De las Islas a la tempestad europea

Un fotógrafo lanzaroteño interrumpió sus vacaciones en Grecia para retratar el éxodo en el paso de Gevgelija (Macedonia)

20.09.2015 | 02:20
El flash (cuando ha hecho falta) de Gersón Díaz ha iluminado esta gran noche que vive el continente europeo.

Los ojos de Canarias se han asomado a la gran tormenta europea de la mano de un joven fotógrafo independiente lanzaroteño. Gersón Díaz había ido de vacaciones a Grecia, donde viven unos amigos. Pero durante cuatro jornadas permaneció día y noche junto a los refugiados en el paso improvisado en las proximidades de la ciudad de Gevgelija, en Macedonia. Tierra de todos y de nadie y un puro río revuelto. Su afán ha sido ayudar a difundir este drama clic a clic, flash tras flash, exposición tras exposición. Detrás de la cámara ha quedado grabada una fotografía de solidaridad, indignación, rabia y pena.

El éxodo deja un rastro de huellas y papeles. Mientras sigue los pasos de los migrantes en las proximidades de la ciudad de Gevgelija (Macedonia), en la frontera con Grecia, el fotógrafo lanzaroteño Gersón Díaz encuentra en el suelo los restos de un documento de identificación. La fotografía de tamaño carné muestra a un hombre de rostro afilado, tez aceitunada, cejas pobladas y mirada profunda. El retrato queda atrás, semienterrado en la gravilla del camino y pisado por las ruedas de los vehículos. El hombre de carne y hueso estaría en ese preciso momento intentando alcanzar el paso fronterizo húngaro de Szeged, una de las supuestas puertas hacia un sueño europeo que durante la travesía es una pesadilla de barro y pesar. Su futuro también se escribe con renglones torcidos y difíciles de descifrar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine