Gastronomía

Bodegas Marba presenta Capricho 2014, su vino más exclusivo

Se trata de un tinto barrica con edición limitada de 2.900 botellas

20.11.2015 | 02:00

La Casa del Vino de Tenerife, situada en el municipio de El Sauzal, acogió el pasado miércoles, 18 de noviembre, la presentación de un nuevo vino perteneciente a Bodegas Marba denominado Capricho 2014, una edición limitada de 2.900 botellas numeradas.

El acto de presentación del nuevo caldo estuvo a cargo del periodista Zenaido Hernández y también contó con la presencia del director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria, José Francisco Díaz Flores; el consejero insular de Agricultura, Jesús Morales; el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo, Ismael Díaz, y el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila González, entre otras personalidades del ámbito social y económico de Tenerife.

Domingo Martín Cruz, propietario de la bodega, agradeció la presencia de todas las personas que se congregaron para conocer el nuevo vino "sobre todo aquellas que han tenido que dejar de hacer muchas cosas para poder compartir con Bodegas Marba este momento de gran satisfacción para nosotros".

Domingo Martín explicó que "desde que nació este vino comprobamos que tenía un gran potencial y consideramos que teníamos que darle mayor reconocimiento. En este sentido, hemos estado todo un año trabajando con él, cuidando toda la elaboración, manteniéndolo más allá de cuatro meses en barrica hasta que conseguimos el punto ideal".

El propietario de Bodegas Marba añadió que "se trata de un vino con mucha potencia, con una estructura muy compleja y será un vino de guarda y colección".

Juan Fernando Sánchez, técnico en calidad alimentaria y experto en enología, fue el encargado de realizar la cata del nuevo vino ante los invitados que se congregaron en la Casa del Vino.

En este sentido, Fernando Sánchez expuso que el nuevo vino es, "en cierto modo, un vino de autor elaborado con variedades muy reconocidas en toda Canarias y en Tenerife en Particular".

Hasta la actualidad la gama de Marba ofrecía siete vinos: Tres blancos (seco, afrutado y barrica), un rosado y tres tintos (tradicional, maceración carbónica y barrica).

Ahora la familia se incrementa con un tinto barrica más, el Capricho 2014. Se trata de un vidueño elaborado a partir de las mejores uvas de las variedades Listán Negro, Castellana y Syrah, vendimiadas cada una en busca del momento óptimo de maduración, entre finales de septiembre y octubre, que dan como fruto un vino único, un capricho de enólogo.

Las uvas proceden de una selección de la finca de Valle Molina y, desde un primer momento, se comprobó que el vino resultante tendría un potencial muy grande.

Tras pasar 6 meses en barricas de roble francés y americano, así como una adecuada estancia en botella este vino se convierte en el caldo más selecto y exclusivo de los elaborados por Bodegas Marba hasta la fecha.

Según palabras de Fernando Sánchez, "se trata de un vino de guarda, que va a evolucionar y a mejorar con el tiempo porque se trata de un producto muy peculiar y muy fresco".

La nota de cata de este nuevo vino ofrece un bonito color púrpura con ribetes violáceos de capa alta, limpio y brillante. En nariz se presenta con una intensidad media-alta, con predominio de frutos rojos, trufa, tabaco y especias, recuerdos de la madera muy bien integrada. En la boca entra equilibrado con buen intensidad, alcohol bien integrados, paso muy agradable y buena persistencia, con una acidez que le va a permitir mantener una juventud a largo plazo.

Historia

Los inicios de Bodegas Marba se remontan a más de dos décadas cuando su bodeguero, Domingo Martín Cruz, decidió elaborar su primer caldo, un tinto de mesa: El Pino. Un curso de cata en el Restaurante El Archete fue el que despertó el interés de este viticultor, que elaboró su primer vino por afición allá por el año 93. El éxito de aquellos 240 litros de caldo fue tal que sembró, sin saber, el inicio de una marca que hoy en día se codea con las mejores del Archipiélago: Marba, cuyo nombre procede de la familia Martín Báez.

Tras varios años de estudio y perfeccionamiento, Domingo Martín decidió registrar su marca en el año 2000 y actualmente, enclavada en El Portezuelo, Tegueste, Bodegas Marba está amparada al Consejo Regulador de Denominación de Origen de Tacoronte-Acentejo.
Los viñedos se encuentran en los municipios de Tegueste, La Laguna y El Sauzal, con altitudes entre los 300 y 500 metros sobre el nivel del mar, excelente orientación y suelos volcánicos ricos en nutrientes, lo que confiere unas cualidades diferenciadoras únicas a los vinos que elabora Marba.

En sus instalaciones Bodegas Marba cuenta con depósitos inoxidables para 85.000 litros de capacidad, cuenta con sondas para controlar la fermentación, placas de enfriamiento y cuadros de control, es decir, todo lo necesario para alcanzar un producto de calidad. Además, en la bodega existen 24 barricas con capacidad para 5.400 litros de vino. Doce de ellas son de roble francés y las otras doce de roble americano. A todo ello hay que añadir el tren de embotellado: 1.000 botellas por hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine