Canarias mantiene una tasa de cesáreas por encima de lo que recomienda la OMS

Los médicos del Archipiélago la realizan en uno de cada cinco partos

28.09.2015 | 02:00

El número de cesáreas que se practican en los hospitales públicos del Archipiélago no ha parado de crecer durante los últimos años. Según los datos difundidos por un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública un 21,5% de los bebés que han nacido en Canarias durante este año lo han hecho a través de esta intervención.

Se trata de un porcentaje que está seis puntos por encima de la que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que establece que una tasa por encima del 15% no está justificada. Canarias contaba hace 15 años con una tasa unas décimas superior a la aconsejada por la OMS. En 2001 solo en 15,5% de los nacimientos se llevaban a cabo utilizando esta técnica médica, según un informe del Ministerio de Sanidad publicado en el año 2011. Pero desde esa fecha, esta cifra no ha dejado de aumentar hasta alcanzar a uno de cada cinco nacimientos.

El ginecólogo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitaria Nuestra Señora de La Candelaria (Hunsc), Iván Bernaldo de Quirós, afirma que aunque el porcentaje que aporta la OMS es "razonable", hay que tener en cuenta que esta organización hace medicina pública para muchos países, pero sin embargo la tasa de cesáreas no puede ser igual en todos los países.

Bernaldo de Quirós afirma que existen muchos factores que influyen para que se practiquen más cesáreas de las que recomienda esta organización. Este ginecólogo reconoce que sobre todo en las cesáreas selectivas, –aquellas que se programan con antelación y que no se realizan por complicaciones en el parto– son en las que se pueden colar ciertas intervenciones de indicación dudosa.

Sin embargo, hay expertos que alertan de que una técnica que debería utilizarse solo cuando existan factores médicos que la justifiquen se está popularizando cada vez más y que incluso llega a ser demandada por las futuras mamás El miedo al dolor o a que haya complicaciones en el parto son alguna de las razones que esgrimen las embarazadas para intentar decantarse por esta técnica que no está exenta de riesgos.

"Una cesárea es mucho peor para la paciente que un parto vaginal además de que se trata de una intervención más costosa", explica el ginecólogo. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad en 2011, un parto por cesárea cuesta casi el doble que uno natural, alrededor de 2.700 euros en el primer caso y unos 1.400 en el segundo, si no hay ninguna complicación.

Sin embargo, Bernaldo de Quirós también reconoce que, sobre todo en los centros sanitarios privados, el porcentaje de estas intervenciones es mayor, ya que se trata de una técnica más sencilla. "En 45 minutos se ha terminado, mientras que de la otra forma hay que aguantar el proceso de un parto", aclara. Por eso, en clínicas con poco personal en el que no hay un sistema de turnos se opta más por este tipo de intervenciones.

Bernaldo de Quirós también apunta que los protocolos del centro sanitario donde trabaje el médico también influyen a la hora de realizar más o menos cesáreas. Uno de los casos en los que se recomienda practicar cesáreas es cuando el bebé viene de nalgas. Un estudio científico elaborado hace unos 15 años determinó que era mejor practicarlas en esas situaciones y "la mayor parte de los hospitales sigue todavía esta recomendación, pero en otros se permite el parto vaginal, por lo que su tasa de cesáreas es más baja", explica.

Sin embargo, las sociedades científicas han determinado ahora que realizar un parto normal cuando el bebé está de nalgas es posible. "Pero llevamos 15 años sin formar médicos para este tipo de situaciones y es muy difícil cambiar el protocolo", argumenta este ginecólogo.

Bernaldo de Quirós asegura que la obstetricia es como el fútbol, "todo el mundo sabe de las dos cosas". Este facultativo mantiene que las futuras madres siempre comparan experiencias y que los consejos de familiares y amigos sobre el momento del parto están a la orden del día. "Las cesáreas tienen buena prensa, pasas de la habitación a tener al niño en brazos, sin experimentar el parto", apunta.

Sin embargo, el experto advierte que aunque el parto natural sea más incómodo, la recuperación es mucho más sencilla para la madre y también tiene beneficios para el bebé. "Está comprobado que en general los niños que nacen por parto vaginal tienen una menor tasa de complicaciones respiratorias", explica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine