Los trabajadores del SCS protestan contra unas oposiciones "injustas"

Los temporales comienzan paros de 20 minutos que se repetirán tres veces al día

28.11.2015 | 02:00

Los trabajadores temporales del Servicio Canario de Salud (SCS) protestaron ayer a las puertas de los principales centros sanitarios del Archipiélago contra unas bases de oposiciones "injustas", en las que prima la nota del examen sobre la experiencia laboral y la formación. La huelga de carácter indefinido continuará hasta que se llegue a un acuerdo con la Consejería de Sanidad, con paros diarios de 20 minutos por turno (mañana, tarde y noche).

Con esta movilización, respaldada por la plataforma Por una OPE más justa, los profesionales pretenden que se desvincule el cese y la lista de contratación de la nota del examen. Después de décadas de trabajo en el SCS, los sanitarios se ven en la calle por el resultado de un examen, al que deben presentarse todos aquellos que pretendan trabajar en la sanidad pública canaria.

"Esto nunca se ha hecho de esta manera. Los traslados han sido siempre por antigüedad. En cambio, ahora si no te presentas al examen, eres el primero que vas a cesar. Obligas a todo el personal interino, sustituto y eventual a presentarse a unas oposiciones inaceptables", denunció ayer Ana Quintana, portavoz de Por una OPE más justa.

Las bases de la OPE de 2007 establecen que, una vez superado el examen, el 60% de la puntuación corresponde a la nota del examen, el 20% al tiempo trabajado y el 20% restante a la formación. Los trabajadores que no consiguen una plaza pasan a formar parte de una lista de contratación al que se va llamando por orden. Para formar parte de esta bolsa de empleo se establece que el 50% es la nota del examen y el otro 50% el tiempo trabajado, sin tener en cuenta la formación.

A día de hoy la OPE de 2007 continúa desarrollándose y queda pendiente la celebración de los exámenes de las dos categorías más multitudinarias: enfermería y auxiliar administrativo, a los que se han inscrito 30.000 y 40.000 personas, respectivamente, y para los que todavía no hay fecha fijada.

Pese a que ya se han examinado la mayoría de las categorías, Por una OPE más justa ve viable que se modifiquen las bases de las oposiciones para que se valore "correctamente" la experiencia y formación de los trabajadores del SCS.

La plataforma, constituida el pasado mes de marzo, respalda su postura con varios informes jurídicos elaborados por diferentes profesionales. "La desvinculación es posible, lo que falta es voluntad política", denunció Quintana que lamentó que el consejero de Sanidad, Jesús Morera, les niegue esta posibilidad escudándose en un informe jurídico que no les ha enseñado.

Asimismo, los trabajadores del SCS criticaron que antes de las elecciones los partidos políticos les aseguraron que sí era posible esta desvinculación, pero, una vez que llegaron al poder, cambiaron su discurso y le dieron la espalda a sus reivindicaciones.

A la huelga indefinida iniciada ayer está convocado el personal eventual interino, eventual y sustituto de todas las categorías del SCS. Un personal que supone el 57% del total de trabajadores, según datos actualizados del SCS. En concreto, de las 25.003 personas que trabajan actualmente en el SCS, 10.765 son fijos y 14.238 son temporales (entre los que se incluyen 9.380 interinos, 1.748 sustitutos y 3.110 eventuales).

La portavoz de la plataforma denunció que los servicios mínimos "impuestos" son "tan abusivos" que se corresponden a la totalidad de una planta, por lo que los trabajadores "no pueden" sumarse a la protesta. "Con estos servicios mínimos se coarta la libertad del trabajador. Además, nos han anulado todos los días de libre disposición y los cambios de turno mientras que haya huelga, pese a que son solamente 20 minutos de paro por turno", subrayó.

Ante el temor de quedarse sin su puesto de trabajo después de tantos años, los trabajadores han iniciado una serie de movilizaciones, entre las que se incluye tanto la huelga, como diferentes campamentos en varias islas. En el caso de la huelga se ha optado por paros de 20 minutos para afectar lo menos posible a los usuarios.

"Los usuarios no deben sufrir las consecuencias de que la administración lleve 13 años sin convocar unas oposiciones y que ahora encima nos quieran echar por medio de una lista de contratación injusta", añadió Quintana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine