Canarias, de las comunidades que menos cumple la Ley antitabaco

Sólo un 4% de los canarios reconoce haber dejado de fumar desde su aprobación

20.09.2015 | 02:20

Canarias es una de las comunidades en las que menos se cumple la Ley antitabaco, que prohíbe fumar en bares y restaurantes. O al menos esta es la percepción de los isleños, que según el último Barómetro Sanitario realizado por el Ministerio de Sanidad consideran que no se está cumpliendo a rajatabla con esta normativa, que está en vigor desde el año 2011.

Un 74% de los canarios encuestados opinaron que la ley no se está cumpliendo completamente en el Archipiélago y solo tres de cada diez consideraron que la norma se está ejecutando correctamente en toda la región.

La normativa, que entró en vigor hace algo más de cuatro años, modificaba una ley anterior y ponía más restricciones a los lugares donde se podía consumir este tipo de producto, ya que extendió la prohibición de fumar en cualquier espacio público de uso colectivo, como bares y restaurantes.

Canarias se posiciona como la segunda comunidad, solo por detrás de Castilla La Macha, en la que más ciudadanos opinan que no se está cumpliendo a rajatabla esta ley. Mientras que las regiones con un mayor grado de cumplimiento de esta norma son Asturias, Baleares y Cataluña.

En el conjunto del Estado, la mayoría de los ciudadanos considera que se está acatando a pies juntillas la prohibición. En el baremo, –que ofrecía puntuar con un 10 si se creía que se incumple la norma y con un 1 si se considera que se respeta sin salvedades–, son mayoría los que otorgan una puntuación por encima del ocho.

A tenor de los resultados obtenidos por este informe, elaborado con la colaboración del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), parece que los ciudadanos no están cumpliendo con la prohibición de fumar en las inmediaciones de las escuelas y hospitales. Solo un 11% de los isleños encuestados considera que este punto se cumple sin salvedades en el Archipiélago. Aunque se trata de un porcentaje bastante bajo, está por encima de la media del país, que se sitúa solo en el 9,5% de los ciudadanos.

Sin embargo, el endurecimiento de la ley antitabaco no parece haber tenido mucho efecto para que los fumadores se decidan a dejar este hábito. Solo un 4% de los encuestados reconoce haber dejado de fumar debido a la aplicación de esta nueva normativa. Este porcentaje no es mucho mejor a nivel nacional, donde el 4,7% dice haber renunciado a los cigarrillos por esta razón. El 31,6% de los canarios afirma que la entrada en vigor de esta norma no ha influido en su adicción al tabaco y solo el 7,7% de quienes han participado en esta encuesta en las Islas confirma que fuma menos ahora que en 2011.

Al ser preguntados sobre si están de acuerdo con las medidas antitabaco establecidas por el Gobierno estatal en 2011, solo un 4,6% de los canarios manifiesta estar totalmente en desacuerdo con esta norma. Un porcentaje que dista mucho de quienes se sitúan completamente a favor y que alcanzan el 32,6%, un dato que está por encima de la media nacional, que llega a los 27,4%.

Cigarrillos electrónicos

El Barómetro Sanitario de 2014 también preguntó a los ciudadanos acerca de los cigarrillos electrónicos, una práctica que se ha extendido entre los fumadores canarios.

Sin embargo, la mayor parte de los encuestados en el Archipiélago (43,2%) asegura que este tipo de cigarrillos suponen también un riesgo para la salud. Una cifra que todavía se encuentra por debajo de la media nacional, ya que el 47,5% de los españoles reconoce que son peligrosos para la salud.

Sin embargo, al ser preguntados por la ayuda que pueden prestar los cigarrillos electrónicos para superar la adicción al tabaco, el 36,4% contesta que pueden ser un método válido para ayudar a dejar de fumar. Canarias es la comunidad donde un mayor número de personas opina que los cigarrillos electrónicos pueden ser una buena manera para desengancharse del tabaco, pero sin embargo, hasta la fecha, no hay una sola evidencia científica seria que avale los cigarrillos electrónicos como herramienta para abandonar el tabaco.

A pesar de esto, el Ministerio de Sanidad, dirigido por Alfonso Alonso, tiene previsto permitir la venta de cigarrillos electrónicos en farmacias y parafarmacias, según se desprende del proyecto de real decreto que se prepara para regular la fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados. Este nuevo decreto incorporará al ordenamiento jurídico español la última directiva europea del tabaco aprobada en abril del año pasado.

A pesar de que se trata de un texto provisional, esta decisión ha sorprendido a los expertos en Salud Pública, porque aunque el documento reconoce se trata de un producto tóxico permitirá que sea vendido en farmacias. Además, el borrador de la norma tampoco incluye la prohibición de utilizar cigarrillos electrónicos en bares y restaurantes.

El Ministerio de Sanidad ha pedido a varias sociedades científicas que redacten un informe con una valoración y sugerencias de cambio para esta normativa, sobre el que todavía no se ha pronunciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine