Violencia machista

La Fiscalía abre una investigación para saber si hubo errores en el caso de Iris Francés

La exfiscal de violencia de género de la provincia admite que es contradictorio que se le ofreciera ir a un piso tutelado y se denegara la orden de protección que solicitó

28.10.2015 | 13:06
Manifestación contra la violencia de género convocada después del asesinato de Iris Francés.

La Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife estudiará si se cometió algún error en el caso de Iris Francés, la mujer tinerfeña presuntamente asesinada por su expareja la semana pasada. Francés había solicitado apenas unas semanas antes del suceso una orden de alejamiento de su exnovio, que un juez había desestimado. Según informó el Tribunal Superior de Justicia en un comunicado difundido el pasado fin de semana, el informe del fiscal fue favorable a la decisión del juez de no imponer las medidas preventivas solicitadas por Francés.

Ahora, después del trágico suceso, que suma una víctima más de la violencia machista, toca analizar los procedimientos que se llevaron a cabo para determinar si existió algún error. Sin embargo, según explica la exfiscal de violencia de género, María Francisca Sánchez, es un protocolo que se realiza con todos los asuntos graves para concretar si se podría haber actuado mejor. "Se trata de un estudio para saber qué ha ocurrido en estos procedimientos y determinar qué aspectos se podrían mejorar", aclara.

Además, Sánchez afirma que este estudio se realiza de forma interna en todas las administraciones públicas que han actuado en este caso. Las conclusiones de este informe se pondrán en común en la reunión de Unidad de Violencia de Género de la Subdelegación del Gobierno. Sánchez mantiene que "si se determina que ha habido un error, lo enmendaremos".

La fiscal reconoce que es "contradictorio" que se le ofreciera a Francés ingresar en un piso tutelado, una medida cautelar reservada para los casos más graves, pero que no se le concediera la orden de alejamiento, porque la Policía no estimó que el riesgo de agresión fuera grave.
Sin embargo, apunta que desconoce si se le ofreció la posibilidad de ser derivada a un centro de acogida de manera directa o si simplemente se le informó de la existencia de este recurso, como están obligados por la normativa contra la violencia de género.

Sin embargo, Sánchez apunta que "el único responsable es el imputado". Asegura que la maquinaria del juzgado ya se ha puesto en marcha "y caerá sobre él todo el peso de la ley". También quiso desmentir los bulos que aseguran que si llega a ser condenado recibirá una reducción de la pena por buen comportamiento. "Cumplirá íntegramente la pena", asegura.

Mantiene que entiende las críticas que se han sucedido durante los últimos días acerca de la actuación judicial. "Ha sido un mazazo terrible, para nosotros no solo es una estadística, no lo olvidamos", argumenta.

Iris Francés denunció hasta en tres ocasiones a su expareja por presuntos malos tratos. El auto de la última denuncia que interpuso, al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, evidencia que sus declaraciones contradictorias y el no haber podido acreditar que los mensajes de whatsapp que le enviaba su exnovio contenían amenazas fueron algunos de los factores por los que se le denegó su solicitud de protección.

Pero a pesar de los posibles errores que se podrían haber cometido en este caso, Sánchez resaltó que es importante que las víctimas sigan confiando en las administraciones públicas.

El Ministerio público lleva años reclamando que se modifiquen los protocolos por los que se valora el riesgo de las mujeres víctimas de violencia de género. Una de las medidas que quieren imponer los fiscales es la eliminación del derecho a no declarar, al que se pueden acoger las víctimas que aun sigan casadas con su agresores. "Esto es un privilegio de la persona denunciada y muchas veces la prueba más importante es el testimonio de la mujer, porque la mayor parte de las agresiones no las presencia ningún testigo", explica.

Sánchez reclamó más medios para luchar contra esta lacra social. La exfiscal de violencia de género aboga por abordar el problema de una manera multidisciplinar. De esta manera, sugiere que debería haber en cada juzgado diferentes especialistas que realicen un tratamiento íntegro de estos casos. "La presencia de un psicólogo forense o un médico directamente en los juzgados ayudaría mucho a la resolución de estos procedimientos", opina.

La exfiscal de violencia contra las mujeres también demandó más solidaridad por parte de la sociedad. "Una buena parte de los ciudadanos todavía piensa que son cosas de pareja", expone. Por eso, pide mayor colaboración de la sociedad para que se denuncien este tipo de delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine