Hombres contra el machismo

Un colectivo demanda una mayor involucración de los varones en la lucha contra la violencia de género

27.10.2015 | 01:22
Instalación Zapatos Rojos.

"Hacemos desde aquí una petición a todos los hombres: no miréis a otro lado, no sigáis tolerando en vuestro entorno ninguna situación de violencia, sexismo o discriminación hacia las mujeres. Es nuestra responsabilidad actuar allí dónde se dé o se prepare el horror. Denunciad aquellos casos que conozcáis y apoyad, sin ninguna duda, a las víctimas, pues necesitarán de toda nuestra solidaridad".

Así finaliza el manifiesto leído ayer al mediodía en la Plaza Primero de Mayo de Santa Cruz de Tenerife, junto al Mercado Nuestra Señora de África, contra la violencia machista por parte de los portavoces de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género de Canarias (AHIGE). Un centenar de personas se sumaron al acto que ayer cobró más sentido que nunca tras el asesinato el pasado jueves de Iris Francés, una joven de 35 años, apuñalada presuntamente por su expareja, Carlos Gaspar, de 36 años, que ya ha sido enviado a prisión preventiva. Ambos tenían tres hijos, dos gemelos de 5 años y una niña de 10.

La concentración estaba acompañada de una instalación denominada Zapatos Rojos, que denuncia la muerte de miles de mujeres en el mundo por culpa del machismo, y organizada por el Foro contra la Violencia de Género de Tenerife. Hombres y mujeres de los dos colectivos se unieron para elevar su voz contra este grave problema social. Los calzados femeninos en el suelo intentaron llamar la atención de las personas que pasaban por esta concurrido zona de la capital tinerfeña. El proyecto fue impulsado por la artista mexicana Elina Chauvet como una instalación colectiva de arte público y reivindicativa en la que un grupo de mujeres de diversas nacionalidades, etnias, situaciones personales y profesionales se reúnen para exigir medidas contra la lacra social de la violencia. La muestra echó a andar en 2009 en Ciudad Juárez, México, una localidad especialmente castigada por la violencia de género, y ya ha pasado por un sinfín de ciudades del mundo.

Gabriel Lamarthee, portavoz de AHIGE en Tenerife, prosiguió con la lectura del manifiesto entre el silencio y la indignación contenida de los asistentes, entre ellos la directora del Instituto Canario de Igualdad, Marián Franquet, y representantes de partidos políticos como el PSOE y Podemos. "Hoy estamos aquí reunidos para pronunciarnos públicamente a favor de la igualdad y contra la violencia que muchos hombres ejercen sobre las mujeres. La violencia de género es una escandalosa realidad que cada día se extiende más y afecta a toda la sociedad. Sus consecuencias son terribles; miles, cientos de miles de mujeres viven atemorizadas ante una continua situación de terror físico y psicológico en sus hogares y entorno más inmediato", recitó Gabriel, para añadir: "Sorprendentemente, los causantes de este mal, no son hombres extraños a las víctimas. Son sus propios maridos, novios o parejas quienes maltratan".

El manifiesto aboga porque los hombres se involucren en la lucha contra este problema. "Los agresores, en su gran mayoría, no son hombres diferentes, especiales o enfermos; son hombres comunes, ciudadanos típicos, en muchos casos modélicos, amables, reconocidos y, a menudo, respetuosos y cordiales en su trabajo. Son hombres que basan su seguridad personal en valores que representan el estereotipo tradicional masculino; la imposición a través de la fuerza física, la competencia, la agresividad y un estatus de superioridad y privilegio con respecto a la mujer. Son hombres que no están siendo capaces de reconvertirse hacia un tipo de relaciones igualitarias, basadas en el respeto mutuo".

Para el representante en la Isla de la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género de Canarias, la clave está en que "los hombres no están aceptando el cambio y la libertad de las mujeres". "Los agresores, no son mayoría, ni mucho menos. Pero... ¿y el resto? ¿Dónde estamos y qué hacemos el resto de los hombres?", se terminó preguntando Gabriel Lamarthee, antes de que se guardara un minuto de silencio por todas las víctimas de la violencia de género, en especial en memoria de Iris Francés, la última víctima en Canarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine