La Fundación Lucha contra el Sida cree que el virus tendrá solución en cinco años

Un estudio revela que el diagnóstico tardío de la patología eleva por diez la mortalidad el primer año frente a una detección temprana

24.11.2015 | 16:47

El presidente de la Fundación Lucha contra el Sida y director del laboratorio IrsiCaixa, Bonaventura Clotet, afirmó ayer que "en cinco años podemos tener una vacuna definitiva contra el VIH", aunque matizó que "algunos casos no se curarán del todo" y que "se tendrán que combinar con fármacos".

En la presentación de la sexta Gala Sida Barcelona que se celebra esta noche en la capital catalana, la madrina de esta edición, la actriz Belén Rueda, recordó que su generación ha visto nacer esta enfermedad "y del mismo modo queremos ver como acaba".

"Investigamos una enfermedad que aún es una gran amenaza y que hay que prevenir, que tiene un alto coste y toxicidad a largo término", alertó el presidente de la fundación, dirigiéndose sobre todo a los más jóvenes, quienes "han perdido un poco el miedo al Sida, a lo mejor porque perciben la proximidad de una solución".

Señaló, además, que "en España hay más de 100.000 afectados de VIH, de los cuales un 20% no lo conocen" e instó a las instituciones a "hacer más campañas de prevención y a incidir con ellas especialmente en las escuelas, los institutos y las universidades".

El director de IrsiCaixa agradeció las donaciones que, "en un país sin tradición filantrópica como España, nos permiten ser competitivos en el corto plazo", y se mostró "orgulloso" de que su laboratorio esté entre los diez más importantes en el mundo, investigando soluciones tanto con vacunas como con fármacos.

Además, un estudio realizado por investigadores españoles constata que la mortalidad en el primer año después de la detección del VIH y en comparación con los pacientes diagnosticados a tiempo, es diez veces mayor en los enfermos con diagnóstico tardío y 23 veces más en las personas que, además, tienen sida.

El trabajo, en el que participaron investigadores del Instituto de Salud Carlos III y de 33 centros sanitarios públicos, refleja que de 7.000 nuevos casos diagnosticados entre 2004 y 2013, casi un 47% fueron tardíos, ha informado el Grupo de Estudio del Sida (GeSIDA).

La investigación, que será presentada en el VII Congreso GeSIDA que comenzará el próximo 1 de diciembre coincidiendo con el Día Mundial del Sida, ha estudiado el impacto del diagnóstico tardío en la mortalidad a corto (un año), medio (entre uno y cuatro años) y largo plazo (más de cuatro años).

Según el estudio, la mortalidad a medio plazo se mantuvo también mayor en pacientes diagnosticados tardíamente, mientras que no se observaron "diferencias significativas" a largo plazo. A pesar de haberse experimentado una reducción significativa en la última década, el trabajo revela que el diagnóstico tardío "sigue siendo un importante problema en la atención al VIH, incidiendo especialmente al segmento de población con nivel de educación inferior, población inmigrante y personas heterosexuales y de mayor edad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine