La ULL debe sacar de sus arcas 800.000 euros para devolver la extra al personal

El Gobierno eleva un 1% los fondos destinados a esta partida pero el rector alega que es insuficiente

25.11.2015 | 23:07
La presidenta de Alumni, Carmen Pitti (de pie) y el rector de la ULL, Antonio Martinón (a su derecha), ayer.

La Universidad de La Laguna (ULL) ha manifestado en varias ocasiones lo insuficiente de las partidas asignadas para la institución en el presupuesto general de la Comunidad Autónoma. Ahora, una vez analizadas las cuentas en profundidad, el rector de la ULL, Antonio Martinón mostró su "enorme preocupación" por la necesidad de sacar de sus propias arcas al menos 800.000 euros para cumplir el acuerdo de subida salarial al personal. En concreto, este aumento responde al abono de la paga extra retirada por el Gobierno de Canarias en 2012.

El propio Ejecutivo ha incluido un aumento del 1% en todas las partidas, incluidas las de la institución académica, con la intención de que ese dinero se destine a la devolución de la paga extra. Sin embargo, en el caso de la ULL, según explicó Martinón, "el aumento previsto contempla solo el 85% de lo que se adeuda realmente al personal por lo que la Universidad debe abonar el 15% restante". Esto implica que el centro docente haga encajes de bolillos en su ya ajustado presupuesto para ´rascar´ 800.000 euros. "Tenemos un problema con eso y estamos a ver cómo lo solucionamos", lamentó el dirigente universitario.

Al menos no todos son quejas. Antonio Martinón valoró nuevamente la intención y "el interés" mostrado por el Gobierno canario y sobre por "la sensibilidad" de su presidente, Fernando Clavijo, con la necesidad de la educación superior del Archipiélago de atraer talento, sobre todo investigador. Recordó el rector que el líder del Ejecutivo plantea impulsar un programa similar al Ramón y Cajal para que investigadores de prestigio reciban fondos específicos para realizar sus trabajos científicos en la Universidad de La Laguna o la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

Al respecto, Martinón señaló ayer que la intención del Gobierno es destinar a esta iniciativa, aún sin denominación, una partida de 300.000 euros para financiar a entre ocho y doce investigadores. "Es cierto que parece una cantidad pequeña, pero hay que recibirla con satisfacción", señaló. Además, el rector confió en que la apuesta por la renovación del personal investigador y por la atracción de talento sea compartida también por el Cabildo de Tenerife, institución de la que esperan sacar otros dos millones de euros.

Esta cifra estaría vinculada a los proyectos en marcha a través del Parque Científico y Tecnológico de Tenerife, entidad que fomenta la ciencia en las Islas en base a áreas como la astrofísica, la nanotecnología o el medio ambiente. "Estamos en eso, a ver si conseguimos lograr más fondos por esa vía", sentenció el rector lagunero.

Antonio Martinón, que ayer compartió almuerzo con la Asociación Alumni ULL (Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna), explicó que dentro de las líneas de trabajo abiertas por parte del nuevo equipo de Gobierno de la institución académica se encuentra mejorar las relaciones entre el centro y la empresa, o como él mismo define, "el mundo económico".

"Se trata de que los canarios y los tinerfeños se sientan parte de esta Casa", señaló el rector, quien entendió como clave en ese sentido la participación de Alumni. "En la Universidad de La Laguna se hacen muchas cosas cada día y se trata de que la sociedad las conozca porque al fin y al cabo se hacen para ella", insistió el dirigente universitario quien concluyó que "los canarios tienen que entender la importancia de esta institución porque es la única manera de que se involucren".

Los antiguos alumnos dedican 68.000 euros a mecenazgo de la Universidad

Desde su puesta en marcha hace una década, la Asociación Alumni ULL (Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna) ha destinado 68.186,24 euros a acciones de mecenazgo para la institución académica, entre becas, donaciones o premios. A ello se suma, según destacó el secretario del colectivo, Alberto Brito, otros 60.000 euros destinados a acciones de apoyo a la difusión de a la ULL, entre las que citó la exposición de fotografía histórica anual o la edición de un calendario.

La directiva de la Asociación, con su presidenta Carmen Pitti a la cabeza, celebró ayer un almuerzo ayer con el rector de la ULL, Antonio Martinón, y el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García. En el encuentro aprovecharon para reclamar a la institución académica una mayor coordinación, cuestión que fue aceptada por los dirigentes universitarios. "Tenemos que aprovecharnos más de Alumni", dijo el rector, quien por su parte también solicitó al colectivo que "apoyaran la búsqueda de empresas que vinculen a la institución".

Aún así, Martinón valoró la aportación de Alumni a la labor académica, que se ha desgranado a lo largo de estos años en acciones como la donación a la biblioteca bien a través de material bibliográfico o bien a través de partidas concretas para la adquisición de fondos o documentos; la entrega de una cantidades para proyectos específicos vinculados con el deporte universitario o mecenazgo de actividades musicales y la convocatoria de proyectos a patrocinar para centros, departamentos o grupos de investigación.

A ello se suman los premios anuales que entrega la Asociación a alumnos o colectivos destacados de la Universidad de La Laguna. A todas estas cuestiones se destina el 23% de las cuotas de los 1.350 socios de Alumni.

Además, dentro de sus funciones la Asociación se ha incorporado al Consejo Social de la ULL como colectivo representante de la sociedad. En ese aspecto, los dirigentes plantean al órgano algunas modificaciones, especialmente relacionadas con la transparencia en la gestión y la mejora de la participación. Asimismo, según resumió Alberto Brito, hay dos cuestiones que preocupan especialmente a Alumni: la sede del Consejo y el gasto de su presupuesto. Respecto a los fondos, explicó que al menos la mitad de su presupuesto se destina a gastos corrientes y de inversión (300.000 euros) y plantea el debate de si el resto "se gasta adecuadamente".

Entre los gastos aludió al mantenimiento del edificio que sirve de sede al Consejo Social, "un antiguo centro con deficiencias" ubicado en Santa Cruz de Tenerife. "Debería abrirse la reflexión sobre la conveniencia de trasladar la sede a La Laguna y de esta manera ahorrar en gastos de mantenimiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine