ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo

El Cabildo somete a consulta pública la desprotección del monolito franquista

La Institución abre un plazo de 20 días para presentar alegaciones a la desafección de Las Raíces como BIC

21.11.2015 | 02:00

El monumento a Franco que se encuentra en el monte de Las Raíces, en el municipio de El Rosario, y que conmemora la reunión que el dictador celebró el 17 de junio de 1936 con sus oficiales y generales para impulsar el levantamiento militar contra la Segunda República sigue su camino para pasar a la historia. El Cabildo de Tenerife anunció en agosto que este monolito sería derribado para cumplir así con la Ley de Memoria Histórica. Aunque en un principio se habló de que sería reducido a escombros en el pasado mes de octubre, lo cierto es que aún sigue en pie debido al trámite complejo que conlleva, ya que primero hay que retirar a este lugar la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC). Con este fin, y coincidiendo con el 40 aniversario de la muerte del golpista, la Institución abrió ayer el trámite de audiencia para la desafección de este sitio.

Las personas interesadas en presentar alegaciones respecto a la desprotección de la zona tienen un plazo de 20 días para hacerlo y, tal y como recoge la publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), el expediente puede ser consultado en la Unidad de Patrimonio Histórico de la Corporación insular. Este proceso se inició en verano ya que es uno de los pasos previos que hay que dar para poder quitar el obelisco.

La intención de la Institución tinerfeña es sustituirlo por un parque a través del que se rememore la Guerra Civil sin ningún tipo de exaltación y el consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, ya ha defendido en más de una ocasión que con esta decisión no solo se cumple con la Ley de Memoria Histórica de 2007, sino también el acuerdo alcanzado por el Cabildo en 2008 y la petición de la Asociación de la Memoria Histórica de Tenerife para retirar el monumento.

El responsable del área dijo ayer que el sometimiento a información pública es un mero trámite para llevar a cabo la decisión tomada en agosto y, en su momento, recordó que la Ley de Memoria Histórica "es clara", ya que contempla "la retirada de aquellos objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura". Así, ha mostrado su disposición a cumplir con la moción aprobada por unanimidad hace ya casi ocho años, cuando los tres grupos políticos que componían entonces la Corporación (Coalición Canaria, el Partido Socialista y el Partido Popular) dieron luz verde a la retirada del monolito.

La propuesta contemplaba iniciar los trámites para la modificación de la declaración de Las Raíces como BIC o su desafección, así como proponer al Museo Militar Regional de Canarias, ubicado en la capital chicharrera, que admitiera el obelisco en sus instalaciones. El director de esta institución, Alberto Ruiz de Oña, mostró su predisposición a que la escultura fuera trasladada a ese lugar, pero puso como condición que estuviera en buenas condiciones. Esta opción, sin embargo, nunca llegó a cuajar, no solo porque el monumento a Franco está lleno de pintadas, sino porque además el consejero insular de Medio Ambiente manifestó que la intención era demolerlo para cumplir con la ley, ya que se trata de una obra que conmemora el preludio al golpe de Estado. Con este objetivo, el Cabildo encargó a finales de agosto un proyecto para tirar el obelisco, lo que supondrá un gasto de 4.000 euros, pero su destrucción no podrá hacerse hasta que se le retire la categoría de Bien de Interés Cultural. Precisamente, tanto este monolito como la zona donde se encuentra fueron protegidos en plena Dictadura con la categoría de conjunto histórico de interés, exactamente el 23 de diciembre de 1964, y, como el Gobierno canario tiene la competencia en este tipo de determinaciones, el Ejecutivo regional ya ha mostrado su apoyo a la Corporación insular con el objetivo de colaborar con la Institución en el proceso de desafección.

La consejera de Patrimonio Histórico en la Institución tinerfeña, Josefa Mesa Mora, recuerda en el anuncio publicado ayer en el BOC que corresponde a la Institución tinerfeña la competencia de incoar y tramitar los expedientes de declaración de Bienes de Interés Cultural y sus modificaciones para, posteriormente, elevarlos a la Comunidad Autónoma, quien debe aprobarlos.

Por otro lado, la responsable del área también especifica que el Artículo 10 del Reglamento sobre Procedimiento de Declaración y Régimen Jurídico de los Bienes de Interés Cultural dispone que se abrirá, simultáneamente al trámite de audiencia, un periodo de información pública por un plazo de 20 días hábiles mediante publicación en el Boletín Oficial de Canarias, periodo que acaba de comenzar con el anuncio de ayer.

Para ella, el monumento a Franco no cumple los requisitos para que sea considero BIC y también defiende que sea demolido, ya que en su opinión lo que es de interés histórico es el sitio y no la escultura, que además carece de valor patrimonial, según dijo en su momento.

La Tertulia de Amigos del 25 de Julio, sin embargo, está en contra de tirar el obelisco y defiende su traslado al Museo Militar Regional de Canarias. Emilio Abad, miembro de la asociación y militar retirado, afirmó, cuando se conoció la intención del Cabildo de eliminarlo, que se trata de un "monumento histórico" y advirtió de que "la historia siempre hay que respetarla".

Defendió que "los hechos que ocurrieron no se pueden olvidar, y muchos menos destruir," y recordó a modo de ejemplo que núcleos poblaciones fueron construidos durante la Dictadura, "como el de García Escámez", en Santa Cruz. En este caso, "no se puede plantear tirar abajo un barrio entero", pero la realidad es que la Ley de Memoria Histórica establece lo que establece: retirar aquellos objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine