La Fiscalía mantiene los 18 años de cárcel para el acusado de matar a Zulay Lorenzo

El Ministerio público y la acusación particular coinciden en que todas las pruebas indican que Hernández es el responsable del asesinato de su pareja en 2014

16.12.2015 | 10:38
La Fiscalía mantiene los 18 años de cárcel para el acusado de matar a Zulay Lorenzo

La Fiscalía mantuvo ayer la petición de una pena de 18 años de prisión para Guillermo Hernández, acusado de matar a su pareja, María Zulay Lorenzo, en Arona en 2014. Tanto la acusación particular como el abogado de la Defensa de adhirieron ayer a la petición del Ministerio público que elimina el agravante de ensañamiento y solicita una indemnización para los hijos y el padre de la víctima.

La segunda sesión del juicio oral tuvo lugar ayer en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife en la que se leyeron las conclusiones de las partes, después de que el lunes tras la declaración de Hernández donde reconoció su culpabilidad, tanto la Fiscalía como la acusación particular y la defensa renunciaran a las declaraciones de todos los testigos citados para el juicio.

La representante del Ministerio fiscal recordó a los miembros del jurado que aunque el acusado había reconocido en la sesión anterior ser el que causó la muerte de Zulay Lorenzo, su trabajo no había terminado. La fiscal aseguró que no basta con la declaración del acusado para declararlo culpable, pero aseguró que todas las pruebas que se recabaron durante la investigación judicial apuntaban a que Hernández había cometido los hechos delictivos que se le imputan.

Según las conclusiones relatadas, el día 14 de enero de 2014 la pareja formada por Zulay Lorenzo y Guillermo Hernández mantuvo una discusión "en la que él decidió acabar con la vida de Zulay". La fiscal afirmó que otra de las pruebas que apuntaba a la autoría del acusado era los rastros de su ADN presentes en el mango del arma homicida, un cuchillo de cocina de color verde, en cuyo filo se encontraron muestras de sangre de la fallecida. Además, en el cuerpo del acusado se encontraron restos de sangre de la víctima.

Hernández decidió tirarse por la venta después de cometer presuntamente el asesinato, una caída tras la que quedó en estado grave y permaneció hospitalizado hasta el 28 de enero de 2014.

La representante del Ministerio fiscal argumentó que Zulay no tuvo posibilidad de defenderse, ya que el lugar donde se cometió el crimen era demasiado estrecho y no tenía movilidad. La autopsia ratificó que la víctima murió por una muerte violenta por arma blanca, que le causó importantes hemorragias y heridas "que eran incompatibles con la vida, aunque la víctima hubiera recibido atención sanitaria inmediata". Los forenses además indicaron en sus informes que el cuchillo verde, con el que presuntamente Hernández acuchilló a su entonces compañera sentimental, es compatible con las heridas que se encontraron en su cuerpo.

La fiscal también apuntó que tanto los psicólogos como los psiquiatras forenses determinaron que el acusado no padece ningún trastorno mental ni de la personalidad.

Por todo ello, el Ministerio público solicitó a los miembros del jurado un veredicto del culpabilidad, una petición a la que se sumaron las dos abogadas de la acusación particular, quienes recalcaron que todas las pruebas indican que fue él quien cometió el hecho delictivo y que lo realizó con plena conciencia.

El abogado de la Defensa pidió al jurado que no se dejaran llevar por las emociones y se centraran en los hechos. Además, el letrado afirmó que si su defendido no hubiera reconocido su culpabilidad en la primera sesión del juicio no se podrían haber sabido con exactitud que pasó en la vivienda de Guaza donde se cometió el asesinato. "Él da la clave para que la familia pueda saber qué pasó", aseguró ayer. Aun así, el abogado reconoció que esto no le exime de responsabilidad y pidió a los miembros del jurado "equilibrar la balanza de la justicia".

El acusado, Guillermo Hernández, no quiso hacer uso de su derecho a última palabra en la vista.

La sesión concluyó con la entrega del objeto del veredicto a los miembros del jurado, que deberán deliberar para determinar la culpabilidad o la inocencia del acusado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine