Una estudio de la Universidad lagunera idea una mejora de la cirugía de cataratas

El trabajo, publicado en un prestigiosa revista internacional, apuesta por adaptar el dispositivo que se implanta en el paciente a las condiciones específicas de su ojo

20.10.2015 | 12:17
El doctorando Sergio Bonaque, responsable del estudio.

La Journal of Refractive Surgery, una de las revistas científicas de oftalmología más prestigiosas del mundo, ha publicado recientemente una investigación sobre óptica desarrollada por el Departamento de Física de la Universidad de La Laguna (ULL), en colaboración con el grupo de Ciencias de la Visión de la Universidad de Murcia, la cual va a permitir mejorar los resultados de la cirugía de cataratas.

El doctorando Sergio Bonaque, autor principal del trabajo, cree que "este trabajo va a cambiar el paradigma de la cirugía de catarata, permitiendo que se mejoren los resultados significativamente en la mayoría de los pacientes". Básicamente, analiza sobre un "ojo virtual" cómo mejora la visión al implantar de diferentes maneras una lente que sustituya la cristalino del ojo.

Las cataratas son una opacidad en el cristalino del ojo, que es una lente natural que permite enfocar a diferentes distancias. Actualmente el único tratamiento posible es quirúrgico, implantando una lente multifocal en el interior del ojo sustituyendo al cristalino dañado. Sin embargo, el objetivo terapéutico inicial, que era mejorar la visión, ya no es suficiente, puesto que muchos pacientes demandan ver perfectamente a todas las distancias.

Esto ha motivado que los diseños de lentes multifocales, es decir, las que permiten ver de lejos y de cerca, sean cada vez más complejos buscando mejores resultados. Los fabricantes de este tipo de lentes dan instrucciones muy claras de cómo tiene que realizarse la cirugía para obtener los máximos beneficios, y en el caso de las lentes que no tienen simetría de revolución instruyen que se deben implantar dentro del ojo con una orientación de 90 grados en todos los casos.

El trabajo de la ULL ha consistido en caracterizar ópticamente estas lentes intraoculares mediante un dispositivo específico, un ojo artificial construido a medida por los investigadores que permite medirlas en condiciones tal y como si estuvieran implantadas en el ojo humano. Posteriormente se ha realizado una "cirugía virtual" sobre 20 ojos reales y se han analizado los resultados simulando la visión que se obtendría si la lente se implantara en distintas orientaciones y no a 90 grados sistemáticamente.

Los responsables del trabajo señalan que los resultados han sido "sorprendentes", ya que muestran que si la cirugía se personaliza para cada paciente, se pueden obtener mejoras en la calidad visual que van desde un 20% al 121%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine