Canarias eleva a 7,2 millones de euros los fondos no ejecutados en guarderías

El Gobierno regional negoció en varias ocasiones aplazamientos y prórrogas con el Estado

14.11.2015 | 00:26

El Gobierno canario ha dejado de ejecutar 7,2 millones de euros en los sucesivos convenios firmados con el Estado para la construcción de nuevas guarderías. A los 3,5 millones que tendrá que devolver, por el requerimiento interpuesto por el Ministerio de Educación, hay que añadir 3,7 millones más que la Comunidad devolvió a Madrid entre 2011 y 2013 ante la imposibilidad de poder ejecutar los proyectos en los plazos establecidos en los convenios.

La consejera de Educación del Ejecutivo regional, Soledad Monzón, reconoció ayer en el Parlamento que en varias de las reuniones celebradas con el Ministerio se solicitaron prórrogas y más plazos para invertir los fondos transferidos, que en unos casos no se produjeron y en otros sí.

En relación con el requerimiento que obliga al Gobierno autonómico a devolver 4,7 millones –3,5 de fondos no ejecutados y 1,2 de intereses de demora–, Monzón desveló que en marzo de 2010 los representantes de la Consejería de Educación plantearon "cambios sustanciales" del contenido del convenio. El motivo principal, según el departamento autonómico, era que los ayuntamientos incluidos en el acuerdo o no habían respondido a la solicitud de disponer de suelo necesario para edificar las escuelas infantiles o los terrenos que se ofrecían no reunían las condiciones idóneas. Dos años después, Canarias reconoció en un escrito dirigido al Ministerio de Educación el retraso que acumulaba desde 2010, lo que incluso provocó que renunciara a un nuevo reparto de fondos a condición de que se permitiera alargar el periodo de ejecución del plan.

Sin embargo, no consta en la Consejería que esa petición de aplazamiento fuera firmada por las dos partes, por lo que esos fondos se quedaron sin ejecutar y tres años después ha venido el requerimiento, que se encuentra ya en vía de reintegro.

La deuda de 4,7 millones de euros que reclama el Gobierno central al Gobierno de Canarias no afectará a las cuentas autonómicas del próximo ejercicio. La consejera canaria de Educación, Soledad Monzón, así lo dijo ayer en la comisión parlamentaria donde además aseguró que "las partidas previstas en los próximos presupuestos no incluirán la devolución del dinero" y añadió que la previsión es hacerlo en 2017.

Monzón compareció para informar acerca de la ejecución de la implantación de la Educación Infantil de cero a tres años, que tenía por objetivo integrar el ciclo en el sistema público y que aún no se ha concluido. Finalmente, las informaciones recientes sobre la reclamación ministerial se unieron a la batería de reproches expresadas por los diputados de la oposición. La consejera aprovechó para achacar el conflicto a un error más burocrático que otra cuestión y detalló las cantidades conveniadas que se han ejecutado y las devueltas hasta el momento.

En ese sentido, la responsable autonómica de Educación recordó que el Gobierno de Canarias firmó dos convenios con la Administración central para la construcción de escuelas infantiles, uno en 2008 con vigencia de dos años y otro en 2011 con el mismo plazo para la ejecución.
"Pedimos al Ministerio de Educación en una mesa sectorial que se ampliara la fecha del segundo convenio y aunque se respondió afirmativamente no hemos encontrado constancia documental", resumió la consejera, quien vino a decir que se había llegado a un acuerdo pero la falta del documento provoca la confusión.

Explicó que la intención del Ejecutivo regional es "evitar la devolución total sino hacerlo a través de partidas consignadas de proyectos que no se han licitado" y concluyó que ?"ahora habrá que estar pendiente para que este tipo de situaciones no se repitan".

Durante la comisión se puso sobre la mesa el incumplimiento por parte del Gobierno regional de la implantación de la educación infantil de cero a tres años. Según refirió el portavoz de Nueva Canarias, Luis Alberto Campos, "la realidad es que hay municipios sin escuelas infantiles, otros con centros en dependencias regionales financiados por el ayuntamiento, otros con guarderías en espacios locales y otros en los que hay edificios pero no se pone en marcha la escuela".

La consejera respondió que el objetivo era ampliar el número de plazas en función de las posibilidades económicas y para ello contar con un mapa de educación infantil, en una labor que se propondrá colaborar a la Federación Canaria de Municipios (Fecam).

La consejera afirmó que aunque sea una prioridad la educación infantil en su primera etapa no es obligatoria y hay cuestiones aún más prioritarias, como los comedores escolares. Dijo que en Canarias hay 218 escuelas infantiles en 56 de los 88 municipios de las islas, y algunas de las cuales con antiguas guarderías que están en fase de adaptación, mientras que algunas deben iniciar los trámites de nueva creación si quieren prestar el servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine