Un pequeño luchador

La madre de Yedei Herrera, un niño de 15 meses con una grave enfermedad neurológica, denuncia que hace ocho meses que su hijo no asiste a consulta con un médico especialista

21.10.2015 | 13:14
El pequeño Yedei Herrera.

"Es mi pequeño luchador". Con estas palabras describe Nisamar Herrera a su hijo Yedei, un niño de apenas 15 meses que sufre una rara enfermedad que le ha hecho batallar por su vida desde el momento en que nació. Debido a las complicaciones durante el parto, el pequeño sufre epilepsia, padece hipotonía, que le impide mantener su cabeza y sus extremidades, y sufre además una patología neurológica que está afectando a sus órganos principales. Sin embargo, el pequeño lleva ocho meses sin asistir a consulta con un especialista.

Su madre expone que durante los primeros meses de vida de Yedei las revisiones eran más constantes, "pero después de los cuatro meses se fueron espaciando hasta desaparecer por completo". Sin embargo, Nisamar mantiene que su hijo debería asistir a revisiones al menos cada dos meses como les indicaron cuando el niño nació, "pero tiene 15 meses y lleva ocho sin que lo vea un neurólogo".

Nisamar argumenta que el único informe médico que tiene del pequeño "es el que me dieron cuando salió de la UCI a los tres meses". Actualmente, la familia está esperando por el resultado de una prueba que le hicieron al pequeño hace unas semanas y que puede ayudar a determinar la enfermedad que sufre.

Esta madre santacrucera considera que los problemas en el seguimiento del tratamiento de su hijo comenzaron cuando el neurólogo que lo trataba se jubiló y le asignaron una nueva doctora. "No se ha comprometido tanto con el niño", opina.

Nisamar también critica que a causa de la desorganización del sistema sanitario han llegado a perder la cita para pruebas médicas "porque no nos dan los volantes necesarios para acudir".

"Todos los pronósticos que me dan los médicos son malos, han llegado a darle incluso horas de vida", explica. Sin embargo, ella considera que su hijo ha mejorado durante las últimas semanas. "Ahora nos mira, se mueve mucho más y se ríe, aunque con esfuerzo", expone.
"Solo pedimos que un especialista vea a nuestro hijo, ¿es mucho pedir?", se pregunta esta madre desesperada, que asegura no entender la situación y reclama una mayor atención para su hijo. "Me pongo muy nerviosa cuando hablo de esto, porque creo que es una injusticia y ha sido una tras otra", mantiene. Sin embargo, ella asegura que no va a dejar de luchar por su pequeño, como el lleva haciendo desde su primer instante de vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine