Los expertos reclaman una asignatura que permita evitar la violencia de género

Las psicólogas Ianire Estébanez y Juani Mesa destacan que "vivimos en una sociedad tradicional que es un estupendo caldo de cultivo para actitudes machistas"

11.11.2015 | 11:36
Las psicólogas Ianire Estébanez (centro) y Juani Mesa (derecha) durante el acto en el Espacio Cultural CajaCanarias.

Los profesionales en Psicología reclaman la existencia de la asignatura Educación Afectivo Sexual en los centros escolares como mecanismo de prevención de la violencia de género en adolescentes y jóvenes. Así lo aseguraron las expertas Ianire Estébanez y Juani Mesa Expósito durante el último debate del ciclo Educando a nuestros hijos, celebrado en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife en la tarde de ayer.

Mesa explicó que son diferentes los aspectos que pueden dar explicación al aumento de la violencia de género entre los jóvenes. "Vivimos en una sociedad muy tradicional, que es un estupendo caldo de cultivo para actitudes machistas", comentó durante el coloquio, y continuó: "No existe ninguna escuela en la actualidad en la que se pueda hablar de la afectividad y la sexualidad desde el respeto y el cariño". Así, denunció la falta de políticas de formación que permitan "generar un discurso normalizado de la afectividad", concluyó.

Juani Mesa fue más allá y sentenció que "deberían existir también las escuelas para padres y abuelas y que estas fueran obligatorias" porque lo esencial es la formación. Y, así, argumentó que, con el paso de los años, "cada vez llegan más jóvenes de la mano de sus padres a los centros de atención a la mujer".

Ianire Estébanez sostuvo que, a pesar de los siete asesinatos que tuvieron lugar a lo largo del pasado fin de semana de mujeres a mano de sus parejas, en los últimos años se ha hecho mucho por identificar este tipo de violencia. "Utilizar la palabra acoso ya es un paso importante porque se está definiendo este tipo de violencia", explicó en la tarde de ayer la experta vasca.

Así, fueron claras en sus recomendaciones. "Comprobar si una chica está siendo víctima de la violencia de género es más fácil que en el caso de los chicos", explicaron. Mientras que a ellas se les nota cuando dejan de relacionarse con sus amigos y familiares o cuando tienen cambios bruscos de humor, los jóvenes "envían unas señales que están más aceptadas por la sociedad". A pesar de ello, invitaron a que todos los jóvenes se realicen la misma pregunta cuando inicien una relación: "¿Me estoy perdiendo en el otro?".

Las psicólogas también denunciaron los malos ejemplos que transmite la música, las películas y los libros. "Películas como la Saga Crepúsculo provocan que los malos hábitos se vayan colando en la mente de los jóvenes", explicó Mesa. Y, así, todos estos aspectos provocan que en el siglo XXI "los jóvenes continúen realizando las mismas afirmaciones que los adolescentes de los años 70 del pasado siglo", comentaron las expertas.

A pesar de todos estos factores de riesgo, "no existe una variable que determine que un joven vaya a ser víctima de la violencia de género o agresor", explicó Juani Mesa, quien resaltó la importancia de una buena comunicación entre padres e hijos. "Yo hubiera dado cualquier cosa por que en mi juventud hubiera existido el WhatsApp para estar siempre conectada con mis padres", explicó durante la clausura de ayer.

Las psicólogas Ianire Estébanez y Juani Mesa Expósito defendieron las relaciones afectivas sanas y si algo criticaron fue el refranero español: "Refranes como Te quiero más que a mi vida o Quien bien te quiere te hará llorar han hecho mucho daño", explicó Estébanez, a lo que Mesa añadió: "Yo soy una perita completa y no me falta ningún cacho", en referencia a la creencia de una media naranja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine