Los institutos inician un nuevo curso marcado por la segunda fase de la Lomce

La norma entra en vigor en primero y tercero de la ESO y primero de Bachillerato

15.09.2015 | 09:22
Los alumnos de primero de Bachillerato asisten a la presentación del centro.
Los institutos inician un nuevo curso marcado por la segunda fase de la Lomce

Los institutos de las Islas volvieron ayer a llenarse de estudiantes después de varios meses vacíos. Los más de 330.000 alumnos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional se colgaron ayer la mochila para empezar un nuevo curso, que estará marcado por la segunda fase de implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

En concreto, durante este curso la normativa, que también es conocida como Ley Wert, se instaura en primero y tercero de la ESO y primero de Bachillerato. Este año académico se estrena además con otra novedad, el inicio del Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento, que se desarrollará en segundo y tercero de Educación Secundaria, para mejorar la atención de los estudiantes con dificultades. Este nuevo sistema sustituye al antiguo Programa de Diversificación, que se impartía en tercero y cuarto de la ESO.

Sin embargo, como otros cambios introducidos por la nueva normativa, este no cuenta con la aprobación de toda la comunidad docente, que no creen que pueda ser beneficioso para los jóvenes que tienen problemas de aprendizaje. A diferencia de lo que ocurría con la normativa anterior, a partir de ahora cursarán cuarto de la ESO en una clase sin ningún tipo de atención especial.

La directora del instituto Alcalde Bernabé Rodríguez, María Dolores Martínez, manifestó ayer que estos alumnos "en cuarto tienen que volver al curso ordinario, para poder presentarse a la reválida que se incluye en la Lomce, pero intuimos que no va a ser muy efectivo porque estos chicos tienen muchas dificultades", argumentó Martínez.

Estas eran las principales novedades de un día, que suele ser frenético en los centros de Educación Secundaria de las Islas. El instituto Alcalde Bernabé Rodríguez de la capital no se quedó a atrás. Pero lejos de dejarse llevar por el estrés que suele caracterizar a esta jornada, la profesora del Inglés del centro, Pilar Martín, calificaba como "ilusionante" el primer día del curso. "Siempre ves caras nuevas, saludas a alumnos a los que ya has dado clase y afrontas la jornada con mucha ilusión", expresó esta docente momentos antes de empezar la presentación.

Sin embargo, para algún que otro alumnos el curso se iniciaba con cierta decepción. Este fue el caso de Joel Pérez, que al buscarse en las listas para saber cuál sería su clase se dio cuenta de que no iba a estar con el resto de sus compañeros. "Estoy en segundo B y no conozco a nadie, me quiero cambiar para estar con mis amigos", le reclamaba a un maestro momentos después de entrar al instituto.

Para algunos docentes el calor que hacía ayer en Santa Cruz de Tenerife era un factor que hacía aun más difícil la vuelta a la rutina. "Solo nos hace falta que cambie el tiempo, que haga un poquito más de fresco, porque con este calor se baja mucho el rendimiento", aseguró, Elena Pérez, profesora de Música. Por eso, reclama a la Consejería de Educación que instale aire acondicionado en las aulas, "porque los grupos son numerosos y las temperaturas en Santa Cruz, elevadas".

Serafín Hernández, maestro de Geografía e Historia, aseguró que la ratio profesor alumno es muy alto en el instituto. "Tenemos un espacio reducido y bastantes estudiantes, es un centro que tiene mucha demanda", mantuvo este docente.

Esto lo confirma la directora del instituto quien apuntó que este año estudiarán en el edificio 50 alumnos nuevos. "En total cursarán estudios en el centro alrededor de 620 jóvenes", concluyó Martínez.

Para los alumnos, el día de ayer se vive con tristeza por dejar atrás las vacaciones, pero al mismo tiempo con emoción por comenzar un nuevo año académico. Es el momento de comentar los resultado obtenidos durante el curso anterior, pero también los retos a los que tendrán que enfrentarse durante los próximos meses. Ionut Izquierdo, Javier Izquierdo y Julián Delgado, alumnos de segundo de Bachillerato del centro, discrepaban acerca del grado de dificultad al que tendrán que enfrentarse en su último año en el instituto. "El curso dicen que es un repaso de primero, lo que totalmente enfocado en el examen de la PAU", explicó Izquierdo.

La de ayer fue una jornada de adaptación, en la que los alumnos nuevos en el centro pudieron conocer las normas y la estructura del instituto y los más veteranos se hicieron a la idea de cómo se va a desarrollar este nuevo curso que comienza. Hoy, les toca volver a la rutina de las clases de 8:00 a 14:00 y empezar a contar los días que faltan para las próximas vacaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine