Educación Cierre de inscripción en Formación Profesional

La FP deja 11.196 plazas sin cubrir y la matrícula se centra en diez especialidades

Casi 38.500 estudiantes iniciaron el curso 2015-2016

18.11.2015 | 14:34
El presidente Francisco Clavijo, a la izquierda, en la apertura del curso en el instituto de FP en Cruz de Piedra.

Cerca de 38.500 alumnos se matricularon en el curso 2015/16 en los ciclos de Formación Profesional que oferta el Gobierno de Canarias en el Archipiélago. Pero, finalizado el periodo de inscripción, han quedado 11.196 pupitres sin cubrir. Esto se ha producido, según explicó Manuel Jorge, director de general de Formación Profesional y Educación de Adultos del Ejecutivo Regional, porque el 88% de las solicitudes presentadas se han concentrado en solo diez de las 24 familias sectoriales en las que se estructura la oferta para el alumno.

Manuel Jorge presentó en el Consejo Escolar de Canarias un informe con los datos del cierre de inscripción en los cursos de Formación Profesional en el que se recoge que 2.970 alumnos se matricularon en ciclos de FP Básica; 13.110 lo hicieron en los de grado medio; 4.402 se inscribieron en los cursos semipresenciales de grado medio; 12.886 en el grado superior y 5.123 en el superior con carácter semipresencial. En total, 38.491 estudiantes.

En los dos últimos años se matricularon más de 40.000 alumnos, según las cifras de la Dirección General de Formación Profesional. Estos datos, además, elevaron considerablemente los registrados cuatro años antes, en el periodo anterior a la crisis económica. Este nuevo ejercicio muestra un incremento en las matriculas solo en la categoría de los ciclos de Formación Profesional Básica, que pasó de 2.009 alumnos en el anterior ejercicio a 2.910 inscritos en la actualidad. Sin embargo, este no es un aumento real en las inscripciones ya que se trata de un reflejo de los segundos cursos que comienzan en este curso y que el año pasado no existían.

Por lo tanto, desde la Dirección General se observa con cierta preocupación el descenso que se ha producido en los ciclos de FP de grado superior, con un centenar de estudiantes menos, y en los de grado medio, que han perdido cerca de 500 alumnos respecto al curso anterior. El presencial de Grado Medio cuenta con 300 menos, mientras que el registro de semipresencial superior se mantiene en torno a los 5.100 estudiantes.

Estos datos rompen una dinámica al alza en la demanda de ciclos formativos registrado en los últimos años. Manuel Jorge entiende que aún es pronto para anunciar un cambio de tendencia pero considera que las circunstancias económicas, con un ligero aumento de la oferta laboral, pueda haber afectado en este descenso numérico. Manuel Jorge explicó que con el estallido de la crisis económica y el descenso de la oferta laboral se vivió una explosión en la demanda de cursos de FP. Muchos trabajadores sin empleo decidieron regresar a las aulas para reciclarse profesionalmente o mejorar su currículum. "Vimos por las edades de las personas inscritas que muchos llegaban de fuera del sistema educativo. El desempleo obligó a que esas personas quisieran reorientar sus carreras desde la formación y ponerse a estudiar. Eso ha sido un elemento clave en los últimos años", explicó.

Desajuste sectorial

El número total de las plazas ofertadas para este curso asciende a 49.956. Mientras, en el ejercicio de 2014/15 se ofrecieron 49.687 plazas. Este año se cubrieron 38.491 pupitres por lo que el 23% de la oferta quedó vacante. Desde la Dirección General de Formación Profesional se informó que este desajuste se ha producido por una demanda desigual entre los distintos sectores laborales o especialidades. Los ciclos de FP cuentan con 24 familias sectoriales. El desajuste se ha producido porque el 88% de la demanda se ha concentrado en solo 10 de estas 24 materias. Así, se ha generado una importante lista de espera en los sectores más demandados, mientras que en las que menos el ratio entre en la cifra de alumnos por profesor se ha elevado.

Manuel Jorge entiende este desajuste como un problema. "Si ofertamos 24 y la demanda se concentra en 10 hay mucha gente que no va a estudiar lo que quiere porque se utiliza un baremo de corte como son las notas del Bachillerato y de secundaria", explicó. "Hay otras especialidades que tienen menos alumnos. Todos los solicitantes tienen a priori posibilidad de ocupar una plaza pero algunos no lo van a poder hacer en los cursos profesionales que ya están saturados".

Las especialidades más demandadas de las 24 familias o especialidades son: Sanidad; Administración y gestión; Hostelería y Turismo; los servicios sociocultural y a la comunidad, Informática y Comunicaciones, Transporte y mantenimiento de vehículos; Comercio y Marketing; Imagen personal; Actividades físico deportivas y Electricidad y Electrónica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine