Tenerife inicia nueva campaña de recogida de pardelas tras rescatar 1.305 ejemplares

El 35 por ciento de los ejemplares rescatados procedían del municipio de Arona

28.10.2015 | 10:11
Imagen de archivo de la liberación de un ejemplar de pardela cenicienta en Tenerife

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medioambiente, ha puesto en marcha una nueva campaña de recogida de juveniles de pardela cenicienta tras rescatar en 2014 1.305 ejemplares, de las que el 35 por ciento procedían del municipio de Arona.

Esta campaña, que comenzará el 26 de octubre y se desarrollará hasta mediados de noviembre, es coordinada por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo y consiste en el rescate de juveniles de pardelas accidentadas que caen desorientadas en su primer vuelo nocturno por los destellos de las luces,

El 96 por ciento de las pardelas accidentadas recogidas en la campaña de 2014 fueron devueltas al mar, según informa el Cabildo.

La campaña ha sido presentada hoy por el vicepresidente y consejero de Medioambiente, José Antonio Valbuena; el responsable del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla, Santiago Mayans, y la responsable de la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales, Candelaria Martín.

Valbuena, según señala una nota del Cabildo, ha explicado que Tenerife es pionera en este tipo de campañas, que tienen un alto grado de éxito, debido a que se trata de un trabajo metódico y estructurado, con un voluntariado formado que sabe el procedimiento de actuación para recoger los ejemplares juveniles que se accidentan.

Santiago Mayans ha señalado que la pardela cenicienta es una especie vulnerable y por ello se debe seguir concienciando a la ciudadanía sobre la importancia de conservar esta especie y su hábitat.

Ha apuntado que campaña dura un mes y cada año se recoge en torno a los 1.500 o 2.000 ejemplares, aunque el número depende de la luminosidad de la luna y de las horas de luz, entre otros aspectos.

Candelaria Martín ha explicado que se puede colaborar o bien prestando ayuda en las instalaciones del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla o realizando un trabajo de campo de recogida de ejemplares, para lo que es necesario una formación mínima que será impartida en la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales el próximo 20 de octubre.

El Cabildo señala que debido a la gran contaminación lumínica de las costas, un alto número de pardelas, sobre todo las noches de luna nueva, pierden el rumbo hacia el mar y caen a tierra siendo incapaces de remontar el vuelo por sí solas.

Las pardelas cenicienta aunque no se considera en peligro de extinción, sí presenta graves problemas de conservación a causa de la fragilidad del hábitat en donde crían y la pérdida de ejemplares de juveniles cuando salen de sus nidos de noche en sus primeros vuelos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine