Un acusado de violar a una menor alega que mantuvo relaciones consentidas

Los forenses encontraron semen en la ropa interior de la joven pero no signos de forcejeo en su cuerpo

21.10.2015 | 13:14
Entrada principal del Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife.

J. M. P. F., de 42 años, afronta una condena de 14 años de prisión más otros diez de libertad vigilada, según solicita la fiscal y la acusación particular, al considerarle autor de un delito de agresión sexual sobre una menor de 16 años, hechos que ocurrieron el 16 de noviembre del pasado año en una casa, propiedad del acusado, en el municipio de La Orotava. La letrada de la defensa pide la libre absolución de su patrocinado, ya que su cliente admite que mantuvo relaciones sexuales con la joven, aunque éstas fueron consentidas por su parte y que entre ambos solo mantuvieron sexo oral, sin penetración vaginal.

En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, el imputado reconoció ayer ante los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife que "conocía de vista" a la menor y que había sido ella quien en diversas ocasiones pasaba por una sala de juegos que él frecuentaba y que se le quedaba mirando. Señaló que en una ocasión se acercó a ella para preguntarle si lo conocía de algo, ya que le parecía "extraño", dijo, "que pasara tan frecuentemente por aquella sala mirándole". Según su declaración, la menor le refirió que sí lo conocía, "del colegio al que ella llevaba a sus hermanos", que no era otro sino el mismo centro educativo al que el imputado llevaba a su hija de 12 años.

El reo, que se encuentra en prisión desde el 19 de noviembre pasado, afirmó en la sala que "no sabía que era menor de edad", y en todo caso, según su parecer "no debía tener menos de 17 años".

Según declaró, aquella noche del 16 de noviembre de 2014, la menor acudió a las inmediaciones de la sala de juegos acompañada de su hermana, cuatro menor que ella. Afirmó que había estado aquel día recogiendo castañas y fue hacia su casa para dejar las que le habían quedado en una bolsa, tras repartir algunas entre varios conocidos. Según su versión, cuando se disponía a abrir la puerta de su casa, la joven se le acercó diciéndole que quería hablar con él de un asunto e insistió en que le dejara pasar, quedándose la hermana de ella por fuera de la vivienda.

Admitió que se dirigieron al dormitorio y que ella se sentó en la cama mientras le decía que se sentara a su lado. Durante la sesión de la vista oral admitió que ambos se besaron y que "pudo más" su apetencia sexual que el "razonamiento como hombre". Prosiguió contando al tribunal cómo se desarrollaron los hechos y aunque admitió que se bajaron la ropa, dijo que no se desprendieron de ella y que solo practicaron sexo oral. Afirmó que las relaciones fueron consentidas, pero que interrumpió lo que hacían porque no le "cuadró" una frase que ella le habría dicho: "Eres un profesional, y no veo planetas, sino Andrómeda". Ante esta frase, insistió el acusado, le dijo a la menor que "era mejor salir de la casa", y que antes de hacerlo "se arreglara el rímel". Al salir de la vivienda, ella le abrazó, un gesto que dijo fue testigo también la hermana menor de la joven.
Según la abogada de la defensa, la menor buscaba a su cliente y que incluso en el pueblo le había dicho a varias personas que le gustaba como hombre.

Al juicio acudió a declarar como testigos la madre de la menor, la joven que ahora tiene 17 años y su hermana de 13 años, además de los peritos forenses y agentes de la Guardia Civil.

La madre de la joven señaló que "tenía muy mal concepto" del acusado desde hacía mucho tiempo atrás. "Yo nunca tuve buen concepto de él, incluso me acosaba cuando estaba embarazada de la niña a la que violó", refirió.

Asimismo afirmó que "no le gustaba porque sabía que había estado involucrado en asuntos de drogas y que continuó en más de una ocasión proponiéndole tener relaciones sexuales" con ella.

La menor declaró que mantuvo relaciones sexuales, que era virgen y que no fueron consentidas. Que había sido él quien la obligó a entrar en la casa y que la llevó hasta la habitación en la que había una cama porque según le había dicho, "quería hablar". Señaló que le dijo que se sentara en la cama y que él se puso a su lado y la besó, aunque ella le dijo que no quería nada con él.

Según su versión, él le tocó el pecho, le desabrochó el pantalón y la penetró. Aseveró que le dolió y gritó una vez. Luego, él le dijo que era mejor salir de la casa porque su hermana la esperaba y admitió que lo abrazó delante de ella, ya en la calle, para "no preocuparla".

La hermana de la víctima dijo que había escuchado gritar a su hermana en dos ocasiones y que cuando salió la vio "rara" y le insistió en que le contara que qué era lo que le había pasado, pero su hermana se negaba a contarle nada hasta que llegaron a su casa y ella se duchó. Admitió que al acusado solo lo conocía porque su hija estaba en su clase en el colegio y lo había visto cuando la llevaba o la recogía tras las clases.
Al día siguiente, la joven de 16 años le contó lo sucedido a su madre y fueron a denunciar los hechos. Según un guardia civil que declaró ayer, en un momento de la instrucción del atestado, "escuchó a la más pequeña de las hermanas preguntarle a la otra qué era lo que tenía que contar", algo que según dijo le resultó extraño y por eso lo incluyó en las diligencias de investigación.

Los médicos forenses señalaron que tras explorar a la menor apreciaron la rotura del himen de la joven con una antigüedad de no más de cuatro días atrás, además de una pequeña equimosis (hematoma) en la zona cervical, que señalaron que podría ser de un "chupón", como la propia menor había declarado que le había hecho el acusado.

Sin embargo, rechazaron que la menor tuviera otra lesión compatible con una lucha para evitar la violación, como les había referido. "No tenía marcas en el brazo izquierdo ni en otra zona del cuerpo", dijeron.

Los peritos toxicólogos analizaron la ropa interior de la joven y hallaron restos biológicos del acusado (semen) en combinación con fluidos de la menor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine