Educación niega un profesor auxiliar a dos menores con autismo de Adeje

Las madres rechazan que sean trasladados a una clase para niños con necesidades especiales

02.10.2015 | 13:26
Salima El Hourhouei (i) y su hijo, Anás, junto a Eva María Bos, que sostiene a su hijo, David Noda.

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ha rechazado dotar con un profesor auxiliar las aulas donde estudian dos menores con Trastorno del Espectro Autista (TEA) matriculados en el colegio de Infantil y Primaria de Adeje. Sus madres llevan tiempo reclamando un profesor de apoyo para sus hijos, David Noda y Anás Bachaou, de cinco años, para que les preste una atención más personalizada, que les permita seguir el ritmo de sus compañeros.

Eva María Bos, madre de David y Salima El Houthouei, madre de Anás, se reunieron esta semana con varios representantes de la Consejería de Educación para analizar las necesidades educativas de los pequeños.

Durante el encuentro mantenido, los representantes de Educación explicaron a las madres las diferencias que existen entre la figura del auxiliar de aula y los profesores de Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE), ya que los primeros no trabajan a nivel pedagógico con los menores. Sin embargo, Educación tampoco va a reforzar la plantilla de profesores de NEAE, porque el colegio ya se encuentra dotado con los medios que le corresponden por ratio.

La dirección del colegio y la Inspección Educativa mantienen que la mejor opción para los pequeños es que acudan a un aula EnClave, una modalidad de escolarización en la que se integran alumnos con necesidades educativas especiales. Sin embargo, las madres no se muestran de acuerdo con esta opción, ya que consideran que no se adaptan a lo que necesitan sus hijos.

La Inspección Educativa ofreció a las madres visitar el aula EnClave del colegio Armeñime, para que pudieran ver como era su funcionamiento. "Pudimos comprobar el nivel de estas aulas; los niños aprenden cosas útiles para su día a día, que nuestros hijos ya tienen conseguidas, pero no se les estimula académicamente", opina Bos.

Además, estas madres argumentan que el aula no cuenta con los recursos necesarios para tratar a menores autistas. "Hasta la profesora del aula EnClave reconoció que no tiene los medios suficientes para estos niños", mantiene Salima El Houthouei. Ella considera que si son trasladados a este tipo de aulas "no van a aprender a leer ni a realizar las operaciones básicas".

Por ahora, los menores seguirán integrados en una aula normalizada hasta que, después de actualizar sus informes pedagógicos, se determine qué nuevas medida educativas se deberían tomar. En el caso de Anás, se reconoce la posibilidad de solicitar un auxiliar educativo, solo si el menor experimentara momentos agresivos recurrentes. Mientras que Eva Bos manifestó que dejará pasar este curso académico para comprobar cuál es el desarrollo de David dentro del aula. Sin embargo, ambas mantienen que no se darán por vencidas y que volverán a reclamar los recursos a los que tienen derecho sus hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine