Canarias recibe la primera borrasca del otoño con fuerte viento y lluvias intensas

Meteorología fija el aviso amarillo por la llegada del mal tiempo y lo eleva a naranja para La Palma y el norte de Tenerife por rachas de viento de 90 kilómetros por hora

15.10.2015 | 15:18
Nubes en el cielo de Santa Cruz de Tenerife

Casi un mes después de que se estrenara el otoño astronómico, el clima también ha cambiado de estación en Canarias. A partir de esta tarde una borrasca alcanza las Islas para dejar hasta el próximo sábado lluvias intensas y sobre todo mucho viento. Esta situación ha provocado que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) declarase desde hoy el aviso amarillo en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y en Gran Canaria.

El jefe de Predicción de la Aemet en Canarias, Jesús Agüera, explicó que en este caso el fenómeno que más preocupa es el viento, "ya que podría alcanzar una velocidad de 70 kilómetros por hora e incluso de 80 en las zonas de medianías de las islas de más relieve". "Aún así, las lluvias serán intensas, especialmente en las zonas de montaña", puntualiza el responsable de la Agencia Estatal de Meteorología.
El fenómeno meteorológico, además, lleva aparejada la declaración de prealerta por parte del Gobierno de Canarias, cuya Dirección General de Seguridad y Emergencias ha establecido la situación a partir de las 12:00 horas de hoy en las islas de La Palma, El Hierro, La Gomera, Tenerife y Gran Canaria y en alusión precisamente a los vientos que se prevén en la Comunidad Autónoma.

Agüera explicó que "se trata de la típica y habitual borrasca que se genera en el Atlántico Norte", pero puntualizó que en esta ocasión "de momento, no se prevén los problemas en el mar que suelen provocar". Además, el jefe de Predicción de Meteorología en el Archipiélago informó de que a diferencia de otros episodios similares, "la borrasca afectará en menor medida puesto que no llega a colocarse sobre las Islas y se irá rápidamente".

De hecho, auguró que a partir del próximo sábado solo se registren chubascos fuertes en zonas localizadas "mientras que el viento permanecerá hasta el domingo, aunque con menor intensidad", puesto que la borrasca sigue su camino hacia la Península Ibérica. Su entrada a Canarias se producirá a partir de esta tarde en La Palma, donde se prevé recoger en torno a 60 litros en el día y se trasladará a lo largo de mañana al resto de islas de la provincia occidental y Gran Canaria. Lanzarote y Fuerteventura se mantienen al margen de este fenómeno meteorológico.

Además, según la predicción del responsable de la Aemet en Canarias "de momento es aviso amarillo por precaución" y añadió que "se ha fijado el aviso naranja concretamente para el centro de La Palma y el Noroeste de Tenerife", coincidiendo precisamente las zonas de mayor relieve del Archipiélago. En ese sentido, la previsión de la Agencia es que el viento pueda llegar a 90 kilómetros por hora.

Si se sigue con la tónica habitual en estos casos, ante el aumento del color en la categoría de aviso meteorológico, es previsible que el Ejecutivo canario amplíe la declaración a alerta. Aún así, ambas cosas se desvelarán a partir de hoy en función de la evolución de la borrasca.

En cuanto a las temperaturas, tras el calor poco habitual para esta época del año registrado en el Archipiélago durante la semana pasa, la Agencia prevé un descenso generalizado, sin llegar a ser extremo. De esta manera, para hoy se esperan máximas de entre 27 y 28 grados en todas las Islas, salvo en El Hierro donde el mercurio apenas llegará a los 20. En cuanto a las mínimas, oscilarán entre los 15 de la Valverde y los 21 de capitales como Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, La Gomera y La Palma.

Para mañana la previsión es que, a pesar de la borrasca, las temperaturas se mantengan en general sin cambios o incluso en ligero ascenso en algunas zonas y especialmente las mínimas.

Se da la circunstancia de que hace prácticamente un año de que una situación meteorológica similar anegase parte de Tenerife, especialmente su capital. El 19 de octubre de 2014 una borrasca de este tipo, de mayor intensidad y agravado con dos tormentas con aparato eléctrico sobre la capital, provocó una intensa lluvia en Santa Cruz de Tenerife durante la mañana que levantó los peores presagios.

Aunque las precipitaciones se repitieron en práctica totalidad de la Isla y se llegaron a recoger 140 litros por metro cuadrado, fue su capital la que sufrió las peores consecuencias y de hecho una mujer, de 56 años, perdió la vida en la Avenida Venezuela tras ser arrastrada por la corriente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine