Más de 30.000 fumadores canarios sufren EPOC y no están diagnosticados

La incidencia de esta enfermedad es menor en el Archipiélago debido al clima

18.11.2015 | 01:24
Un paciente realiza una prueba para medir la capacidad pulmonar.

Alrededor de 48.000 fumadores canarios padecen Enfermedad Pulmonar Obstructiva (EPOC), pero solo 15.000 pacientes están diagnosticados. Estas son las estimaciones de los expertos que aseguran que solo un número reducido de pacientes reciben tratamiento, cuando se trata de una enfermedad que no tiene cura, es la cuarta causa de mortalidad en el mundo y se puede detectar en centros de salud.

Los neumólogos Carlos Cabrera y Jorge López alertaron ayer sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva (EPOC) por ser una patología "muy grave", frecuente, desconocida por la población y poco diagnosticada pese a su fácil detección con una prueba de volumen y flujo de aire.

En Canarias, sin embargo, la incidencia de esta enfermedad es algo menor y el motivo se desconoce, aunque posiblemente obedezca al clima, según Cabrera, quien indicó que si en la Península la prevalencia es del 10% en las Islas baja al 7,3%.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva, estos dos neumólogos quieren concienciar a la población sobre esta patología causada en un 99% de los casos por el tabaco y que si se tratara podría mejorar las condiciones de vida del enfermo.

Para ello, el Colegio de Médicos de Las Palmas instalará una carpa mañana en la plaza de Saulo Torón, en el paseo de Las Caneras, en la que especialistas efectuarán de forma gratuita la prueba de espirometría, que consiste en soplar en un aparato que mide el volumen y el flujo del aire que llega a los pulmones, y que se lleva a cabo en dos minutos.

Cabrera consideró que el diagnóstico de esta enfermedad debería efectuarse en los centros de salud, donde no se llevan a cabo "por problemas de gestión" porque "no se destinan los recursos necesarios".

Muchos centros disponen de los aparatos para realizar esta prueba, pero no se cuenta con personal debidamente formado para hacerla, señaló Cabrera.

Según Jorge López, la espirometría se debe practicar a las personas que lleven más de diez años fumando y repetirla periódicamente si se persiste con la adicción al tabaco.

Los síntomas que presenta esta patología pulmonar son la expectoración crónica, tos y asfixia, indicó Cabrera, quien ha alertado que entre un 35 y un 40% de los fumadores la pueden desarrollar y solo sabe que la padece tres de cada diez enfermos.

Este neumólogo explicó que, una vez diagnosticada esta enfermedad, es preciso dejar fumar, tomar la medicación debida y practicar ejercicios físico, algo que es fundamental para el tratamiento, subrayó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine