un total de ocho fracciones.

"Abandonar una práctica que ha demostrado su efectividad a lo largo de más de treinta años es una decisión difícil", reconocen Laura Blanco y José Luis Pérez Aguiar, responsables de la puesta en marcha de este procedimiento.

Por ello, agregan, la comunidad científica aplica esta irradiación parcial solo a un grupo seleccionado de pacientes con cáncer de mama, sobre la que existe evidencia de que esta modalidad es equivalente a la clásica.

Explica la Consejería de Sanidad que hay varios sistemas para suministrar la irradiación en régimen de irradiación parcial, y el servicio de Oncología Radioterápica del HUC ha optado por la braquiterapia interticial.

El primer día, en un "sencillo" procedimiento quirúrgico, se introducen de manera muy precisa unos finos tubos plásticos en la región de la mama que se desea tratar.

En cada una de las sesiones se hace circular una fuente radioactiva por esos catéteres, depositando la dosis de radiación con la máxima exactitud.

"Es el sistema más complejo; pero también el más flexible y experimentado", explican Blanco y Pérez, quienes añade que en el HUC se ha podido optar por ese sistema gracias al apoyo que el servicio de Física Médica proporciona en el cálculo de dosis.

Con la aplicación de este tipo de braquiterapia, una técnica que se utiliza en ese centro hospitalario en otros tipos de cáncer como el de próstata, el HUC incorpora una opción que reduce tiempos de tratamiento y efectos secundarios en el cáncer de mama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine