Afronta nueve años de prisión al tratar de matar a un conocido con un martillo

El procesado reventó la puerta del piso de la víctima, con quien había tenido un pleito civil por un negocio P También sufrió amenazas

17.11.2015 | 13:09

Un hombre, identificado como Manuel M. K. se sienta hoy en el banquillo de los acusados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife como presunto autor de los delitos de homicidio en grado de tentativa, allanamiento de morada y amenazas graves a un hombre en el municipio de Arona, persona con la que había tenido previamente un pleito civil, según relata en su escrito provisional de acusación el Ministerio Fiscal quien solicita una pena de nueve años y seis meses de prisión así como una indemnización económica.

Sostiene la Fiscalía que Manuel M. K., alrededor de las 14:00 horas del 25 de octubre del año pasado se dirigió a un piso en el barrio de Cabo Blanco, en el término municipal de Arona. Dicha vivienda pertenecía a otro hombre con quien el presunto agresor había mantenido algunas disputas y un pleito judicial civil derivado de un negocio que ambos tuvieron conjuntamente.

El acusado, que había acudido a la citada vivienda de su exsocio pertrechado de un martillo, reventó la puerta de acceso al domicilio con esta herramienta mientras la víctima se encontraba en el interior de la vivienda.

Acto seguido, continúa la acusación preliminar de la Fiscalía, ya en el interior de la casa y con la intención de acabar con la vida de la víctima, le golpeó fuertemente con el martillo en la cabeza. el fuerte estruendo ocasionado por el altercado, los golpes y los gritos alertó a los vecinos de la vivienda colindante quienes acudieron al lugar de la agresión y solo con su presencia provocaron la huida del agresor.

Como consecuencia de los golpes propinados con el martillo, la víctima sufrió una herida en el área frontal derecha de la cabeza de cinco centímetros de longitud, una herida en la misma zona de un centímetro y una tercera lesión de dos centímetros en la nariz.

La víctima, para su curación, tuvo que someterse a una operación quirúrgica con puntos de sutura que tardaron en sanar ocho días y un perjuicio estético calificado como leve.

Días más tarde de la agresión, cuando la víctima se encontraba en la sala de espera de los Juzgados de Arona donde había sido citado, se topó con el presunto agresor. Manuel M. K. se dirigió a la víctima con los puños cerrados con el ánimo de encararse, aunque el denunciante logró traspasar una puerta y con su propio peso evitó que el acusado la abriera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine