Juicio Presunto asesinato en La Laguna

Los peritos declaran que el incendio en el que murió un hombre pudo ser accidental

La Fiscalía acusa a Lorenzo Manuel de provocar el fuego que acabó con la vida de su casero

24.11.2015 | 16:47
Los peritos declaran que el incendio en el que murió un hombre pudo ser accidental

Los agentes de la Policía Científica de La Laguna que declararon ayer en el juicio contra Lorenzo Manuel A. P., acusado de asesinar a su casero provocando un incendio en su casa, no pudieron verificar que el fuego se hubiera originado de manera intencionada. En el procedimiento celebrado ayer en la sección sexta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, los peritos mantuvieron que el origen del incendio podría haber sido tanto una colilla como una tela con restos de etanol, que fue encontrada debajo de la cama donde dormía el fallecido.

La Fiscalía acusa a Lorenzo Manuel A. P. de haberle prendido fuego a Antonio López Perera, el 15 de diciembre de 2014, en su domicilio aprovechando que este se había quedado dormido y estaba bajo los efectos del alcohol y otras sustancias estupefacientes.

La Defensa del procesado consideró que no hay pruebas concluyentes de que el acusado haya sido el autor de los hechos que se le imputan. El abogado sostuvo que la víctima era fumador y que se encontró un cenicero con muchas colillas en la habitación donde se produjo el incendio, por lo que pudo ser esta la causa que provocara el fuego.

El letrado incidió también en las contradicciones en las que incurrieron los diferentes testigos que pasaron por la sala. "Las camareras del bar La Oficina, que frecuentaron el acusado y el fallecido ese día, dieron tres versiones diferentes en cuanto a la situación y la actitud de Lorenzo y ninguna supo concretar el tiempo que estuvo fuera del establecimiento", afirmó.

Por su parte, el fiscal si bien reconoció que no existía una prueba directa que acreditara la autoría del asesinato, sí que afirmó que existían indicios que llevan al Ministerio a pensar que el acusado es culpable. Entre las cuestiones que señaló el representante del Ministerio Público estuvo la cohartada utilizada por el acusado. Lorenzo señaló durante su declaración en el jucio que en el momento en el que se produjo el incendio, él se encontraba comprando cervezas tal y como le habían requerido las empleadas del bar La Oficina. Sin embargo, las camareras y la encargada del establecimiento aseguraron durante el juicio que en ningún momento ese día habían enviado al acusado a adquirir este producto, ya que se encontraba bebido.

El procesado también había declarado en las dependencias policiales poco después de su detención, que había sido él quien le había prendido fuego a la casa del fallecido utilizando unas telas que encontró en la vivienda, "cuando nadie antes había comentado que existieran esas telas debajo de la cama donde se originó el incendio", sostuvo el fiscal. Sin embargo, el acusado cambió su versión cuando volvió a declarar en el Juzgado y alegó durante el procedimiento que los agentes le habrían agredido para que se declarase culpable.

El fiscal también apuntó que Lorenzo tenía un conflicto "crónico" con el fallecido por su vivienda y que ese mismo día habían discutido, después de que Antonio le hubiera echado de casa por el impago del alquiler. Además, en sus conclusiones el representante del Ministerio Público señaló que el acusado siempre tuvo llaves de la casa, algo que negó hasta el último momento cuando fue registrado por la policía.

El fiscal opinó también que el reo actuó con alevosía, ya que conocía el mal estado en el que se encontraba Antonio y "aprovechó dicha circunstancia para causarle la muerte", señaló.

Por el contrario, la Defensa sostuvo que tanto la víctima como Lorenzo Manuel eran consumidores habituales de sustancias estupefacientes, por lo que no se le puede acusar de provocar de manera intencionada el mal estado de la víctima. El letrado sostuvo que no podrían considerar entonces la muerte como un asesinato, "ya que no se dan las circunstancias para que lo sea".

El acusado utilizó su derecho de última palabra para ratificar que no se encontraba en la vivienda en el momento en el que se produjo el incendio y que está siguiendo un tratamiento psiquiátrico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine