ANPE critica la "desregulación" de los 600 maestros de Religión canarios

El sindicato reclama al Ministerio la puesta en marcha de un convenio colectivo o el traspaso de competencias a la Comunidad Autónoma

28.11.2015 | 02:00
Un grupo de escolares durante una clase en un colegio tinerfeño.

El sindicato ANPE ha presentado ante el Ministerio de Educación una reclamación para exigir a la Administración que inicie la negociación de un convenio colectivo para los docentes de Religión. Desde la sección de la organización sindical en el Archipiélago, consideran que "es hora de acabar con la desregulación" del profesorado de esta materia, una situación que afecta a cuatro comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla.

El presidente de ANPE Canarias, Pedro Crespo, explica que los Gobiernos de Canarias, Andalucía, Aragón, Cantabria y de las dos Ciudades Autónomas no tienen las competencias en la contratación de los docentes de Religión en Educación Primaria, un colectivo que en el caso del Archipiélago ronda los 600 profesionales. "Es el Ministerio de Educación el que se encarga de los nombramientos, a propuesta del obispado correspondiente", señala Crespo, quien denuncia que "se realizan sin orden ni concierto".

Según el representante de la organización sindical, "según el Ministerio de Educación, el orden de llamamiento se hace según la antigüedad pero no es cierto y tenemos casos denunciados". Además, Crespo señala que en el caso de los docentes de esta asignatura en Secundaria, que sí depende de la Consejería canaria de Educación, "hay algunos problemas, pero no tantos porque sí que hay una lista de sustitución".

Por ello, la organización sindical en las Islas se adhiere a la exigencia nacional de negociar con el Ministerio de Educación un convenio que regule la situación de los docentes de Religión en Primaria o que se transfieran las competencias a las comunidades autónomas como ocurre con el profesorado de la asignatura en Secundaria.

Entre otros aspectos, la propuesta de ANPE incide en la necesidad de regular el empleo y la contratación (relación de puestos de trabajo y tipos de contrato), el régimen retributivo, los permisos y licencias o los procesos de acceso y movilidad en el puesto de trabajo.

ANPE ha reiterado en numerosas ocasiones la responsabilidad que tiene el Gobierno, sea del signo que sea, de garantizar los pilares sobre los que se sustenta el sistema público –igualdad, capacidad, mérito y publicidad-, por este motivo, y después de intentarlo por otras vías, ha solicitado de manera formal a la Administración que se ponga manos a la obra y restituya para los profesores de Religión no transferidos unos derechos que como empleados públicos le corresponden, recuerda la organización sindical en un comunicado.

Prudencia ante las oposiciones

ANPE pidió ayer a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que se analicen todas las variables a la hora de decidir el número de plazas y las especialidades que se que convocan en 2016. El sindicato considera que la escasa oferta de empleo existente en el resto del país, las elecciones y el futuro de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), y la posible derogación del decreto que obliga a los docentes a presentarse al examen para permanecer en la lista son factores que hay que tener en cuenta.

La organización sindical ha expuesto sus preocupaciones sobre este asunto en la Mesa Técnica celebrada ayer, en la que han participado los sindicatos del sector y miembros de la Administración. El único tema de este encuentro era analizar la viabilidad de convocar plazas públicas el próximo año y abordar en qué especialidades sería más oportuno. Para ello, la Dirección General de Personal de la Consejería de Educación envió esta misma semana un detallado informe con los datos de jubilaciones de 2015 y la tasa de interinidad de las distintas especialidades, lo que a juicio de ANPE es "un acto de transparencia poco habitual". Los datos permiten tener un panorama más completo de la situación, pero el sindicato cree que las cifras no deben ser la única forma de decidir cómo y cuándo poner en marcha un proceso selectivo. "Tenemos que buscar la concurrencia. Si Andalucía y Madrid deciden no ofertar plazas de maestros se puede generar un efecto llamada en las Islas", indica Pedro Crespo, presidente de ANPE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine