La diabetes mata casi siete veces más en Canarias que en Madrid

Los datos proceden del estudio DARIOS, que ha analizado la mortalidad desde 1981 hasta 2011

01.12.2015 | 11:48

La diabetes mata casi siete veces más en Canarias que en Madrid, según un estudio realizado en diez comunidades autónomas, y conforme al cual entre el millón de hombres que viven en las islas fallecen 385 cada año por esa enfermedad, mientras que en la comunidad madrileña la cifra es de 174 para tres millones de varones.

El profesor Antonio Cabrera, coordinador del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de La Laguna, ha explicado a Efe que no conoce otro caso en el que se pueda decir que en una región se muere el doble de personas que en otra por una enfermedad, mientras que en este la diferencia llega a multiplicarse por siete.

Los datos proceden del estudio DARIOS, que ha analizado la mortalidad desde 1981 hasta 2011, y además ha estudiado 28.887 pacientes de Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia y Navarra.

Este estudio epidemiológico ha sido publicado en la revista Diabetes Research and Clinical Practice, que es el órgano oficial de la Federación Internacional de Diabetes.

Antonio Cabrera comentó que hay cosas "inauditas" como el hecho de que la muerte de mujeres por diabetes a principios de los años 80 del siglo pasado era un veinte por ciento mayor en Canarias que en Andalucía, pero hoy esa mortalidad es un 400 por ciento mayor.

Las muertes por diabetes bajaron en toda España durante las dos últimas décadas de XX, incluidas las mujeres de Canarias.

Pero a partir del siglo XXI nos alcanzó "la onda epidémica de la obesidad", y a una población como la canaria que posiblemente tenía predisposición genética a la mala evolución de la diabetes la "remató", a juicio de Antonio Cabrera.

El resultado de esa onda epidémica es que a partir del 2000 las muertes de mujeres por diabetes en el resto de España han descendido mucho, mientras que en Canarias se han estancado.

La brecha de fallecimientos ha aumentado, pues los hombres de las islas, que ya en 1980 sufrían una mortalidad un 140 por ciento mayor que los de Madrid, han pasado a multiplicar esta tasa por 6,6 (más de un 600 por ciento de exceso de mortalidad), y en las mujeres la tasa de Canarias multiplica ahora por 8 a la de Madrid.

Antonio Cabrera comentó que si ya sería mucho decir que la mortalidad por diabetes en Canarias es la misma que en 1981 resulta que en los hombres ha empeorado, ya que el número de muertes por cada cien mil personas ha pasado de 32,73 a 38.27 en treinta años.

Por eso cree que ha llegado el momento de llamar la atención de forma insistente, y señaló que la población canaria de entre 35 y 64 años tiene mucha más diabetes que en el resto de España, para preguntar qué ocurrirá cuando envejezcan esas personas.

Los datos son similares en obesidad, hipertensión y síndrome metabólico (que agrupa factores de riesgo), ya que todos son más altos en Canarias que en la Península, y en este último síndrome ocurre incluso entre las personas de más de 65 años.

También dijo Antonio Cabrera que hay un mecanismo previo a la aparición de diabetes, que se conoce como resistencia a la insulina que se produce por bloqueo de los receptores de las células a los que se tiene que unir la insulina.

Se trata de un proceso que no se sabe por qué se produce pero se da durante años en algunas personas, una gran parte de las cuales llega a tener diabetes.

Pues bien, la resistencia a la insulina es en Canarias significativamente más frecuente que en el resto de España en todos los tramos de edad y particularmente entre quienes no tienen obesidad, indicó Antonio Cabrera, quien señaló que todo apunta a que puede haber predisposición genética que haga que los canarios sean más propensos a tener diabetes, y además con peor evolución.

Antonio Cabrera señaló que el estudio DARIOS especula con que los factores genéticos estén en el origen de la elevada tasa de diabetes y de muerte a causa de esa enfermedad, de forma que proceda de los aborígenes de las islas.

Pero insistió en que es preciso investigar, ya que no está demostrado y la situación es alarmante, tanto por las muertes como por la pérdida de calidad de vida y el coste sanitario.

Hay que tener en cuenta que la diálisis renal por diabetes en Canarias multiplica por siete el del País Vasco y que las amputaciones de piernas por diabetes, así como la ceguera son igualmente las más altas de España, dijo Antonio Cabrera.

Por tanto es un problema inmenso tanto en sufrimiento humano como en costes económicos.

Entiende Antonio Cabrera que en materia sanitaria en Canarias se hace todo lo que se realiza en cualquier otro lugar, pues se ha medido la calidad de la asistencia y no desmerece de la prestada en la Península.

Pero es evidente que la gravedad del problema requiere que en su solución deban implicarse todas las Administraciones, ya que desborda las posibilidades de los servicios sanitarios tal como los conocemos, por lo que cree que también debe intervenir el Ministerio de Sanidad.

Piensa que es moralmente "obligatorio" buscar más recursos económicos para investigar la diabetes en Canarias. Tanto en los cuatro grandes hospitales públicos de referencia como en Atención Primaria del Archipiélago hay muy buenos grupos de investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine