Winberg: "La mayoría de los delitos graves los cometen personas que simplemente son malas"

Maxime Winberg, psicólogo forense, ha dado en la capital tinerfeña un curso sobre evaluación del testimonio de las víctimas y pseudovíctimas

06.10.2015 | 12:00

Maxime Winberg, psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal de Toledo, ha dicho en una entrevista que, si bien algunos enfermos mentales cometen delitos, la mayoría de los graves los cometen personas que, simplemente, son malas.

Así, añadió, la mayoría de los pedófilos no tienen trastornos graves y suelen ser personas adaptadas socialmente, y quienes cometen homicidios como los de violencia machista no han planificado sus acciones y en muchas ocasiones no hay antecedentes de malos tratos, y ni son perturbados ni sufren de psicosis.

Maxime Winberg, que ha dado en la capital tinerfeña un curso sobre evaluación del testimonio de las víctimas y pseudovíctimas, comentó que hay personas que sufren trastornos después de cometer el delito, una vez han comprendido lo que ha ocurrido pero no tenían un trastorno previo.

Los informes que realiza Maxime Winberg son periciales o psicológicos en el ámbito penal y a petición ya sea del fiscal o del juez y tanto para una persona imputada como para una víctima o pseudovíctima, cuando las pruebas no son concluyentes.

El curso en que participa Maxime Winberg está organizado por el Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife con la finalidad de facilitar técnicas científicas fiables con las que los psicólogos puedan establecer si el testimonio se corresponde con una víctima o no de un delito.

Winberg explicó que el psicólogo forense no ve todas las denuncias que llegan a los juzgados sino aquellas en las que es relevante el componente psicológico, y en cuanto a su trabajo señaló que sólo trata delitos graves y en el ámbito penal.

En cuanto a la fiabilidad del testimonio, reconoció que es relativa y en muchas casos depende de la experiencia del psicólogo para detectar la mentira, que si bien forma parte de la comunicación social, en el ámbito penal es muy peculiar.

La mentira en el ámbito penal tiene peculiaridades, y así no miente de igual forma una persona que trata de colarse en un aeropuerto para entrar en un país que quien lo hace para cometer un atentado.

Maxime Winberg señaló que las mentiras comunes son muy difíciles de detectar, y las que se producen en el ámbito penal provocan en quienes las dicen muchas tensión emocional, muchas carga cognitiva, y para proferirlas es preciso pensar y corregir deslices, por lo que un psicólogo forense experto las detecta, aunque no de forma sencilla.

Los psicólogos forenses realizan test y entrevistas para llevar a cabo su tarea, y además estudian tanto el lenguaje verbal de las personas afectadas como el contexto, además de revisar las actuaciones "una y otra vez", manifestó Maxime Winberg, quien cada año ve a unas 250 personas en casos reales.

Reconoció que es un problema el hecho de que en la actualidad se tramiten "todas" las denuncias, algo que, en su opinión, se debe al temor que hay a que se escape alguna verdadera, por lo que se sigue a rajatabla el procedimiento para trasladar la toma de decisiones a expertos.

También se refirió Maxime Wenberg al engaño de las personas que estudian los psicólogos forenses y señaló que no hay un indicador universal, de forma que la tardanza en denunciar puede tener una explicación o función psicológica diferente según las circunstancias de cada caso.

Así, comentó, en ocasiones la tardanza en presentar una denuncia por abusos sexuales se debe a que se está elaborando una construcción artificiosa, pero a veces el motivo es otro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine