Tecnología

Drones, el regalo de esta Navidad

Los expertos alertan de que el mal uso de estos aparatos puede ser peligroso

28.12.2015 | 16:18

Los drones se han convertido en uno de los regalos estrella de esta Navidad. Estos pequeños aparatos voladores no tripulados constituyen un mercado en auge en España, pero también en Canarias, gracias a sus múltiples usos. La ingeniera en Electrónica y Telecomunicaciones Priscila Díaz comenta que estos aparatos fueron diseñados con un objetivo militar, pero entre 2012 y 2013 su uso se generalizó en el ámbito civil. Actualmente, su utilización se ha extendido a varias áreas como el sector agrícola, que los utiliza para supervisar los cultivos desde el aire; el control policial; o las grabaciones aéreas de eventos. Sin embargo, son muchos los aficionados que los usan de manera recreativa.

Ante el auge que durante los últimos años está registrando el sector se hizo necesaria una regulación, que pusiera límites al uso de estos aparatos. Díaz, que también es una de las propietarias de la tienda Drones Canarias, asegura que existen diferencias entre la normativa que tienen que cumplir aquellos que quieran hacer un uso profesional de este aparato de quienes solo lo vuelen como una forma de ocio.

Para utilizar un dron como entretenimiento no hace falta sacarse ninguna licencia de piloto. Sin embargo, Díaz apunta que es necesario seguir unas normas de seguridad. Entre ellas se encuentra la de no volar cerca de aeropuertos, helipuertos y zonas de parapente, ya que estos aparatos pueden poner en peligro a las aeronaves si vuelan demasiado cerca.

Estos dispositivos tampoco pueden ser utilizados de noche, ni en zonas urbanas. Además, deben estar alejados de las aglomeraciones de personas, como conciertos, eventos deportivos o manifestaciones. La normativa permite volar estos aparatos a una altura máxima de 120 metros y está prohibido alejarlos más de 500 metros.

Díaz asegura que no existe un límite de edad para poder volar alguno de estos aparatos, por lo que algunas jugueterías se han sumado al carro y publicitan entre los regalos estrella de esta Navidad estos dispositivos. Sin embargo, advierte que un uso inadecuado puede tener graves consecuencias. "

La utilización de un dron de manera profesional requiere de una serie de requisitos que tiene que cumplir tanto la empresa u organización que los realiza como el piloto del aparato. El dron en este caso debe llevar una placa de identificación donde aparecerá la designación específica, el número de serie, además del nombre de la empresa operadora y los datos de contacto. La entidad también deberá contratar un seguro de responsabilidad civil, para hacer frente a cualquier contratiempo que tenga lugar durante el vuelo.

La persona encargada de manejar el aparato debe acreditar tener los conocimientos necesarios para pilotarlo, bien a través de un certificado emitido por una organización autorizada por la Agencia Estatal de Seguridad Aeronáutica, que le permitirá pilotar drones de hasta 25 kilos, o una licencia de piloto.

Sin embargo, Díaz advierte que son muchos más los que operan ilegalmente. "Hay mucha economía sumergida en el sector, ya que muchos de los que están trabajando como operador de drones sin tener ninguna licencia", mantiene.

Díaz asegura que se trata de un sector que generará en los próximos años muchos puestos de trabajo. "Es un mundo muy amplio y se van a extrapolar a muchos campos", afirma. Esta experta mantiene que en Canarias su uso tendrá mucha importancia en el futuro, ya que debido a la orografía del Archipiélago, utilizando estos aparatos se podrá acceder a lugares apartados.

Díaz expone que una de las mayores limitaciones que tiene la utilización de estos dispositivos es la poca durabilidad que tienen todavía sus baterías. "En los drones que se comercializan para uso recreativo está en torno a los 10 o 12 minutos, mientras que la batería de los profesionales tiene una duración de 25 o 30 minutos", señala.

El precio de estos aparatos se adapta a casi todos los bolsillos. "Se pueden conseguir drones para uso recreativo desde 30 euros", señala Díaz, pero se pueden llegar a pagar hasta 1.500 euros por alguno de ellos. Sin embargo, Díaz apunta que un dron para uso profesional puede llegar a costar hasta 20.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine