La Palma vuelve a llevarse la peor parte del temporal con 11 vuelos cancelados

Finalizac la alerta por vientos en Tenerife y La Palma continuando en prealerta en toda Canarias por vientos

17.10.2015 | 09:56
la opinión

La Palma fue la isla de la provincia occidental que se vio ayer más afectada por el primer temporal del otoño en Canarias. Un total de 11 vuelos tuvieron que ser cancelados debido a la incidencia del viento y el mal tiempo que se registró en esa zona de la Isla. La lluvia también se dejó sentir en la Isla Bonita donde se recogieron 49,8 litros por metro cuadrado en el municipio de El Paso y 34,4 litros por metro cuadrado en Puntagorda.

El viento que sopló con fuerza ayer en el Archipiélago superó los 100 kilómetros por hora en varios puntos. En el municipio de Frontera en El Hierro alcanzó los 114 kilómetros por hora y los 110 en Izaña. Sin embargo, a excepción del aeropuerto palmero el resto de los aeródromos canarios no registraron ninguna cancelación durante el día de ayer, aunque sí se produjeron retrasos.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) también había decretado el aviso amarillo por el mal estado del mar en las costas de Tenerife y Gran Canaria. Sin embargo, el transporte marítimo entre islas funcionó con normalidad, aunque las olas sí obligaron a cerrar accesos a las zonas de baño, como las del municipio de San Cristóbal de La Laguna.

Según informó ayer el Centro Coordinador de Seguridad y Emergencias (Cecoes) el frente no ocasionó incidencias importantes en el Archipiélago. Hay que resaltar el cierre que sufrió la vía que conecta Santa Cruz de Tenerife con San Andrés, debido a una caída de cascotes a la altura del antiguo valneario y que obligó a desviar el tráfico por la vía portuaria. El resto de las incidencias atendidas fueron como consecuencia de la caída de arboles, ramas y por pequeñas inundaciones, en diferentes puntos de las Islas.

La primera borrasca del otoño estaba compuesto por tres bandas nubosas, siendo la primera la que afectó a La Palma. La segunda llegó hacia el mediodía a Gran Canaria, donde afectó sobre todo al suroeste de la Isla. Entre las incidencias se encuentra el cierre durante la tarde de ayer de la GC-200, la carretera que une La Aldea con Agaete, por los desprendimientos producidos por las lluvias.

Gran Canaria registró ayer los mayores valores de precipitaciones del Archipiélago. En concreto en San Bartolomé de Tirajana, donde se recogieron 53 litros por metro cuadrado en la zona de Las Tirajanas.

A pesar de que el Gobierno de Canarias había decretado el estado de alerta y se esperaba que la incidencia de la borrasca fuera mayor en todo el Archipiélago, en varios puntos de Canarias el sol lució ayer durante la mayor parte del día. Tanto Santa Cruz de Tenerife como Las Palmas de Gran Canaria se libraron de la peor parte del temporal y sus residentes miraban al cielo en busca de la lluvia prometida.

Las temperaturas fueron altas en las Islas, incluso en aquellas zonas más afectadas por el frente. Según el jefe de Predicción de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, la razón de que los termómetros alcanzaran ayer hasta los 30 grados en ciertas partes del Archipiélago es que el temporal vino acompañado de viento de componente sur, un aire cálido que ha incidido en el que los termómetros registraran altos valores.

La Aemet mantiene hoy en el aviso amarillo por lluvias en Tenerife y las islas de la provincia oriental. Agüera expuso que para hoy se esperan chubascos débiles sobre todo en las islas occidentales, pero de forma dispersa. Además, está previsto que el viento remita a partir del mediodía. "Lo peor de este primer temporal del otoño ya ha pasado", aseguró el meteorólogo.

A pesar de la lluvia que cayó ayer en las Islas, la Agencia Estatal de Meteorología informó que las precipitaciones acumuladas en las dos primeras semanas del año hidrológico, que se inició el 1 de octubre, están por debajo de los valores normales en la mayor parte de Canarias. ?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine