Astor tilda de "calamitosa" la situación de los juzgados de Santa Cruz de Tenerife

El presidente de la Audiencia Provincial muestra su preocupación por la "falta de interés" en la Justicia de los políticos canarios y opina que es o por "desconocimiento o por el error de creer que opera bien"

29.09.2015 | 02:00
El magistrado presidente, Joaquín Astor Landete (de pie), junto al presidente del TSJC, Antonio Doreste.

Joaquín Astor Landete, presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, calificó ayer de "calamitosa" la situación de los juzgados de la capital tinerfeña, aunque reconoció también el esfuerzo económico que se ha hecho por parte del Gobierno de Canarias para dotar de nuevas sedes al partido judicial de La Laguna o de Las Palmas de Gran Canaria. Sin embargo, expuso las carencias que sufren otros juzgados como los de Arona o los de la capital tinerfeña donde además de estar dispersos muchos de ellos hay "déficit" de salas para celebrar juicios así como faltan juzgados de lo Penal, Social y Mercantil de ámbito provincial.

El magistrado presidente hizo estas declaraciones ayer en el acto institucional de Apertura del Año Judicial en la provincia de Santa Cruz de Tenerife que se celebró en el Salón de Plenos de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

En su discurso, Astor Landete también mostró su preocupación por la "falta de interés" en la Justicia por parte de los políticos canarios. Así, dijo que durante los debates parlamentarios constituyentes del nuevo Gobierno autonómico "la Justicia en las Islas estuvo ausente" de los mismos, señaló Astor Landete quien consideró que "parecería que nuestros políticos autonómicos no sintieran preocupación alguna por el estado de la Justicia en Canarias". Continuó afirmando que "tal vez sea por desconocimiento o por la creencia errónea de que la Justicia opera adecuadamente respondiendo a las necesidades que el poder político debe satisfacer".

Incidió en que "lo cierto es que la situación en general de los juzgados de Canarias no es así, y además de tildar de "calamitosa" la situación de los juzgados de Tenerife se refirió a las "promesas reiteradamente incumplidas de una nueva sede judicial en la capital tinerfeña" para paliar la dispersión de sus juzgados.

Pese a ello, el presidente de la Audiencia Provincial agradeció el esfuerzo de colaboración que se hizo desde la Consejería de Justicia en la anterior legislatura, lo que, permitió "parchear" algunas de las necesidades básicas que se padecen, como el "déficit estructural". Sobre ello, Astor Landete hizo suyo el informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que calcula que la provincia de Santa Cruz de Tenerife precisa de tres nuevos juzgados de lo Penal, tres de Social y uno de Mercantil.

No solo lo dice el CGPJ, señaló Astor Landete, sino que también se refleja en las estadísticas de asuntos entrantes y salientes así como lo demandan profesionales y ciudadanos, "cuando los jueces superan el 100% de los módulos orientativos de la carrera judicial". Además, recordó que la Nueva Oficina Judicial sigue "sin ver la luz y nos enfrentamos a la inmediata exigencia de telematizar las comunicaciones con todos los órganos de Justicia".

Joaquín Astor Landete se refirió a que "hoy más que nunca es necesario recuperar el debate político en torno a las necesidades de la Justicia, porque "ese debate no es el de las necesidades de los jueces" sino el debate de las "necesidades de todos los ciudadanos que habitan en Canarias o se relacionan con nosotros y todos ellos demandan justicia y seguridad jurídica, pero no les sirve cualquier justicia, sino que demandan la que la Constitución propugna, justicia rápida y garante".

"La Justicia en Canarias mueve millones", aseveró, "dinero que necesitamos para nuestro desarrollo y que está lamentablemente parado en el litigio judicial", concluyó.

Por su parte, la fiscal jefe provincial, Carmen Almendral, destacó que la institución a la que pertenece, "en su decidido compromiso de servicio a los ciudadanos, le imprime un valiente y fuerte impulso de modernización y cambio que se ha traducido en importantes avances en los últimos años, avances que deberían desembocar en el establecimiento en nuestro ordenamiento jurídico del sistema acusatorio puro, abandonando de manera definitiva y más allá de las tímidas reformas que se producen, el modelo procesal actual basado en investigaciones policiales más o menos dirigidas por el juez instructor, con intervenciones puntuales de la Fiscalía, modelo que ya ha sido abandonado de forma definitiva en América y Europa y que se revela inoperante también en nuestro país".

Destacó la "labor y esfuerzo" que realizan los 55 fiscales de la provincia y los funcionarios adscritos, aunque se quejó de que la plantilla es "a todas luces" insuficiente, como ocurre en el resto del país. Así, dijo que mientras el promedio en Europa es de 11,8 fiscales por cada 100.000 habitantes, en España es de 4,8.

En este sentido, la fiscal jefe de la Audiencia Provincial demandó de los responsables políticos el "esfuerzo que sea preciso para paliar las carencias tanto de medios materiales personales como materiales".

Asimismo insistió en que "el fiscal está obligado a perseguir e investigar todos los delitos, los cometa quien los cometa y, por supuesto, sin tener en cuenta la identidad, posición, afinidad o militancia política de los investigados ni los cargos que ocupen, y creo que los integrantes del Ministerio Fiscal de esta provincia hemos dado buena prueba de ello", apostilló.

Antes de comenzar el acto, la juez Cristina López Montero juró su cargo de magistrada, siendo apadrinada por el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro Miranda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine