La ULL integrará a los universitarios y profesores sirios que se refugien en la Isla

El rector, Antonio Martinón, destaca que Canarias haya sido una de las primeras comunidades en ofrecerse para acoger a estas personas que huyen de la guerra

11.09.2015 | 23:54
El rector de la ULL, Antonio Martinón, en un momento de su discurso en el acto de apertura del curso.

"Una universidad no puede mantenerse indiferente ante el drama de los desplazadas por la guerra y las injusticias económicas". Con estas palabras, que despertaron el aplauso entre los asistentes al acto de apertura del curso de la Universidad de La Laguna (ULL), el rector, Antonio Martinón, abría las puertas de la institución a los estudiantes y profesores universitarios que se refugien en Tenerife.

Martinón apuntó durante su discurso de apertura del año académico 2015/2016 que un pueblo emigrante, como lo ha sido el canario, "tiene que posicionarse ante la situación que estamos viviendo en Europa". Por eso, ofreció al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que asistió al acto, la experiencia en voluntariado y enseñanza de la ULL, además de sus instalaciones "para todo lo que pueda necesitar".

El rector de la institución académica afirmó tener la satisfacción de que Canarias haya sido de las primeras comunidades en ofrecerse para acoger refugiados procedentes de Siria, país que en estos momentos está viviendo una grave crisis humanitaria, debido a una guerra civil. "Esto denota una sensibilidad especial ante un fenómeno que requiere la colaboración de la ciudadanía y de los gobiernos", puntualizó.

El rector puntualizó que "existe el riesgo de que esta oleada de solidaridad que vive Europa sea efímera, pero también puede haber un antes y un después en el continente tras esta crisis".

La Conferencia de Rectores de la Universidades Españolas (CRUE) aprobó recientemente una declaración oficial en la que anima a las instituciones académicas a facilitar el acceso a alumnos y profesores universitarios refugiados.

Entre las propuestas que la Conferencia ha trasladado a las diferentes universidades españolas están la de acoger refugiados en sus residencias universitarias, asesorarlos legalmente, ofrecer atención psicológica o sanitaria, promover acciones de voluntariado o poner en marcha un programa de becas, para que los estudiantes universitarios pudieran continuar sus estudios en los lugares donde se establezcan.

La Universidad de La Laguna ya ha manifestado que cooperará en lo que sea necesario para paliar la situación de esta emergencia humanitaria. Pero no ha sido la única. La Universidad de Salamanca y Zaragoza tienen previsto ofrecer camas en sus residencias para los estudiantes refugiados, mientras que la Universidad de Valencia ya ha apuntado que ofrecerá asesoramiento legal a los emigrantes.

Se trata de la primera vez que desde la CRUE hace un pronunciamiento de este tipo, que intente aunar a todas las universidades de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine