Solo un 25% de las pulseras electrónicas para agresores está en funcionamiento

La presidenta del Observatorio contra la Violencia critica que sea una medida infrautilizada, ya que es una de las más efectivas para prevenir agresiones machistas

29.10.2015 | 01:42
El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, junto a la directora del Instituto Canario de Igualdad, Marián Franquet, inaugurando las jornadas.

Solo 750 de los 3.000 dispositivos electrónicos con los que cuentan los juzgados españoles para mantener localizados a los agresores de violencia machista están en funcionamiento. Este es el dato que ofreció ayer la presidenta del Observatorio contra la violencia machista del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, en las jornadas sobre cambios legislativos en el ámbito de la violencia de género que se celebró en la capital.

Estos dispositivos electrónicos localizan la distancia a la que se encuentra el agresor de la víctima. En caso de que el acusado se aproxime a menos de 500 metros de la mujer emite una señal que la avisa y que alerta además a las fuerzas y cuerpos de seguridad.
Carmona criticó que los juzgados no impusieran más la utilización de estas pulseras en los casos de riesgo, ya que "ha demostrado ser una de las medidas más efectivas para prevenir las agresiones". La presidenta explicó que el procedimiento para solicitar este dispositivo es muy sencillo, "llamamos al centro que lo gestiona y en 24 horas están instalados y funcionando a la perfección".

Sin embargo, reconoció que se trata de un sistema que genera a veces falsas alarmas, cuando el agresor traspasa el perímetro sin intención de acercarse a la víctima, "por eso solo se utiliza cuando ya ha habido un quebrantamiento". Pero ella consideró que se trata de una medida de protección que "desincentiva al propio agresor y aporta mucha seguridad a las víctimas", por lo que debería de utilizarse de forma más frecuente para luchar contra esta lacra social.

Ángeles Carmona fue la primera ponente de unas jornadas en las que profesionales de diferentes ámbitos, que actúan contra la violencia de género expusieron los cambios legislativos que ha sufrido este área de forma reciente. La presidenta del Observatorio estatal alabó el cambio del Código Penal, que entró en vigor el pasado 1 de julio, "porque nos habíamos dado cuenta de que determinadas acciones no tenían un marco legal". Sobre todo, se refirió a aquellas que pertenecen al ámbito de la violencia sutil.

Entre los aspectos que se han incluido en esta reforma se encuentra el acoso hacia la pareja o expareja. "Antes si no había un acto violento o una amenaza, no sabíamos como encajarlo", pero ahora el seguimiento, los mensajes insistentes o las llamadas continuas al telefonillo entran dentro de este nuevo delito.

Carmena también alabó que se haya incluido a los menores como víctimas de la violencia de género. "El 61% de las mujeres que sufren maltrato afirma que sus hijos también lo han padecido", concretó.

La ponente también afirmó que poco a poco se van aumentando las condenas, aunque todavía el número de sentencias absolutorias por falta de pruebas es elevado. Además, resaltó que hay que desechar la idea de que este tipo de delitos se produce porque los agresores sufren un arrebato. "No se les va la olla, estos delitos se cometen con toda la frialdad del mundo", apuntó.

El segundo ponente de este curso fue el vocal del Consejo General del Poder Judicial, Fernando Grande Marlaska. El también presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional repasó en su conferencia la nueva configuración de los llamados "delitos de odio" en el Código Penal, entre los que se encuentra la violencia de género, "porque atenta contra la libertad y la dignidad de las mujeres".

Las jornadas –que fueron inauguradas ayer por el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, y la directora del Instituto Canario de Igualdad, Marián Franquet–, contaron también con las ponencias del magistrado del Juzgado de Instrucción nº 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Tomás Luis Martín; la magistrada del Juzgado de Violencia de Género nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria; y de la abogada, Pino de la Nuez. El programa continúa hoy con la presencia de varios especialistas en delitos tecnológicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine