Las franquicias dentales concentran tres de cada 10 denuncias

El Colegio de Dentistas de la provincia reclama que se regule la publicidad de los tratamientos odontológicos

06.12.2015 | 01:44

Las franquicias dentales acaparan el 30% de las denuncias que los pacientes odontológicos han presentado en la provincia. Según los datos recopilados por el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, el año pasado se incrementaron un 27% las reclamaciones de clientes insatisfechos y tres de cada diez se quejan de las malas prácticas efectuadas en este tipo de clínicas. El presidente del colegio, Francisco Perera, afirmó que se trata de un porcentaje muy alto si se tiene en cuenta que este tipo de consultas son una minoría entre todas las clínicas que existen en la provincia.

Perera argumenta que uno de los factores que puede incidir en este aumento de las reclamaciones puede deberse a las agresivas campañas publicitarias que llevan a cabo ciertas empresas, que no se corresponden con la realidad . "Se están ofreciendo implantes a 200 euros o empastes a 25", señala. Pero Perera denuncia que detrás de estos reclamos se esconden malas prácticas, sobretratamientos o malos materiales.

El presidente asegura que en algunas ocasiones estos bajos precios solo incluyen en el caso de los implantes la colocación del tornillo o después de haber concertado el tratamiento se enteran de que no está incluida la anestesia. "También hemos detectado que se producen sobretatamientos, es decir, que se realizan procedimientos que no son realmente necesarios", argumenta Perera. Además, este profesional apunta que "si se están cobrando precios tan bajos, probablemente estén utilizando materiales importados de baja calidad".

Él asegura que el Colegio de Dentistas no está en contra de la libre competencia, pero quiere que las ofertas sean veraces y que el paciente tenga toda la información antes de realizarse un tratamiento. "Yo estoy seguro de que no todos los anuncios son legales y el colegio recibe quejas de muchos pacientes que están descontentos con el tratamiento", comenta.

Advertencias

"Usted nunca pediría cita con un cardiólogo en oferta, pero en el caso de la boca sí que se juega con este tipo de cosas", critica y mantiene que si este tipo de rebajas se realizaran en cualquier otra especialidad médica "sonarían a chascarrillo". Perera se mostró de acuerdo que este cierto mercantilismo que se está llevando a cabo con los tratamientos dentales es en parte consecuencia de que la mayor parte de los tratamientos odontológicos no estén incluidos en el catálogo de servicios de la Seguridad Social. Aunque recuerda que se ha conseguido que los menores entre los seis y los 14 años tengan cubierta este tipo de atención gracias al programa Padican.

Perera mantiene que durante los últimos años se ha producido un aumento de las quejas de pacientes insatisfechos. El presidente del colegio argumenta que puede deberse al mejor conocimiento de sus derechos que tienen los pacientes, pero también reconoce que pueden haber empeorado la práctica de algunos profesionales.

Sin embargo, el Colegio de Dentistas mantiene que ellos solo pueden actuar y registrar las denuncias cuando el paciente ya ha iniciado el tratamiento, porque aseguran que también ha recibido varias reclamaciones motivadas por publicidad engañosa de tratamientos dentales.

Debido al aumento de este tipo de publicidad de productos sanitarios, el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife solicitó a las instituciones públicas una regulación publicitaria para los anuncios relacionados con productos sanitarios. Recientemente, se ha aprobado una Propuesta No de Ley en el Parlamento canario para pedir al Gobierno regional que cualquier publicidad sanitaria necesite de una autorización previa para poder publicarse. "La idea es que deba pasar por el filtro de una comisión , que verificará que lo ofrece es verdad y que el tratamiento tiene una calidad aceptable", explica Francisco Perera. El presidente del Colegio de Dentistas tinerfeño asegura que no se trata de un movimiento corporativista "sino de proteger al paciente".

La organización ha llevado a cabo en varias ocasiones campañas para prevenir de los riesgos para la salud que puede haber detrás de los tratamientos dentales con precios excesivamente bajos.

Perera asegura que otras comunidades españolas ya cuentan con este tipo de normativas y por eso no quieren que Canarias se quede atrás, por lo que solicitan que no se demore la aprobación de esta regulación por el bien de los pacientes.

El número de dentistas se ha triplicado en los últimos años

El presidente del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, Francisco Perera, asegura que el número de odontólogas en la provincia se ha triplicado en 30 años. Un crecimiento en el número de profesionales que se da solo en el Archipiélago, ya que los dentistas han pasado de ser un colectivo de 8.000 personas en toda España a ser más de 27.000 en apenas unos años.

Sin embargo, Perera asegura que las condiciones para los profesionales que se sacan la carrera actualmente son muy diferentes a las que se encontraron los dentistas de su generación. "Las condiciones económicas no permiten a los nuevos colegiados abrir sus propias consultas", mantiene. Antes los recién titulados tenían la posibilidad de acudir a una entidad bancaria y solicitar un préstamo. "Te daban el crédito porque sabían que los podrías pagar, esto ya no es así", lamenta.

Por eso, mantiene que el incremento en el número de colegiados está influyendo para que se produzca un deterioro en las condiciones laborales de los recién titulados. "Está conduciendo a que se contrate a dentistas por menos de 1.000 euros", critica.

Perera afirma que existe una gran diferencia entre las clínicas franquiciadas y las consultas que abren los colegiados. Asegura que por lo general las franquicias se nutren de los nuevos profesionales y que por eso los trabajadores cambian con mucha rapidez. "La gente se queja que no les atienda siempre el mismo odontólogo", señala. Según el presidente del colegio esto se debe a que se trata de dentistas recién titulados a los que se les paga poco, "por lo que en cuanto encuentran otra cosa se marchan".

Además, señala que en algunos casos se les impone a los profesionales los tratamientos que deben hacer y que este es el motivo de que se realicen más de los que son necesarios. D. G.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine