Antes de que llegara Franco

La Asociación de Antiguos Alumnos de la ULL recoge en un exposición la historia del centro en la primera mitad del siglo XX hasta la inauguración del Edificio Central por el Caudillo

07.11.2015 | 02:00
Dos de los paneles fotográficos expuestos en la muestra en Biología.

Hace casi un siglo, los estudios universitarios en Canarias se centraban en un pequeño edificio de la Calle San Agustín, donde se impartía Filosofía y Letras, Derecho y Ciencias. Apenas un puñado de estudiantes y docentes ocupaban el espacio hasta que en 1927 empezó el cambio. Un Real Decreto regulaba estas enseñanzas y creaba lo que hoy se conoce como Universidad de La Laguna, un acontecimiento que provocó la organización de un banquete para celebrarlo.

Se inmortalizó el momento con una cámara de fotos y esa imagen, es la primera de la nueva historia de la ULL. A partir de entonces se han sucedido acontecimientos, anécdotas, actividades y hechos. Un pasado que la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de La Laguna (Alumni-ULL) se ha esforzado en recordar a través de la recopilación de instantáneas hasta llegar a unas 4.000.

Para no dejarlas simplemente en un enlace en internet, desde hace diez años y con el esfuerzo del secretario, Alberto Brito, la Asociación realiza una exposición agrupando las fotos por temáticas. En esta ocasión, y durante la próxima semana, se podrá visitar en la Sección de Biología de la Facultad de Ciencias una muestra de 42 fotos alusivas a la historia de la ULL de 1927 a 1950.

Desde el banquete de celebración hasta la visita de Francisco Franco al Campus Central, la exposición revela algunas curiosas instantáneas de la vida universitaria y otras que son más comunes pero en las que se aprecian los cambios derivados del paso del tiempo. Las primeras promociones con presencia de estudiantes mayoritariamente varones o las limitaciones de los laboratorios son algunos ejemplos.

Componen una excelente forma de analizar la sociedad de entonces. Así, ocurre con dos fotografías que mientras los universitarios posan, algún transeúnte que pasaba por allí se cuela en el encuadre, dejando ver las diferencias entre esa clase media alta que accede los estudios y la que no tiene suficientes recursos para ellos. Así ocurre con una foto de una excursión a La Palma en la que la vista se va irremediablemente a un pequeño entre jóvenes, y en otra de un grupo de alumnos posando en el campo de fútbol de La Manzanilla con un señor al fondo.

La política también tuvo hueco en la Universidad de La Laguna de la primera mitad del siglo pasado, desde secciones estudiantiles reconvertidas más tarde en sindicatos, a colectivos vinculados a la Falange, pasando por un grupo de impulsores del esperanto en las aulas.

Un sinfín de rostros, vestuarios y paisajes en los que el denominador común es el blanco y negro y que terminan en 1950, con dos imágenes del acto de inauguración del Edificio Central, aún sin concluir, y con un claro protagonista: Francisco Franco. El caudillo realizó una visita oficial al Archipiélago en aquel año y la institución académica aprovechó para dar relevancia al edificio que hoy es su símbolo.

Con el ceño fruncido y su habitual cara de pocos amigos, y bajo la atenta mirada de su mujer Carmen Polo, Franco soporta el interminable discurso del entonces rector, Juan Ignacio Alcorta (destituido un año más tarde). Testigo de excepción fue Matías Prats que con micrófono en mano narraba el acontecimiento y se cuela en la foto.

Precisamente, los edificios completan la exposición como una manera de dar relevancia a lo que ha sido la sede universitaria. Recoge imágenes de la primera sede en la Calle San Agustín, pero sobre todo varias fotos del avance de lo que hoy es el Campus Central. La parcela que cedió el Cabildo de Tenerife a la ULL se veía entonces casi en medio de la nada, sin que se presagiara que ese entorno sería una importante ciudad universitaria. A ello contribuyó la instalación del Edificio Central y el Colegio Mayor San Fernando, cuyo protagonismo en la exposición se cuela en forma de fotografías de sus obras. Un pequeña joya: el plano del recinto, obra del arquitecto Domingo Pisaca, se suma a esta muestra, que el año que viene seguirá indagando en la historia universitaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine