Los hospitales tinerfeños realizan 37.000 sesiones de radioterapia en el último año

Los centros sanitarios tienen siete aceleradores lineales, dos de ellos estrenados este verano

02.11.2015 | 01:58
El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, durante la inauguración la semana pasada del acelerador lineal en Gran Canaria.

Casi 37.000 sesiones de radioterapia. Es la cifra que soportaron los aceleradores lineales del Hospital Universitario de Canarias (HUC) y el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc) durante el último año. Entonces ambos centros hospitalarios contaban en sus instalaciones con cinco aparatos pero a lo largo del presente 2015 se ha estrenado un aparato de última generación en cada uno de ellos, tal y como sucediera la pasada semana en el Hospital Doctor Negrín en Gran Canaria.

Según las cifras aportadas por fuentes hospitalarias, 2.011 pacientes fueron tratados en estas unidades durante el pasado año, la mayor parte de ellos, 1.400, en el Hunsc, mientras que los 611 restantes recibieron las sesiones de radio terapia en el Hospital Universitario de Canarias, lo que implica unas 90 de media diaria. Aún así, estos datos se corresponden cuando los dos centros sanitario tinerfeños contaban con cinco aceleradores lineales, antes del estreno de los nuevos en mayo en el caso del HUC y en julio en La Candelaria.

A juicio del portavoz del Sindicato Médico en Santa Cruz de Tenerife, Levy Cabrera, para la renovación de los más antiguos no se puede dejar pasar mucho más tiempo. La pasada semana, durante la inauguración del quinto aparato de esta tecnología en el Hospital Doctor Negrín, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Jesús Morera, anunciaba la posibilidad de incluir la partida para un nuevo acelerador en el centro grancanario, opción a la que, según Cabrera, habría que añadir el centro tinerfeño.

"Se ha quedado desfasado, primero porque la tecnología actual permite mejorar el proceso y segundo porque en estos momentos se está apostando más por la radioterapia que por otros tratamientos como la quimioterapia", explica Levy Cabrera, quien insiste en que "aunque se valore tener un quinto acelerador en el Hunsc, hay dos que están para sustituir y uno de ellos deberá ser el año próximo".

En el caso del Hospital Universitario de Canarias, el portavoz del Sindicato Médico augura que "al menos hay uno al que como mucho le queda una vida de cinco años". El facultativo indica que la importancia de reponer los aceleradores radica especialmente en que la nueva generación tiene "una mejor capacidad de localización de planos de la zona tumoral para el tratamiento" y añade que a esa mejor eliminación se añade la reducción de efectos secundarios.

En concreto, el cuarto acelerador puesto en marcha en el Hunsc es un modelo considerado "como uno de los mejores del mercado", apuntan fuentes del centro sanitario que añaden que "permite ofrecer tanto terapias convencionales como incidir en el tratamiento de tumores más complejos que requieren de una precisión objetiva externa". "Es capaz de ofrecer una dosis de radiación tres veces más rápida que la generación anterior de aceleradores y consume un 30% menos de energía", señalan desde el Hunsc.

Mientras, el aparato colocado el pasado julio en el HUC es un acelerador monoenergético que facilita una mayor precisión en los tratamientos al disponer de radioterapia guiada por imagen, lo que reduce la radiación concentrándola en la zona tumoral", comentan fuentes del Hospital que puntualizan que el área de Oncología Radioterápica atiende a unos mil pacientes cada año y ofrece unos 90 tratamientos diarios a pacientes del área norte de Tenerife así como enfermos trasladados de la isla de La Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine